X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'NERÓN' ESTE SÁBADO EN EL TEATRO PRINCIPAL

Eduardo Galán: “El humor ayuda a distanciarnos y reflexionar sobre nosotros mismos”

11/12/2018 - 

ALICANTE. Nerón, un clásico con texto moderno escrito por Eduardo Galán, se representa este sábado en el Teatro Principal de Alicante con Dani Muriel en el papel de Nerón y con Chiqui Fernández como Agripina. Los tres presentaron a los medios este lunes la obra que el propio escritor ha definido como “una reflexión sobre el poder autoritario” la cual se desarrolla en forma de drama histórico pero con algunos toques de comedia. “El humor ayuda a distanciarnos y reflexionar sobre nosotros mismos”, afirmaba Galán durante la presentación.

El objetivo de la obra es que se convierta en “una reflexión sobre Nerón para que cada uno saque su conclusión sobre él”, explicaba Galán. Por eso la conversación  giraba en un momento dado entorno a la pregunta que formulaba el propio autor: “¿Es Nerón como nos lo pintaban?”. Una cuestión cuya respuesta se dejaba abierta a la interpretación del público. Pero además Galán encontraba conexiones entre el presente y el contexto histórico que vivió el protagonista porque, según afirma, “como en el Imperio Romano, la sociedad actual también vive una crisis ideológica”. Algo que, considera, puede hacer que la función resulte muy atractiva para el público.

Un instante de la conversación con los periodistas

El montaje fue estrenado en la pasada edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida y abre ahora el Festival Internacional de Teatro Clásico el próximo sábado, 15 de diciembre, a las 20 horas. En esa primera ocasión, Raúl Árevalo e Itziar Miranda encarnaban a los protagonistas de los dos papeles principales. Pero ahora es Dani Muriel quien da vida a un Nerón cuyo reinado se asocia a la tiranía y la extravagancia. El personaje más complicado al que se haya enfrentado nunca, según aseguraba. Y es que Nerón es una reflexión sobre cómo usar el poder en la vida siendo muy curioso que el hombre más poderoso del mundo no pueda elegir su propia vida”.  Como afirma Muriel, “Nerón es un títere que primero está en manos de su madre y después en manos de los generales”.

“Los actores se ven en la obligación de defender a los personajes y entenderlos”, aseguraba Chiqui Fernández en la rueda de prensa. Y en el caso de Agripina, lo complicado ha sido “entrar en la piel de una mujer, la madre de Nerón, la cual practicaba el incesto”. Sin embargo, “como actriz y madre entiendes que el personaje tenga esa moralidad porque vivían en un tiempo en que esas conductas eran normales”, comentaba Fernández.

Nerón pasó a la historia como el emperador que provocó el incendio de Roma para llevar a cabo la reconstrucción de la ciudad, según un nuevo proyecto urbanístico moderno y artístico. Aunque los estudios históricos actuales consideran que, en realidad, Nerón no incendió Roma sino que, una vez incendiada la ciudad, sí aprovechó para reconstruirla a su gusto. “Podemos considerar a Nerón como el emperador artista, amante de la cultura y de todas las artes. Esto no significa que no fuera a la vez un tirano cruel y déspota”, asegura Galán.

La obra muestra cómo a lo largo de la historia los pueblos cometen siempre el error de permitir la tiranía de locos sanguinarios por acción u omisión de los que están cerca del tirano. Un montaje para el que completan el elenco José Manuel Seda en el papel de Marco Vinicio, Diana Palazón dando vida a Popea, Francisco Vidal encarnando a Petronio, Javier Lago en la piel de Tigelino, Daniel Migueláñez interpretando a Esporo y Carlota García como Ligia. Personajes históricos y ficticios que también recordarán al espectador la película protagonizada por Robert Taylor, Peter Ustinov y Deborah Keer.

Noticias relacionadas

next
x