X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Redes de apoyo desinteresado a nuevos emprendedores

La soledad que combaten los emprendedores creando comunidad

28/08/2017 - 

VALÈNCIA. ¿Qué puede llevar a un emprendedor con más de 22 años de trayectoria y más de una decena de empresas montadas a unirse a un colectivo de ayuda desinteresada a nuevos emprendedores? La respuesta puede ser tan sencilla como esta: “Superar el sentimiento de soledad que afecta a muchos emprendedores en un país con poca tradición de emprendimiento. Lo que a veces encuentras rodeándote de otros emprendedores es una segunda familia, que habla tu mismo idioma y con la que compartes preocupaciones y problemas comunes”. Las declaraciones corresponden a Javier Gastón, responsable de Comunicación de Entrepreneur Organization España (EO )una organización global de empresarios sin ánimo de lucro nacida en Estados Unidos hace 30 años al objeto de ayudar a nuevos emprendedores.

La comunidad, que engloba a más de 12.000 miembros de 52 países, surge con la misión de “ayudar a los emprendedores a aprender y crecer” con unos valores y compromisos de integridad y confidencialidad inquebrantables. En España existen dos capítulos, que es como denominan a sus distintas comunidades, el de Barcelona y el de Madrid (29 miembros). Difícil saber los nombres de los emprendedores que integran cada capítulo porque suelen preservar el anonimato. Lo que sí podemos decir es que para ser miembro de EO es requisito haber fundado una empresa que facture más de un millón de euros al año y ser accionista mayoritario y de control de la empresa, pruebas fehacientes de que se trata de empresas consolidadas.

En cuanto a su forma de contribuir al crecimiento de jóvenes empresas prometedoras, dice Javier Gastón que se rigen por una metodología gestáltica, donde no se emiten juicios ni opiniones, sino que cada uno comparte sus experiencias para que cada socio extraiga sus propias conclusiones. 

  

Además de celebrar 1 o 2 reuniones cada mes, EO organiza otros programas adicionales. Uno de los más populares es el denominado Global Student Entrepreneur Awards (GSEA). Se trata de un programa internacional de premios para estudiantes de preparatoria, pregrado y  posgrado que poseen y operan un negocio. En la última edición, celebrada en Fráncfort, España estuvo representada por Enrique Cat, cofundador de Nostoc Biotech, quien expresa su agradecimiento a la organización de la que, sin formar parte de la red, dice haber obtenido “contactos y acceso a experiencias muy interesantes”.

Endeavor

Donde sí son públicos los nombres de los emprendedores participantes es en Endeavor  , otra comunidad internacional sin ánimo de lucro que nace en Chile con el objeto de transformar las economías a través del apoyo a emprendedores de alto impacto. “Nuestro modelo de mentor capitalist ayuda a los emprendedores a superar los obstáculos económicos y culturales al emprendimiento a través de mentorías con líderes empresariales de prestigio global. Gracias al apoyo brindado por Endeavo r y nuestra red de mentores, los más de 1.100 Emprendedores Endeavor en América Latina, África, Oriente Medio, Sudeste Asiático, Europa y Estados Unidos han creado 500.000 empleos de alta calidad”, afirman

Sira Pérez de la Coba, Juan de Antonio, Lucía Iborra, Pablo Pantaleoni, David Troya o Carlos Ferrando y Nacho Vizoso, entre otros, forman parte de la organización en España dentro de la categoría de emprendedores, por detrás de las de patronos y mentores.

Y si alguien ha podido detectar cierto tono victimista en las declaraciones de Javier Gastón, advertir que ese sentimiento de soledad es real y que se repite en muchos emprendedores a juzgar por la coincidencia, casi literal, en las declaraciones de Carlos Ferrando: “Entre emprendedores me siento como en familia, rodeado de personas que me entienden y comparten mis inquietudes, sobre todo en España”. Cerca de un año y medio tuvo que esperar Ferrando para ser admitido en Endeavor, organización que le abre las puertas a un networking de ‘lujo’ -reconoce-, pero con la que dice compartir “esa filosofía un poco funky en la que, en lugar de competir, unos ayudan a otros y colectivizan su conocimiento”.

 

La comunidad que promueve Varsavsky

Y si EO es de origen estadounidense, y Endeavor nació en Chile, la comunidad de Menorca Millennials surge en España como el primer club de emprendedores del mundo que se propone la desaceleración de startups. “Entendemos que las empresas tienen que correr, pero cuando vas demasiado rápido, a veces tomas una dirección que no es la correcta y te la acabas pegando”, explica Ricard Garriga impulsor de la iniciativa junto a Marcos Martín. 

El programa reúne en la isla balear, una vez al año y durante 15 días, a 20 startups tecnológicas de todo el mundo en second time enterpreneurs (emprendedores en serie) tras superar un riguroso proceso de selección. En él intervienen como partners emprendedores de la talla de Martin Varsavsky (Jazztel o Prelude Fertility , Manel Adell (exCEO de Desigual), Di­Ann Eisnor (Vicepresidenta de Waze, adquirida por Google) o Borja Escalada (fundador de Vector Cuatro y socio de Diamond Partners), entre otros. En un ambiente desenfadado, en chanclas y bañador, los prestigiosos empresarios departen con los equipos de las startups haciendo una especie de due diligence particular en la que se detectan fortalezas y debilidades del proyecto y el equipo para reorientar- si es preciso- el negocio y acelerar inversiones. 

No hace falta que sea global

“Siempre digo que Chamberi Valley tiene como misión principal permitirnos encontrar hombros ajenos en los que llorar durante los períodos de incertidumbre, pero en paralelo ha surgido otra función muy relevante, que es la de actuar como una red social, un extensor de capacidades, de acceso a inversores y expertos, al talento y también de potenciación de nuestro coraje para apoyarnos en otros y llegar más lejos, con más ambición y menos miedo”. Así es como definía recientemente en su blog  Miguel Arias, COO de Carto, la misión por la que impulsó la comunidad de Chamberi Valley. Se trata de otra iniciativa sin ánimo de lucro que nació con la idea de facilitar relaciones entre emprendedores del área madrileña de Chamberí y, por extensión, al resto de la ciudad. Junto al nombre de Miguel Arias, figuran otros tan conocidos como el de Iñaki Arrola, Iñaki Arredondo, María Fanjul o Koldo García.

 

“Busquemos a estos hombres y mujeres, en cada ecosistema que queramos potenciar, ayudémosles a tener éxito y pidámosle, como contrapartida, que no se olviden de sus vecinos!” son las palabras de aliento que incluye Arias en su post.

next