X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la empresa de vtc suspende la selección de personal y la formación

Uber aplaza su llegada a Alicante y Elche hasta que se aclare la nueva normativa autonómica

16/02/2019 - 

ALICANTE. La empresa de VTC (vehículos de turismo con conductor) Uber, que tenía previsto comenzar a prestar servicio en las ciudades de Alicante y Elche a partir de este fin de semana, ha decidido paralizar por el momento sus planes de desembarcar en la Costa Blanca. El anuncio del Consell de que la futura regulación autonómica impondrá un periodo de espera de 15 minutos a los usuarios y prohibirá utilizar la geolocalización ha llevado a la firma de origen norteamericano a echar el freno y dejar en el aire su aterrizaje.

Inicialmente, Uber tenía previsto seguir con sus planes de empezar a operar en febrero, al considerar que el futuro decreto estaba en una fase aún incipiente. El mismo día que la consellera María José Salvador anunciaba las medidas previstas en la futura regulación, la empresa de VTC llevaba a cabo entrevistas personales a los aspirantes a conductor y seguía impartiendo la formación a los ya preseleccionados, tal como pudo constatar este diario. Sin embargo, con el paso de los días la postura de la firma ha cambiado: sigue queriendo entrar en Alicante y Elche, pero está a la espera de acontecimientos.

La versión definitiva de ese decreto tendrá mucho que ver en la decisión final, como también un posible cambio de gobierno autonómico (y, por tanto, un hipotético cambio de postura de la Administración al respecto) dentro de tres meses. Como desveló Alicante Plaza, la intención de Uber era empezar a operar con una veintena de conductores este fin de semana, e ir incrementando el servicio a medida que se consolidase. La firma estaba buscando instalaciones para abrir un centro administrativo en la capital alicantina, así como espacio para estacionar los vehículos de su flota (alrededor de un centenar), pero en estos momentos todos los trámites se han paralizado.

Un conductor de Uber recoge a una pasajera, en una imagen promocional. Foto: UBER

Asimismo, desde el pasado martes no se imparte formación a los conductores preseleccionados (la firma había aprobado en torno a 50 perfiles) y han dejado de realizarse entrevistas para completar la nómina de conductores. Los directivos de la empresa que semanalmente se han estado desplazando a Alicante desde el pasado mes de enero no han vuelto desde entonces, aunque parece que las negociaciones para alquilar una sede en la capital alicantina no se han truncado del todo, sino que han quedado 'congeladas'.

Uber pretendía introducirse en la provincia este mes después de hacer lo propio en València a mediados de enero, para prestar inicialmente el servicio UberX, el más sencillo y también el más popular de la aplicación. Es decir, el servicio que compite directamente con el taxi, y que ha motivado las últimas protestas del sector hasta lograr que en Barcelona se aplicase la espera de 15 minutos que ahora quiere copiar la Generalitat. Uber, como la otra gran plataforma de VTC, Cabify, dejaron de operar en la ciudad condal tras entrar en vigor esta medida, y la patronal del sector, Unauto, amenazó con hacer lo propio en la Comunitat si el Consell aprobaba la misma normativa.

¿Uber Eats este año?

En este contexto, y con el aterrizaje en Alicante paralizado, el director general de la división especializada en comida de Uber en España, Manel Pujol, no dudó en incluir este viernes a Alicante entre las ciudades españolas donde Uber Eats pretende empezar a operar a lo largo de 2019. En declaraciones a la agencia Efe, el directivo señaló que Uber Eats apuesta por llegar a 50 ciudades españolas a final de año y agrupar la oferta de más de 8.000 restaurantes. Entre dichas ciudades figuraría Alicante junto a otras varias capitales de provincia, según la agencia. "Vimos una evolución muy positiva que nos hizo acelerar los planes" de expansión de la división, que empezó a operar en Madrid, Barcelona y València el año pasado.

Noticias relacionadas

next
x