Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la promotora de los alcaraz constata el interés inversor en alicante y madrid

La alicantina Alibuilding cierra la venta del 10% de su torre en Benidorm durante el confinamiento

18/04/2020 - 

ALICANTE. La promotora alicantina Alibuilding, uno de los principales referentes de la promoción residencial de gama alta en la provincia y con una cartera que la sitúa entre las 'grandes' del nuevo ciclo (abruptamente interrumpido por el coronavirus) con 600 viviendas en ejecución o en cartera para 2021, mantiene velocidad de crucero al margen de la pandemia y sus consecuencias para la economía y la actividad diaria. La firma, respaldada por el capital de los hermanos Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de Goldcar, a través de su family office Aligrupo, mantiene su actividad pese al estado de alarma, tanto en la ejecución de sus proyectos como en la comercialización de los mismos.

En este sentido, según los datos facilitados a Alicante Plaza por su director general, José Antonio Izquierdo, la demanda y el ritmo de venta se han mantenido en las últimas semanas con la única salvedad del teletrabajo. De hecho, Alibuilding ya trabajaba mucho a distancia antes del confinamiento, dado que buena parte de sus clientes son extranjeros (o madrileños en busca de vivienda en la costa), y su herramienta para permitir visitas en realidad virtual a las promociones se ha revelado clave en estas últimas semanas, cuando se ha disparado el interés por esta fórmula por razones evidentes.

Izquierdo señala que Alibuilding ha formalizado desde que se decretó el confinamiento en España la venta del 20% de las viviendas reservadas en su promoción más icónica en estos momentos, la torre Benidorm Beach, comercializada al 50% antes del estado de alarma. Esto es tanto como que, desde mediados de marzo, uno de cada cinco potenciales compradores que había reservado vivienda en la torre (un centenar) ha firmado la compraventa. En cifras, son 20 aproximadamente las viviendas cuya venta se ha formalizado en este periodo, dado que el edificio está compuesto por casi 200 apartamentos.

Esta promoción, como ha contado este periódico, comenzó sus obras el pasado mes de febrero. A cargo de la constructora alicantina Ecisa, que se ha convertido en partner de Alibuilding en sus últimos proyectos (como el residencial San Juan Beach), la torre en la zona de Poniente consta de 36 plantas y la promotora invertirá 41 millones de euros en su construcción. Entre las plantas 26 y 27, del total de 36 alturas, se construirá la piscina más alta en un residencial en España, y la parcela que incluirá las zonas comunes consta de 15.000 metros cuadrados.

José Antonio Izquierdo y Daniel Torregrosa (CEO de Aligrupo) en una imagen de archivo. Foto: RAFA MOLINA

Al margen de este proyecto, Alibuilding mantiene el ritmo de las obras y la comercialización en el resto de su cartera. Así, San Juan Beach (104 viviendas) mantiene un porcentaje alto de pedidos de personalización de las viviendas comercializadas, lo que "denota interés, capacidad de invertir y compromiso de sostenerse en el proceso de preventa", según Izquierdo. En cuanto a Denia Beach (79 viviendas), "continúa a buen ritmo de comercialización, según los planes establecidos de previsiones de las ventas a la espera de formalizar acuerdos de compraventa por esta situación de confinamiento".

Al margen de Alicante, la promotora de los fundadores de Goldcar tiene en marcha dos residenciales en Madrid. De los proyectos en la capital, la promoción Francisco de Ricci, con 21 viviendas en el barrio de Argüelles de la capital, ha logrado en las últimas semanas comercializar el 43% de la promoción, pese al confinamiento. "Entendemos que se valora el sector inmobiliario como sector refugio para inversiones, Madrid como mercado estable y Alibuilding como empresa que genera confianza", destaca su director general.

Alibuilding paró, como el resto, sus obras durante los quince días de confinamiento reforzado. El pasado martes volvió al trabajo en todas sus promociones en ejecución, como ha contado este diario, lo que significa seguir construyendo 400 viviendas. La promotora de los Alcaraz se muestra optimista respecto al impacto del coronavirus, dado que (como muchas en el sector) cuenta con un nivel de endeudamiento muy bajo y tiene a favor el escaso stock de vivienda nueva terminada, lo que hace que de nuevo esté vendiendo "sobre plano". 

Noticias relacionadas

next
x