Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

un matrimonio de jubilados de villena recuperará 125.000 euros

La Audiencia de Alicante dicta dos fallos contra los 'Valores Santander' y crea jurisprudencia

5/01/2020 - 

ALICANTE. La Audiencia Provincial de Alicante ha dictado una segunda sentencia condenatoria contra Banco Santander por la comercialización de su producto 'Valores Santander' (también designado como 'Producto Amarillo' o 'Valores Convertibles'). Este fallo, además de permitir a un matrimonio de jubilados de la localidad alicantina de Villena recuperar su inversión, de 125.000 euros, define jurisprudencia sobre este producto en la Audiencia alicantina, según ha informado el despacho valenciano Jaime Navarro.

El matrimonio demandante, jubilados actualmente y sin experiencia previa en inversiones de riesgo, adquirió en 2007 en la oficina de Villena 25 títulos de este producto financiero por la cantidad de 125.000 euros. En octubre de 2012 los Valores Santander fueron canjeados por acciones de la entidad, ocasionando unas importantes pérdidas del 60% sobre la inversión inicial de 125.000 euros efectuada. La sentencia de la Audiencia de Alicante da razón al matrimonio demandante, que perdió frente al banco en Primera Instancia, y corrige el fallo a favor de los clientes.

"Se trata de la segunda sentencia condenatoria conocida de la Audiencia Provincial de Alicante que se obtiene por afectados por Valores Santander lo cual establece una jurisprudencia a favor del cliente en esta Audiencia para la reclamación de pérdidas por este tipo de producto financiero", indica el letrado de los demandantes. Como en otros casos similares, la sentencia aprecia que el banco no demostró haber evaluado el perfil inversor de los clientes ni haberles suministrado la información precisa y suficiente sobre los Valores Santander, una información necesariamente elevada en función de las características de este producto financiero, considerado como complejo y de riesgo.

Asimismo, la sentencia pone en cuestión la calidad del folleto informativo sobre el producto, particularmente al presentar escenarios de evolución de la inversión favorables. Un folleto que "presenta una complejidad nada desdeñable para un inversor minorista medio, y que aun dejando claro que se trata de valores convertibles no refleja suficientemente los riesgos inherentes a la conversión obligatoria el 19 de octubre de 2012 [...] y la conversión voluntaria el 19 de octubre de 2008". Y además, "con diferencia sustancial en el precio de referencia de la acción Santander", sin presentar "escenarios susceptibles de comparación efectiva en función de la evolución de la cotización de esta".

El primer fallo, un constructor jubilado

La Sección Cuarta de la Audiencia de Alicante anula de esta forma tanto el contrato de compra de valores como la automática conversión de los títulos en acciones de la entidad en el año 2012. Precisamente la Sección Novena de la misma Audiencia había condenado recientemente a Banco Santander por la venta de estos Valores Santander, ordenando en aquel caso la devolución de 65.000 euros un constructor ya jubilado, que había realizado en el año 2007 la compra de Valores Santander que se convirtieron en acciones del banco en 2012, con elevadas pérdidas para el cliente.

En aquel caso el cliente desconocía que se trataba de un producto financiero de alto riesgo en que podía perder el capital. Los empleados, sin embargo, le aseguraron que se trataba de una inversión sencilla, segura y garantizada por la entidad ya que era trataba de un producto diseñado por el propio banco. La sentencia consideró sin embargo, como en el caso del matrimonio de Villena, que el cliente no dispuso de la información veraz y completa sobre el producto como dispone la normativa, y que esta inversión fue dirigida en todo momento por los profesionales del Banco.

El abogado Jaime Navarro, que ha dirigido la represetación de los afectados en estos dos casos, destaca que "los inversores en Valores Santander se encuentran en plazo legal para poder recuperar su dinero y, como se aprecia en estos casos, la justicia es muy exigente con los deberes de información de los bancos y está dando la razón a los clientes afectados por la comercialización abusiva y sin verdadera información de Valores Santander".

Noticias relacionadas

next
x