Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Cierra el teatre arniches en alicante

Marzà también propone el cierre de todos los centros culturales de la Comunitat Valenciana

Marzà propone la suspensión de apertura al público de centros culturales, museos, teatros, bibliotecas, archivos, otros espacios escénicos y culturales, salas de exposiciones y salas de cine públicos y privados de la Comunitat

13/03/2020 - 

VALÈNCIA. Se cancela. Se aplaza. Los mensajes que más se repiten en las últimas 48 horas en el sector cultural, un mensaje que afecta directamente a la programación cultural valenciana y que tendrá unas consecuencias en el ya precarizado sector todavía difíciles de cuantificar. El panorama excepcional que presenta el coronavirus ha dibujado una ciudad bien distinta a la de hace una semana, una ciudad que hoy cierra sus centros culturales. De esta forma, y teniendo en cuenta lo excepcional de la situación, el conseller de Cultura Vicent Marzà propondrá hoy en la Mesa Interdepartamental de la Generalitat, que se celebra hoy, la suspensión de apertura al público de centros culturales, museos, teatros, bibliotecas, archivos, otros espacios escénicos y culturales, salas de exposiciones y salas de cine públicos y privados de la Comunitat Valenciana.

Precisamente, hoy estaba prevista la apertura de puertas de Sorolla. Cazando impresiones, tras pasar por el Museo Sorolla y el Museo de Bellas Artes de Bilbao, en Fundación Bancaja, sin embargo habrá que esperar para ver las obras del genio valenciano. El centro ha decidido, como ya hiciera Bombas Gens este jueves, cerrar sus puertas hasta nuevo aviso. La decisión se ha adoptado "por responsabilidad y prevención, siguiendo las consignas de las autoridades sanitarias para contribuir a frenar la curva de crecimiento del COVID-19, y en consecuencia por el bien común de la población" recalcan.

También las salas de teatro se han visto afectadas por esta medida. Este jueves por la noche La Rambleta anunciaba la suspensión hasta el 29 de marzo de los pases del musical Cruz de Navajas, una de las grandes apuestas de la temporada. También Sala Russafa comunicaba el cierre de sus puertas. “Sala Russafa se solidariza con sus compañeros del sector de las artes escénicas y con todos los profesionales en mayor o menor medida afectados. De hecho, la compañía impulsora del centro, Arden Producciones, ha visto canceladas sus actuaciones de marzo y abril en sus espectáculos en gira nacional y autonómica”, explicaban en un comunicado, en el que, además, pedían a la administración que tuvieran en cuenta a empresarios y trabajadores culturales en los planes de choque anunciados. 

Por su parte, el Sindicato de Actores -Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV)- ha decidido posponer la entrega de sus premios, prevista para final de mes en el Teatro Principal. También han decidido los responsables de LABdeseries, que nació el año pasado en València con la intención de crear un foro de reflexión para los amantes de las series, aplazar la celebración de su segunda edición que se iba a desarrollar entre el 22 y el 26 de abril en La Mutant y La Filmoteca.

Estos cierres se suman al goteo que ya viene viviendo la ciudad en los últimos días. Fue Bombas Gens este jueves el primer gran centro cultural de la ciudad que optó por cerrar sus puertas hasta nuevo aviso, cancelando la inauguración de la exposición Infraleve, de la valenciana Inma Femenía, prevista para hoy mismo. También afecta al cierre a la red de galerías de arte contemporáneo de la ciudad. Algunas como Rosa Santos ha comunicado que abrirá “sólo bajo cita previa”, mientras que otras con inauguraciones previstas, como Punto con la muestra de Abel Iglesias, tuvieron de cancelar los actos. El goteo de cierres también ha llegado a salas de conciertos, como Sala Moon o sala Jerusalén. 

Programada del 30 de abril al 10 de mayo en los Jardines de Viveros, también la Fira del Llibre ha optado por posponer su 55º edición, una de las citas clave de la cultura en València, una decisión tomada “en ejercicio de responsabilidad, ante la situación de emergencia sanitaria actual, ha decidido, muy a su pesar, retrasar la celebración de este evento, que reúne cada año a más de medio millón de visitantes”.

Noticias relacionadas

next
x