Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

servicio de asesoría externa por 15.000 euros

El contrato menor de Cultura que agita al bipartito de Alicante e intriga a la oposición

2/06/2020 - 

ALICANTE. Un contrato menor de prestación de servicios impulsado por el concejal de Cultura, Antonio Manresa (Cs), para intensificar la promoción de la programación cultural de la ciudad en medios y canales especializados y relanzar la comunicación del departamento a través de las redes sociales ha desencadenado suspicacias internas en seno del bipartito y en las filas de Cs. En esencia por tres motivos concretos. Primero, por el momento escogido para la contratación, en plena crisis sanitaria propiciada por la propagación del coronavirus. Segundo, por el desconocimiento previo tanto entre los concejales del PP como de Cs, al tratarse de una decisión adoptada por el propio Manresa en el ejercicio de sus competencias.

Y tercero, por las dudas éticas que se alberga entre algunos regidores sobre la conveniencia de acometer un gasto de 15.000 euros (sin IVA) en el objetivo pretendido con la contratación, cuando se considera que esas funciones podían ser desarrolladas por el personal del que ya dispone la propia concejalía, como sucede en otros departamentos.

Por partes. El contrato de servicio de asesoría externa objeto de la controversia tiene una duración de seis meses, desde el 1 de junio hasta final de año, por lo que no se trata de la contratación de un cargo de confianza para prestar labores de apoyo a los grupos políticos municipales, vinculada a la duración del mandato o una posible renuncia o cese. 

Dicha contratación objeto de controversia se concertó de acuerdo con el procedimiento previsto en la Ley de Contratación del Sector Público para los contratos menores, tras la petición de tres presupuestos distintos a empresas de comunicación y a profesionales autónomos, y se escogió directamente, de manera discrecional (sin concurso público), a un periodista especializado en información cultural, después de que se concluyese que el suyo era el perfil idóneo para el objetivo pretendido. Al menos, así lo ha explicado el propio Manresa a consulta de Alicante Plaza

La contratación de esos servicios coincidió con la baja temporal de una trabajadora interina adscrita a la Concejalía de Cultura que venía ejerciendo funciones comunicativas al menos desde la etapa en la que la exedil del PP, María Dolores Padilla, ejercía como responsable del área. La propia trabajadora comunicó su baja el pasado viernes en un grupo de distribución de correo interno del ayuntamiento, concretando que sus funciones iban a quedar cubiertas por el nuevo profesional contratado ahora.

Sin embargo, según Manresa, el servicio de asesoría externa concertado con ese profesional no guarda ninguna relación con el papel desempeñado con la trabajadora interina. "Se trata de cubrir una necesidad que habíamos advertido desde hacía tiempo en la concejalía para extender y poner en valor la programación cultural que desarrollamos en Alicante en medios y sectores especializados sobre eventos que hasta ahora no están teniendo la difusión pretendida", explica el regidor. El propio Manresa ha añadido, además, que este martes había podido corroborar en una consulta con el interventor municipal que disponía de la capacidad para tramitar esa contratación y que había actuado con el procedimiento requerido.

Sea como fuere, al ser preguntado sobre ese contrato, el alcalde, el popular Luis Barcala, no se ha pronunciado sobre la oportunidad y conveniencia de esa contratación, aunque sí ha precisado que debía estar avalada por un informe de necesidad y quedar bajo la revisión de la Oficina Presupuestaria y del interventor municipal. 

Por su parte, los portavoces de los tres grupos progresistas que ejercen funciones de oposición, PSPV-PSOE, Unides Podem y Compromís, han coincidido en solicitar explicaciones sobre la tramitación de ese contrato para evaluar si puede haberse incurrido en algún tipo de irregularidad. Es más, ya estarían sopesando la posibilidad de presentar algún tipo de iniciativa plenaria sobre la cuestión en el próximo pleno ordinario.

En primer término, el portavoz municipal socialista, Paco Sanguino, ha calificado "de escándalo que Ciudadanos, el partido que venía a regenerar la política, en una semana pacte los presupuestos con Vox y haya hecho un contrato 'a dedo' en beneficio de sus 'amigos', incrementando de facto el número de asesores. El partido naranja en el Ayuntamiento de Alicante tiene más personal de confianza que concejales".

A través de un comunicado, Sanguino ha afirmado que "el contrato menor no está a disposición del publico -todavía no está publicado- y no tenemos acceso a él, pero estamos ansiosos que el concejal responsable de Cultura, Antonio Manresa, así como el concejal del PP de Recursos Humanos, José Ramón González, den las oportunas explicaciones respecto a la contratación 'a medida' de un periodista mediante un procedimiento poco transparente".

Barcala asegura que la contratación debe estar justificada con un informe de necesidad y contar con la supervisión de la Oficina Presupuestaria y por el interventor; la oposición reclama el expediente del contrato

El comunicado incide en que "el Ayuntamiento de Alicante tiene 22 asesores -aunque el señor Barcala tiene la posibilidad de elevarlo hasta 29- y hace un año tanto PP como Ciudadanos acordaron que este personal de confianza se repartiera por el número de concejales, 9 el PP y 5 Ciudadanos. Ahora, con la artimaña empleada, Cs pasa a tener uno más -para comunicación y redes sociales, en un momento que Alicante sufre las consecuencias de la pandemia- mediante una contratación que a todas luces se ha hecho por la puerta de atrás, empleando la figura del contrato menor". El comunicado añade que "en este paquete de asesores del equipo de gobierno, no se contabilizan los destinados a Prensa y Protocolo, que también están al servicio del bipartito".

El portavoz de Unides Podem, Xavier López, también se ha referido a la contratación de la polémica para señalar que "es lamentable que los tres grandes ‘hitos’ del área de cultura desde que la dirige Antonio Manresa hayan sido una contratación presuntamente ‘a dedo’ en plena emergencia social, el desconocimiento de la diferencia entre mérito y requisito lingüístico y el lío sobre la gestión del Teatro Principal que formó el propio Manresa al proponer directamente un candidato a la dirección cuando la decisión corresponde a un concurso público".

A su juicio, "a esto se suma el despropósito de la gestión de Manresa al frente de Cultura, sin ninguna propuesta de peso para la ciudad ni un plan para el sector cultural que impulse a artistas locales y fomente la creación de empleo en este aspecto". Por ello, ha añadido que "desde Unidas Podemos hemos solicitado formalmente a través del registro toda la documentación relativa a esta contratación para esclarecer si se ha producido alguna irregularidad y, de ser así, emprender las acciones que sean necesarias".

Por último, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha apuntado que "el equipo de Gobierno no está bien; en estos momentos vemos que para que se hable bien de la concejal de Acción Social, hay que pagar esa información y dedicar la publicidad institucional a eso; y vemos de una forma extemporánea la contratación a través de un contrato menor de un asesor para redes sociales en Cultura". En esta línea, ha considerado que "así no va a levantar cabeza la Cultura de esta ciudad, su dinamización, y poner orden en el Teatro Principal que sigue sin dirección". "El señor Manresa se debería dedicar a gestionar que la ciudad tenga cultura, y que llegue a los barrios y no a cuestiones como esta que nadie entiende; que el señor Barcala ponga orden en el bipartito", ha enfatizado.

Noticias relacionadas

next
x