X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociación de acuerdos de gobernabilidad 

El PP tienta a Cs con hacer pinza para ejercer de contrapeso al Botànic desde Alicante

11/06/2019 - 

ALICANTE. Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) abrieron oficialmente este lunes los contactos para explorar un posible acuerdo de gobierno que alcance al Ayuntamiento de Alicante y a la Diputación Provincial. Eso sí, el futuro político de las dos instituciones no tiene por qué formar necesariamente un lote indivisible, según admitieron los representantes de sus respectivos comités negociadores. Especialmente, los de Cs.

La cita fue, en realidad, solo una primera toma de contacto en la que ambos partidos se limitaron a presentar sus credenciales y a intercambiarse dos documentos con sus respectivas condiciones para comenzar a dialogar: dos cartas con principios éticos centrados en el objetivo "compartido" de la regeneración democrática que podrían servir como hoja de ruta básica a desarrollar a lo largo del próximo mandato desde las dos instituciones (en los siguientes enlaces, figuran las propuestas del PP para el Ayuntamiento y para la Diputación). A partir de ahí, no hubo más avances concretos. Todo quedó supeditado a un próximo encuentro que podría celebrarse entre el miércoles y el jueves.

Con todo, la reunión sí sirvió como mínimo para que se desvelase el auténtico fondo estratégico del ofrecimiento de pacto: el PP planteó a Cs la formación de un bloque sólido para ejercer de contrapeso al renovado Consell del Botànic desde Alicante. Y Cs no hizo ascos a la idea, a tenor de las críticas que su portavoz en les Corts, Toni Cantó, dedicó al acuerdo todavía en fase de negociación entre PSPV, Compromís y Podem.

Lo cierto es que el concepto contrapeso estuvo presente en las declaraciones formuladas tanto por el presidente provincial del PP, José Císcar, como en las de Cantó, al término del encuentro. Pero el más explícito, sin duda, fue el dirigente popular, quien recordó que en el mandato que ahora se extingue ha sido la Diputación Provincial la que se habría visto forzada a emprender acciones legales ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) frente a varias de las decisiones emanadas del Consell. 

"Para nosotros es muy importante que haya estabilidad y gobernabilidad, que tanto en el principal municipio como en la institución provincial se pueda hacer un contrapeso a las políticas del Consell, porque ya lo hemos visto en esta legislatura, con las políticas de educación, lo que han querido hacer con la Ley de Mancomunidades, o con las competencias de nuestras marcas turísticas, que ha tenido que ser la Diputación quien, en los tribunales, parara todos esos ataques, que en definitiva son ataques a la provincia y a los alicantinos", explicó.

En esta línea, detalló que el Ayuntamiento de Alicante y la Diputación debían servir de contrapeso a partir de un acuerdo entre PP y Cs, por el que ambos gobernasen "juntos porque coincidimos en lo esencial". "A partir de ahora vendrán nuevas reuniones para avanzar en cuestiones programáticas", incidió. 

Así, durante el encuentro (que se desarrolló durante 45 minutos), no se entró en detalles sobre proyectos ni sobre cargos concretos en ninguna de las dos administraciones, según confirmaron fuentes conocedoras del contenido de la reunión. Los interlocutores de ambos partidos se limitaron a expresar sus coincidencias en objetivos y principios básicos, como el respeto a la Constitución, la defensa del modelo territorial vigente, o la lucha contra la corrupción y contra "los chiringuitos", como destacó Cantó ante los medios.

En cualquier caso, fue el propio representante de Cs quien insistió en que la intención de su partido es sentarse a conversar también con el PSPV-PSOE para explorar posibilidades de acuerdo "tanto en Alicante como en la Diputación y en otros municipios" siempre que los socialistas "no se echen en brazos del nacionalismo de Compromís o del populismo de Podemos". Y la posible consolidación el Botànic con esos tres partidos (PSPV, Compromís y Podem) no será un obstáculo para ello. 

Eso sí, por el momento se desconocen fechas concretas para esos posibles encuentros entre Cs y PSPV, pese a que la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE sí acordó el pasado viernes abrir todos los canales de comunicación necesarios para tratar de gobernar en Alicante y en la Diputación con contactos hasta el último minuto. 

En el caso de la formación de los ayuntamientos, el plazo para alcanzar acuerdos expira el próximo sábado, cuando se celebran los plenos de constitución de las nuevas corporaciones municipales. En el caso de la Diputación Provincial, como mínimo hay un margen de un mes más, sin contar con el recurso electoral anunciado por el PSPV por los resultados de San Vicente.

Noticias relacionadas

next
x