Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Entrevista ap | presidenta de AEPA

Marcela Fernández (Aepa): "Nuestras empresarias se adaptan al cambio, ninguna se ha quedado parada"

4/05/2020 - 

ALICANTE. La Asociación de Empresarias, Profesionales y Directivas de Alicante (AEPA) agrupa a un amplio colectivo de mujeres profesionales de la provincia procedentes de todos los sectores empresariales privados y de la Administración Pública. Marcela Fernández es la presidenta de la asociación desde finales de 2019 y los retos y claves que se encontró en su llegada han cambiado por completo debido a la situación sobrevenida por el coronavirus y el cambio del panorama actual en la empresa en Alicante. El acto central en torno al que iba a versar 2020 era la preparación el 25 aniversario de AEPA y el reconocimiento de las empresarias alicantinas; ahora, todo ese esfuerzo se vuelca por completo en dar impulso a las asociadas. Fernández habla con Alicante Plaza para contar, desde el punto de vista de AEPA, el momento que vive la empresa en Alicante y cómo se arman para salir adelante.

¿Cómo han cambiado los retos para AEPA en 2020, antes de la crisis de coronavirus y después de esta situación?

En la asociación teníamos proyectos muy bonitos. Este año es nuestro 25 aniversario y preveíamos un acto central para reconocer a las mujeres que han pasado por aquí. Este año ya no se hará, no es el momento. Los esfuerzos y la parte económica que presupuestamos para ese evento irá a dar impulso a las asociadas, tanto en iniciativas individuales como colectivas. Ahora no tenemos datos que permitan saber si al final de la crisis estaremos mejor o peor, pero sí que nos hemos encontrado con sorpresas. En estos meses se ha reforzado muchísimo la organización, existe una tarea colaborativa extraordinaria y mucho apoyo para salir adelante. En este sentido, esto es una parte positiva, que es la unión para superar dificultades. 

¿Qué opinión le merece el "Plan de transición hacia una nueva normalidad" de Gobierno?

Desde AEPA la primera reunión completa que tuvimos fue el 25 de marzo para valorar la situación de las empresarias. El sentimiento era de un temor absoluto por la paralización y la incertidumbre. A lo largo de este tiempo, lo que hemos visto es que ninguna se ha quedado parada. Las asociadas han planteado nuevas fórmulas para seguir adelante y no cesar la actividad por completo, adaptándose a la nueva demanda. Y es que también ha cambiado la forma de pensar el hecho de que entre todas podemos movernos. La preocupación de asociadas y empresas es que ahora no podemos hacer actividades presenciales y muchos trabajadores están en situación de ERTE. Lo que consideramos es que, si ahora se levanta el Estado de Alarma y a la empresa solo se le permite funcionar al 30%, algunas no podrán permitirse, de golpe, la vuelta de todos los trabajadores desde el ERTE. Es decir, igual que hay desescalada en los movimientos, también tendrían que hacer un plan así en la incorporación de trabajadores afectados por los ERTE, en función de la actividad que se recobra. Flexibilidad en este sentido. Porque si no es así, la solución para algunas firmas será o un nuevo ERTE o que salgan de la empresa. La liquidez también es otra fuente principal de preocupación. Las empresas reclaman préstamos y créditos y un 27% se están denegando. Hay compañías que no tienen liquidez para poder abordar la situación y eso crea una rueda perversa en la que una persona no puede pagar a un proveedor, y a la vez ese proveedor tampoco puede hacerlo y si el dinero no fluye es un peligro. 

¿De qué modo se han de armar ahora las empresas para salir adelante?

Hay que encontrar un modelo económico distinto, tenemos otras reglas. Hay que trabajar de otra forma y eso requiere que las empresas hagan un cambio de filosofía y de forma de trabajar. Habrá firmas que saldrán reforzadas, como las de suministros, logística, sector sanitario o asistencial. Habrá otras que, sin ser esenciales salgan adelante por tener liquidez. Nos preocupa el 20% de las que creen que no podrán volver a abrir la persiana, pero un grupo de ellas tendrá la capacidad para transformarse. Los trabajadores también van a exigir condiciones distintas a las anteriores y por eso ha de generarse una filosofía diferente en las firmas y otra forma de trabajar. Hay que asumir esas dos líneas. 

¿Qué pasará con las inversiones?

Las empresas no se tienen que lanzar a comprar medidas "al tuntún". Es importante decir que nadie se lance a comprar medidas de seguridad hasta que se comprueben que son válidas. La guía en estos momentos, los que nos pueden ayudar a diferenciar y distinguir este aspecto con las empresas que no han dejado de trabajar en todo este momento. Están a la vanguardia de la situación y pueden aconsejar. No estamos para hacer inversiones que no resulten efectivas. 

¿Qué papel juegan las mujeres en el tejido empresarial de la provincia de Alicante?

Como en todos sitios, la mujer demuestra que es capaz de gestionar la crisis y de hacerlo muy bien. En nuestras asociadas hemos visto cómo las mujeres han cambiado su forma de pensar y de actuar en esta situación tan adversa. Los pronósticos hablan de 2022 o 2023 para volver a una calma y estabilidad como la del momento anterior a la crisis del coronavirus. Nuestras empresarias se han estado adaptando al cambio de forma inmediata, ninguna se ha quedado parada. Y no hablo solo de empresas, sino del mundo femenino, es un nuevo liderazgo, saben superar la crisis de forma extraordinaria. Hay que seguir poniendo el foco en el liderazgo femenino.

¿Ese liderazgo se vive del mismo modo en AEPA? 

Somos una asociación en la que estamos en torno a 125 y 150 empresarias, siempre. En este tiempo estamos dándole vueltas a cómo abordar los problemas. Ofrecemos información permanente y formación a las personas asociadas. Además ahora mismo se ha puesto en marcha una plataforma colaborativa, en principio para las asociadas, pero pensada para que crezca y fomentar las colaboraciones . O vamos todas juntas y de la mano o no hay opción. Ahora, más que nunca, pertenecer a una asociación empresarial es muy importante. Solo colaborando saldremos adelante. El jueves, justo en nuestra junta directiva, tuvimos un momento de conversaciones en el que surgió la colaboración de tres empresas. Hay que echar una mano de este modo.  

¿Y cuál es el papel de la innovación en este proceso?

La apuesta por las nuevas tecnologías ha de ser el futuro. Hay firmas que ya están bien posicionadas en este sentido y han podido ahondar y avanzar bien en el teletrabajo. Se debe apostar por que las empresarias de Alicante se suban al tren de la innovación y hay que tener claro que el teletrabajo ha llegado para quedarse. El cambio será estructural y tenemos que estar preparadas para ello. Tomar el aprendizaje de lo mejor, para lo mejor y apuntar también lo que no hay que volver a repetir. Debe ser un salto necesario para que las empresarias no queden en parálisis, para salir de la crisis. 

Noticias relacionadas

next
x