Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista AP - directora del ies El palmeral de Orihuela

Verónica Segura: "El plurilingüismo es una oportunidad y un regalo para que aprendan tres lenguas"

23/12/2019 - 

ORIHUELA. La comunidad educativa en la Vega Baja tiene división de criterios en cuanto a la implantación del plurilingüismo en la ESO, en el bachillerato y en la FP. La vía de flexibilización abierta por la Conselleria de Educación con la aplicación del decreto de plurilingüismo en institutos de la comarca reabre el debate sobre la implantación de la Ley 4/2018 del Consell. En este caso, Verónica Segura, directora del IES El Palmeral en Orihuela, considera que será una experiencia positiva, teniendo en cuenta que debe aplicarse de forma progresiva, con diálogo y gran atención a las necesidades de profesorado y alumnado. El tiempo, el aprendizaje y el cambio de metodología de la enseñanza parecen ser las claves para que se implante con éxito según la directora. Son algunas de las cuestiones que plantea en esta entrevista de Alicante Plaza.  

El conseller Vicent Marzà acudió recientemente a la Vega Baja para escuchar a la dirección de los institutos, resolver dudas y plantear la posibilidad de suavizar la implantación del plurilingüismo. ¿Cómo ve esta acción?

Con esta acción nos han demostrado que les importamos, además de querer escuchar nuestras propuestas, nuestros miedos y nuestras necesidades. La reunión se desarrolló en castellano. En su propuesta para implantar  la Ley  destacó el cuidado a la Vega Baja. Soler explicó que los centros que lo deseáramos podíamos aferrarnos al artículo 8 dela Ley que dice que la Consellería podrá autorizar programas plurilingües experimentales innovadores. La Ley se debe implantar en CUATRO años. Nos sugirió comenzar el programa  con 1.º de la ESO, considero que es porque el alumnado de primaria que llegue a los centros ya ha recibido una educación plurilingüe. 

¿Cómo ve la próxima implantación del plurilingüismo en Secundaria? ¿La comunidad educativa en Orihuela está receptiva o temerosa?

En estos momentos, la implantación del plurilingüismo en Secundaria en la Vega Baja ha creado una división entre los que están a favor y los que rechazan la ley, por lo que la implantación va a ser complicada. La Ley se publicó en febrero de 2018. Desde el curso pasado, la asesora lingüística de la zona nos está orientando sobre cómo ir implantándola. Nosotros ya hemos actualizado nuestro Plan de Normalización Lingüística en el centro con ayuda del departamento de valenciano y de la asesora. Hace unas cuatro semanas surgió, de repente, una alarma social muy potente en la comarca en la que se expresaba el rechazo  a la implantación de la Ley, sobre todo por parte de algunas AMPAS. La comunidad educativa de Orihuela, en general está temerosa porque hay bastante profesorado que tiene la capacitación en valenciano o inglés y no le ha dado uso, otros no la tienen. Para facilitar que el profesorado vaya practicando el idioma, desde los Cefires se han ofertado Cursos de Actualización Lingüística en Valenciano (CAL). 

¿Es positivo el plurilingüismo en la Vega Baja?

Por supuesto, en la Vega Baja y en toda la comunidad. La Vega Baja pertenece a la Comunidad Valenciana, aunque seamos castellanohablantes nos tenemos que regir por las leyes de nuestra comunidad. Estamos consiguiendo, después de muchos años que prácticamente no haya exentos ni en Primaria ni en Secundaria obligatoria. En Bachillerato nos queda trabajo que hacer con el alumnado porque la exención es muy alta por miedo a la prueba de valenciano en la Selectividad. Yo soy de Bigastro, tengo 52 años, cuando estudié BUP no se daba valenciano. Estudié Educación Física en València, tuve profesores que impartían sus asignaturas en valenciano y para mí el aprender la lengua fue un reto apasionante porque comprendí que parte de nuestro vocabulario venía del valenciano. Actualmente los estudiantes tienen suerte porque se va a complementar el aprendizaje del  valenciano e inglés en otras asignaturas con el objetivo de mejorar su competencia lingüística oral. El conocimiento de lenguas, como dice la ley, genera más oportunidades, abre puertas para el futuro y mejora la empleabilidad. El alumnado de la Vega Baja debe estar al mismo nivel y tener las mismas oportunidades que el resto del alumnado de la Comunidad Valenciana,  si a nuestro alumnado no se les da esa oportunidad no los estaremos cuidando y estaremos hablando de ciudadanos de segunda. 

¿Hay algún problema con la Ley 4/2018, cómo crees que debe implantarse, de forma progresiva o de forma global?

Lo ideal es que entre progresivamente, como dijo el conseller, al año que viene en 1.º de la ESO. Para que entre de forma progresiva los centros debemos hacer los programas coherentes, siempre cuidando a nuestro claustro y a nuestro alumnado porque de esta forma tendremos una cierta autonomía en el cumplimiento de la Ley. Considero que el claustro se debe implicar para que el planteamiento sea real y efectivo.

¿Tienen algún tipo de preparación al respecto?

Nosotros, actualmente somos centro experimental plurilingüe. Tenemos un grupo de 1.º y uno de 2.º de la ESO. Es alumnado recomendado, normalmente con nivel académico medio-alto, son grupos muy demandados, en ellos se da una asignatura en inglés y otra en valenciano, el profesorado, el alumnado y los padres están contentísimos, nadie se ha quejado. ¿Por qué ahora al querer extender esta formación al resto del alumnado hay tantas reticencias? Igual, en lugar de anclarnos en la queja lo que debemos hacer es buscar soluciones mediante el trabajo en equipo y el diálogo dentro de los claustros y con la administración educativa para consensuar la implantación que más beneficie a nuestro alumnado y a nuestro profesorado. 

¿Qué pediría para llevar a cabo el plurilingüismo sin trabas?

En primer lugar que nos tranquilicemos todos. En segundo lugar que analicemos y valoremos la realidad de nuestros centros. Desde ahí empezar a construir, siempre cuidando a nuestro claustro de profesores porque ellos son los encargados de transmitir y enseñar. Respetar al que quiere impartir sus clases en castellano y desde ese cuidado buscar asignaturas y profesorado que esté dispuesto a vehicular en valenciano y en inglés. El profesorado debe dar clase convencido y tranquilo. La transición debe ser progresiva, igual que en Primaria. Comenzando con la Secundaria obligatoria y posteriormente con el bachillerato y la FP. Nuestro alumnado estoy segura que se va a adaptar al cambio sin ningún problema.

¿Falta preparación o recursos en los institutos? ¿La Conselleria lo subsanaría?

Tenemos dos meses de trabajo a fondo para presentar bien nuestro proyecto experimental, en marzo, para que el Consell lo apruebe. Con el personal del centro tengo claro que es necesario mucho diálogo y como he dicho antes trabajar en equipo y consensuar porque entre los diferentes departamentos, debemos estudiar las necesidades de cada nivel educativo y repartir las  asignaturas, pensando en primer lugar en el alumnado ya que debemos plantear una transición coherente a nuestra realidad, utilizando para ello asignaturas fáciles de entender por ellos. La Consellería la tenemos ahí para ayudarnos en lo que necesitemos, de hecho la mayoría del profesorado funcionario en prácticas tiene la capacitación en valenciano y en inglés, la mayoría de los interinos también la tienen. 

En Primaria ya se está aplicando el plurilingüismo sin problemas aparentes, ¿Se puede extrapolar la situación a Secundaria?

Sin duda alguna. En Primaria se ha aplicado sin ningún problema y tanto el profesorado como las familias están contentos con los resultados. En Secundaria, así como en bachillerato y en ciclos, cuando llegue la ley, se debe aplicar sin ningún problema y ojalá en unos años agradezcamos que todo el esfuerzo ha valido la pena. El Palmeral tiene 5 centros de primaria adscritos. Las asignaturas que han elegido para aplicar el plurilingüismo han sido Educación Física o Plástica, donde hay poco contenido teórico. Nosotros también podemos empezar desde ahí o bien comenzar con las de más contenido teórico para posteriormente en cursos superiores descargarlos con asignaturas más fáciles. Por ese motivo he dicho que ahora nos toca consensuar y ver qué es lo que más  interesa a nuestro alumnado para que sus resultados académicos no empeoren. El plurilingüismo es una oportunidad y un regalo para que aprendan tres lenguas durante su escolarización obligatoria, es nuestro deber y obligación formar ciudadanos competentes lingüística y académicamente.  

¿Hay rechazo al plurilingüismo en la comarca por ser valenciano?

Sí, sí lo creo, porque si fuese solo inglés lo que se quiere fomentar, nadie pondría ni media pega. Es muy triste que haya gente que piense que nuestro alumnado no debe aprender valenciano porque somos una comarca castellano parlantes, al contrario. Nosotros tenemos el deber moral, además del institucional de aprender y poder expresarnos todos y todas en las dos lenguas cooficiales de la Comunitat Valenciana, independientemente del lugar en el que vivamos porque así si podremos ser ciudadanos de una región con plenos derechos, sin distinción, así nuestros estudiantes y futuros trabajadores del sistema productivo no tendrán que cuestionarse irse de la comarca a otras comunidades porque para trabajar en su comarca y en su comunidad se necesita el valenciano y a ellos no se les ha dado la oportunidad de poder aprenderlo en condiciones.  Todos sabemos la migración de estudiantes universitarios de la Vega Baja que están estudiando en Murcia. Todos sabemos el tiempo y el dinero que gastan los graduados y licenciados de la Vega Baja para obtener los títulos de valenciano, entonces se lamentan de no haberse formado durante su etapa educativa. Ahí si pediríamos a la Consellería que formalizase los exámenes del A2 y el B1 de Valenciano en los centros educativos, igual que hace con el inglés o el francés. A los de la Vega Baja nos cuesta hablar valenciano, pero gramáticamente no tenemos ningún problema porque aprendemos el normalizado. Esta ley nos beneficia porque se centra en la comunicación oral que es lo que más necesitamos, si el alumnado practica en los centros, cuando salga fuera será capaz de establecer comunicaciones orales sin ningún problema ni prejuicio y atender a los valenciano parlantes que vengan a visitar y conocer nuestra comarca.

Noticias relacionadas

next
x