X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la empresa propone reducir un 33% la plantilla de las fábricas

Levantina plantea una ERE con 300 afectados en el grupo para poder mantener la actividad

12/03/2019 - 

ALICANTE. Los sindicatos ya tienen sobre la mesa la propuesta de Levantina para acometer el ERE en sus plantas de producción, repartidas entre la localidad alicantina de Novelda y la gallega de Porriño. Según han explicado fuentes sindicales tras la reunión mantenida este martes en Madrid, la dirección de la empresa plantea cerrar una de sus plantas en Novelda, donde trabajan unas ochenta personas, y reducir en total la plantilla en 201 trabajadores.

Esta propuesta supone despedir a una tercera parte de la plantilla repartida entre las factorías afectadas, que según las mismas fuentes ronda las 600 personas. De esta forma, en Porriño habría 33 afectados, mientras que en Novelda se repartirían entre los 80 de la planta N1, 44 de la factoría N2, 8 personas en la N4, 32 afectados en la N7 y 4 despidos en la N13. En total, las citadas 201 personas que se suman a las 106 que saldrían de la cantera del Monte Coto, en la localidad de El Pinós.

En el caso de Levantina de Recursos Mineros, que explota la cantera, la reducción de la plantilla estaría en el orden del 50%, dado que en estos momentos trabajan 222 personas en esta explotación. En el caso de las factorías de transformación que el grupo tiene repartidas entre Novelda y Porriño, explotadas por Levantina y Asociados de Minerales, la reducción de plantilla estaría en torno al 33%, según las cifras ofrecidas por las citadas fuentes.

La empresa justificó este lunes la necesidad de acometer el doble ERE por las pérdidas acumuladas de los últimos ejercicios, que ascenderían a 194 millones de euros desde el año 2016. Una situación que, según Levantina, "requiere medidas urgentes" para "preservar la actividad, mejorar el servicio y avanzar en la eficiencia para seguir operando, ser rentables y mantener todo el empleo posible". "Levantina debe ser redimensionada para ser viable".

A partir de ahora se abre el plazo de negociación de 30 días durante los cuales los sindicatos intentarán rebajar la cifra de despidos con una contraoferta, identificar perfiles sensibles (trabajadores mayores de 55 años) y negociar las mejores condiciones de salida para los que finalmente se vean afectados, así como negociar un plan de recolocación que la empresa está dispuesta a llevar a cabo. En las próximas semanas, se mantendrán reuniones tanto en Alicante (para el ERE de la cantera) como en Madrid (para el de las plantas de producción) en busca del mejor acuerdo posible.

La firma alega causas económicas, organizativas y productivas para plantear el ERE. El grupo, tal como aseguraron desde Levantina el lunes, "ha sido muy castigado, como el resto del sector", por el "desplome" de la construcción en España y de las exportaciones, que han conllevado el cierre de numerosas empresas. En este sentido, la firma señala que está "gravemente afectada, con una situación económica muy negativa y unas pérdidas de 194 millones de euros desde 2016".

Noticias relacionadas

next
x