Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

PROYECTO DE LA UNIÓN EUROPEA DENTRO DE hORIZONTE 2020

Aiju e Inescop trabajan en un robot para la manipulación de materiales blandos en fabricación

7/10/2020 - 

IBI. El Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio (Aiju), y el Centro Tecnológico del Calzado Inescop, junto con otros socios europeos, trabajan en un proyecto para crear un robot avanzado para la manipulación de materiales blandos en los sectores de fabricación. En concreto, buscan desarrollar un enfoque innovador y universal para el manejo de materiales deformables y flexibles para la industria. De este modo, integran tecnologías de fabricación avanzadas para la automatización de tareas y usan un sistema de percepción robótica inteligente, una plataforma de planificación y control de múltiples sensores y pinzas inteligentes.

El proyecto se llama SoftManBot y es un plan impulsado por el usuario final en la industria. El fin es lograr un sistema robótico innovador para el manejo de materiales flexibles en procesos de producción intensivos. El plan está financiado por la Comisión Europea en el marco de Horizonte 2020, el Programa Marco de Investigación e Innovación de la UE y durará en total 42 meses. La financiación total con la que cuentan es de 7,55 millones de euros. Además, cuenta en total con la participación de once empresas y organismos de investigación de cuatro países europeos. Las industrias abarcan sectores dispares desde la fabricación de neumáticos (Michelin), la industria del juguete (Juema), el sector del calzado (Plastinher) y el sector textil (Decathlon).

El sistema robótico estará compuesto por tres pilares principales que incluyen una plataforma de planificación y control multisensor, con algoritmos de control avanzados de tareas basada en inteligencia artificial y pinzas hábiles inteligentes que integrará sensores, principalmente táctiles.

La solución de automatización pretende trabajar en estrecha colaboración con operadores humanos, con el objetivo de ayudarles en la ejecución de complejas tareas basadas en contacto, de modo que la productividad y la calidad del trabajo se mejore, lo que quieren que contribuya a atraer la producción de regreso a Europa. Además, pondrán especial atención a la integración de nuevos conceptos robóticos, basados en aspectos de seguridad, ergonomía, adaptabilidad, aceptación y experiencia del usuario.

Además, entre sus objetivos están facilitar la evaluación del rendimiento, transferibilidad, escalabilidad y despliegue a gran escala de esas soluciones. Para ello crearán cuatro pilotos en sectores manufactureros clave: juguete, textil, calzado y neumáticos. El proyecto no pretende tan solo aportar mejoras cuantitativas mediante tecnologías innovadoras en un sector específico, sino utilizar la innovación tecnológica para producir un cambio de paradigma. 

Visita a fábricas en Elche y Onil

El proyecto comenzó en octubre de 2019. En noviembre de ese año, los miembros europeos del plan visitaron fábricas en Elche y Onil para comprobar el funcionamiento de líneas de producción que trabajan con el tipo de materiales blandos. Se tratan de potenciales clientes finales para este tipo de innovación. En el caso de Elche, la visita técnica pasó por la empresa Plastinher, donde vieron una demostración de todo el proceso de fabricación de suelas, con el foco en el desmoldeo de piezas. Por su parte, en Onil participaron en una visita a la firma de juguetes Juema. En este caso, los participantes pudieron ver diferentes tareas dentro de la fabricación de muñecas en tiempo real. Esta reunión contribuyó en gran medida a avanzar en la definición de arquitectura y requisitos para el proyecto a escala europea. 

Noticias relacionadas

next
x