la obras acumula desperfectos

Sale a subasta la gestión del aparcamiento del Castillo de Santa Pola por 6,2 millones de euros

19/11/2021 - 

SANTA POLA. Una de las grandes obras de los anteriores gobiernos del popular Miguel Zaragoza, la gestión del aparcamiento subterráneo del Castillo de Santa Pola, espera en el juzgado para que una empresa asuma su explotación. El juzgado número 1 de Elche ha sacado a subasta el contrato del aparcamiento por 6,2 millones de euros, después de que los problemas que arrastraba el anterior gestor, la empresa La Generala, que construyó el aparcamiento a cambio de 40 años de gestión. Sin embargo, los problemas derivados de las obras, con filtraciones de agua y desperfectos generados, han seguido durante todo este tiempo y ahora han chocado con los problemas de los impagos de la empresa al banco que le concedió el crédito para su construcción.

El aparcamiento fue inaugurado en 2007 después de no tantos problemas que ya generaron las filtraciones de agua, que alargaron la obra más de lo contemplado y obligó a cerrar algunos comercios aledaños. Cuando fue inaugurado, la Generala sacó a la venta todas las plazas de las plantas 2 y 3 al precio de 18.000 euros (más IVA). La primera planta quedó destinada a la rotación de clientes por horas.

En 2015, la empresa presentó un escrito al consistorio para solicitar la renuncia unilateral a la gestión del parking alegando desequilibrios en sus cuentas. El ayuntamiento lo desestimó, por lo el caso acabó en los juzgados: el equipo de gobierno de entonces, liderado por Yolanda Seva, no daba crédito a las cuentas de La Generala. Paralelamente, surgieron muchas deficiencias, lo que obligó a cerrar alguna de las plantas bajas del establecimiento por las filtraciones de aguas. Entonces, los técnicos del ayuntamiento de Santa Pola ya consideraron que el aparcamiento necesitaba una inversión de 800.000 euros. Pese a las quejas de la asociación usuarios, el parking ha seguido funcionado con las mismas deficiencias, con menos plazas, con un horario más reducido y sin posibilidad, por ejemplo de que pudiera pagarse con tarjeta de crédito.

Además de todos los problemas de gestión, se produjeron los contables. El impago del crédito, en favor del Banco Popular, es lo que ha llevado a la entidad bancaria a solicitar la ejecución hipotecaria. El juzgado número de 1 de Elche ha dado ya la orden de que se saque a subasta el contrato de gestión del aparcamiento por 6,2 millones de euros, que es la cantidad impagada por la Generala. La subasta será telemática una vez se haya hecho público el anuncio en el Boletín Oficial del Estado. Entre las cláusulas del procedimiento, destaca que los aspirantes puede hacerse con el trato con una oferta de un 70% del valor de la deuda si no hay nadie que rebase esta oferta. 

Noticias relacionadas

next
x