interesados ya han estado realizando pruebas en el inmueble, bien de relevancia local

El Ayuntamiento de Elche sondea destinar uno de sus mayores bienes, Las Clarisas, a uso hotelero

19/07/2021 - 

ELCHE. Desde la cesión al Ayuntamiento en 2007 de las monjas clarisas —ahora, en el convento de Santa Clara junto al Bimil·lenari—, el Convento de la Merced, más conocido popularmente como Las Clarisas, es uno de los mayores potenciales patrimoniales sin uso regular ni puesta en valor, tan solo con alguna parte rehabilitada. Apenas ha tenido uso, salvo algún acto o exposición esporádica y sí distintas propuestas que no han acabado de fraguar. Una de las que lleva tiempo planteándose y que ahora parece empezar a tomar forma es la de destinarlo a uso hotelero. Una conversión a hotel que no será sencilla, pero que se ha estado trabajando este año, realizando distintas pruebas.

Unas pruebas y un posible proyecto que se ha estado llevando de forma muy discreta desde el Ayuntamiento, conscientes de la importancia el edificio, Bien de Relevancia Local (BRL) y una de las joyas patrimoniales de la ciudad, así como por la complejidad de la iniciativa. De hecho, fuentes municipales rehúsan hacer declaraciones sobre el tema, aunque sí reconocen que se ha interesado la iniciativa privada y que se lleva años intentando el proyecto, porque a nivel público requiere de una inversión importante. Hace un par de años (volvió a entrar en escena en plena efervescencia electoral) se hablaba de que la rehabilitación integral supondría unos 2-3 millones de euros. De hecho, hace años, al principio de la anterior legislatura, se ofreció a Paradores del Estado, pero se declinó.

Ahora, según ha podido saber este medio, hay dos empresas interesadas en sacar adelante la iniciativa, que estaría avanzada. Una de ellas es una importante promotora de la ciudad, de las que ha resultado adjudicataria de proyectos importantes en los últimos tiempos, y que ha visitado el edificio así como realizado pruebas, junto a quien ha designado como arquitecto que se encargaría de diseñar y encajar el hotel, Antonio Macià, hermano de la actual edil de Gestión Tributaria, Patricia Macià. No obstante, desde el Consistorio no han querido explicar nada del proyecto: ni plazos, si se trata de una venta, alquiler o de una concesión privada total, ya que hace años, cuando se planteaba la posibilidad, se ponía encima de la mesa la opción de dejar alguna dependencia de los bajos del inmueble para uso cultural municipal, además, obviamente, de los Baños Árabes

Cultura no programará nada allí en 2022 y el proyecto requeriría modificar el PGOU

En cualquier caso, la Conselleria de Cultura tendrá que dar su beneplácito porque se trata de un inmueble con protección integral, la máxima, de la que el catálogo destaca todo el conjunto del convento, el claustro, el jardín, la iglesia, los baños, escaleras y demás dependencias. Este tipo de protección va encaminada a la estricta conservación del edificio y cada una de sus partes. Por otra parte, desde el equipo de gobierno se ha dado la directriz de no programar nada más desde la concejalía de Cultura en este espacio para el año 2022. Asimismo, además del encaje en un edificio protegido y el visto bueno de la Generalitat, también habría que cambiar la clasificación del suelo para poder destinarlo a uso hotelero, mediante una modificación del Plan General, pasando de Clave F, 'red de equipamientos' para dotaciones públicas, a Clave 10, 'zona de servicios'. 

El nuevo Plan del BIC del centro contempla una opción que la deja fuera del Conjunto Histórico Artístico

Relacionado con el asunto, además de la revisión del actual catálogo de protecciones, también está la del Plan de Protección del Bien de Interés Cultural (BIC) del Conjunto Histórico Artístico de la Vila Murada, ya que está desfasado al ser de 1968. Una de las cuestiones que plantea el documento es que dentro de la gran área que supone el Núcleo Histórico Tradicional, (NHT), es ampliar el Conjunto Histórico Artístico (CHA) —la zona coincidente con la Vila Murada— e igualarla con el Recinto Histórico Artístico (RHA), que abarca desde el Hort del Xocolater hasta la Corredora. Cabe resaltar que de las dos alternativas propuestas de ampliación, la 2 plantea dejar fuera de este Plan de Protección Las Clarisas

Según el documento de la arquitecta municipal, de acuerdo a aportar mayor claridad normativa y efectividad en la protección patrimonial, así como una mayor seguridad jurídica para todos los afectados, "ajusta con mayor precisión el perímetro del Conjunto Histórico Artístico al de la Vila Murada". Para ello excluye de la delimitación el Palacio Jorge Juan y el convento de Nuestra Señora de la Merced (Clarisas), ambos situados extramuros. Y apunta que para ellos, desde el nuevo catálogo de Protecciones, en trámite paralelamente, "deberá delimitarse su propio entorno de protección acorde con la naturaleza del bien protegido en cada caso". No obstante, tardará en llegar dado que el proceso para el nuevo catálogo llevará varias consultas públicas, así como las propuestas de los elementos a incluir.

Por último, sobre las actuaciones realizadas en los últimos años en el Convento de la Merced, hace años se invirtieron unos 200.000 euros para la entrada y después para impermeabilizar las terrazas por problema de humedades, para que las aguas fueran al alcantarillado y no al claustro u otras partes del edificio. También hubo actuaciones en la parte de la Iglesia de la Merced, que fue cuando se descubrió el Altar Mayor, varios arcos y bóvedas de capillas, una cripta con enterramientos de nobleza ilicitana y distinta ornamentación en la que aún quedaban restos de la policromía original. En las actuaciones que tuvieron lugar en el huerto previamente por Alebus ya se encontraron enterramientos del siglo XVIII, sin mortaja y amontonados, lo que muestra que fue una inhumación precipitada, puede que debido a una epidemia. Y estaba contemplado con los Edusi una inversión de 900.000 euros para seguir adecuando la capilla, "para su puesta en valor como recurso sociocultural y turístico". Una descripción genérica pero que encaja con el uso hotelero que ha estado en mente desde hace años y que ahora parece estar tomando forma. Desde hace varios meses, también se están realizando pruebas desde Urbanismo con la cal de morón, para estudiar herramientas que permitan solucionar el deterioro de la piedra caliza tanto en este como en la mayoría de monumentos de la ciudad.

Noticias relacionadas

next
x