X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

comparecencia a petición de ciudadanos

Bellido mantiene que los acuerdos con Escola fueron legales y éticos: admite errores y no dimite

29/11/2018 - 

ALICANTE. El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha comparecido este jueves ante el pleno del Ayuntamiento de Alicante, a petición del grupo municipal de Ciudadanos (Cs), para explicar las contrataciones efectuadas con Escola Valenciana en los años 2016 y 2017 siendo concejal delegado de Presidencia y en Contratación y las también realizadas con dicha entidad y en dicho periodo por la edil María José Espuch como concejal de Igualdad y Educación, a cuenta de la proyección de la película Sufragistes a los alumnos de varios centros escolares con motivo del día 8 de marzo. Ese acuerdo también se concertó con Escola, en la que trabaja el vicesecretario general de Compromís en Alicante y pareja de Espuch, Ismael Vicedo. En total, el coste de esos encargos directos (sin concurso) supuso un desembolso global de 26.000 euros. 

A lo largo de cerca de 40 minutos, Bellido ha ofrecido detalles sobre esos acuerdos que ha defendido como "éticos" y "transparentes", sin aceptar más error que el de no haber publicado en el llamado Portal de la Transparencia (en el que deberían publicarse todos los contratos mayores y menores suscritos por el Ayuntamiento) el convenio suscrito con Escola en relación a la primera edición de la llamada Plaça del Llibre. En esta línea, Bellido ha tratado de defender la legalidad y la oportunidad de esos acuerdos y no ha contemplado en ningún momento la posibilidad de presentar su dimisión y renuncia al acta de concejal, en la medida de lo que ya había venido manifestando desde que trascendió la polémica. Tampoco ha apuntado esa posibilidad respecto a su compañera de filas, Espuch. 

Las explicaciones de Bellido se han producido después de que la portavoz de Cs, Yaneth Giraldo, haya justificado su petición de comparecencia en la necesidad de que el líder de Compromís explicase algunas cuestiones centrales en relación esos acuerdos. Entre ellas, por qué no se convocó un procedimiento abierto a la participación de otras entidades; por qué resultaba necesario convocar una feria específica cuando ya existía una feria del libro en la que se icluían publicaciones en valenciano, por qué no se publicaron los acuerdos en el Portal de Transparencia, o por qué se pasó de firmar un convenio sobre la edición de la feria de 2016 a una contratación directa con cargo al presupuesto ordinario en la edición de 2017. 

Acto seguido, el portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha dado inicio a su turno de palabra para lamentar que en la petición de comparecencia de Cs se haya tratado de vincular promoción del valenciano con independentismo catalán. Después, ha reprochado que Compromís no haya asumido "ninguna responsabilidad política" en relación a esos acuerdos "que nosotros pensamos que sí debería asumir". "No sé en qué términos, les corresponderá a ellos decidir, en qué sentido", ha señalado, pero ha recordado que "se nos ha exigido a otros grupos y deberían aplicarse la misma vara de medir", ha añadido. En esta línea, ha apuntado que "algunas cosas nos recuerdan a los contratos de Comercio. No creemos que pueda haber habido un fraccionamiento de contratos pero no suena bien. Desde el punto de vista de la ética no suena bien". Y ha continuado: "La señora Espuch se debía haber abstenido como he hecho yo o la señora Angulo en otros acuerdos. Vamos a escuchar atentamente sus explicaciones que lamentablemente ha perjudicado a una entidad como Escola Valenciana", ha concluido, antes de la intervención de Bellido.

La portavoz del PSOE, Eva Montesinos, también ha recriminado los términos de la petición de Cs al señalar que "comienzan su solicitud con un 'a tenor de lo que han publicado los medios'. Eso es lo que hacen ustedes, ir 'a tenor'; investigar o trabajar lo dejan para otra vida". Después, ha sido inesperadamente dura con Compromís. Aunque ha asegurado que estaba "de acuerdo con el señor Pavón" para subrayar que "Escola es una entidad de reconocido prestigio en la promoción del valenciano, esa lengua que ustedes utilizan desde la derecha para retorcer el discurso". 

Eso sí, después no ha dudado en recordar los casos precedentes, como el del exalcalde de su partido, Gabriel Echávarri. "El señor Echávarri dimitió por la presión a la que se nos sometió, presión que ustedes ejercieron hasta la extenuación, siendo los primeros en abandonar el barco", ha señalado, en alusión a Compromís. "Les pido que hagan una reflexión en profundidad, en su obsesión enfermiza sobre la ética, puesto que todos quedamos expuestos a cometer errores". "Hemos convertido la política en un barrizal y lo cierto es que no podemos ir de un lado a otro del péndulo porque al final nos explota a todos en la cara", ha señalado. 

En esta línea, ha señalado que, en último término, los populares "van a ser los más coherentes porque nunca han estado a favor de la transparencia. No se puede comparar el caso del exalcalde, ni el de Compromís, ni el de Nerea Belmonte", y ha aprovechado para enviar un recado directo a Pavón para decirle que no puede excusarse en que estuvo obligado a acordar su expulsión porque "a usted no le obliga nadie a hacer nada que no quiere". En cualquier caso, se ha dirigido a Bellido y a los ediles de Compromís para instarles a actuar: "Desde luego tiene que ser coherente con sus decisiones y tomar las decisiones en aras de esa coherencia", ha apostillado.

La portavoz del PP, Mari Carmen De España, ha exigido a Bellido las explicaciones "que lleva un mes sin dar" sobre "su mal proceder" y sobre comportamientos "nada éticos". "Al final la vida pone a cada uno en su sitio, y se encuentra en la necesidad de dar explicaciones sobre la falta de ética en su gestión. Espero que este tiempo en silencio le haya servido para reflexionar, como ya le han pedido. Espero que deje su acta de concejal. Eso sería lo ético y lo estético". Así, ha insistido en que aprovechase su comparecencia "para no entrar en bucle, explíquenos la necesidad de convocar una feria aparte sobre publicaciones en valenciano, cuando ya existe una feria del libro, y el cómo y el con quién se organiza". "Aproveche y dé explicaciones para despedirse. Ahora tiene la oportunidad de mirarse ante el espejo, esos principios de la ética y la aritmética, porque todos los valores que sustentaron al tripartito se han desmoronado, hagan autocrítica. Seguimos esperando las dimisiones y que prediquen con el ejemplo. Hágase el favor y hágaselo también a los alicantinos y dimita", le ha espetado.

Ya en su turno de palabra, el líder de Compromís ha señalado, en primer lugar, que la información que Giraldo había dado en el debate sobre la comisión de investigación de los contratos concedidos a empresas vinculadas a un asesor del PP, en relación a los contratos del Plan Ciudad sobre una edil de Compromís en Cocentaina, era incorrecta y le ha instado a explicarlo. Después, ya sobre el asunto particular de su comparecencia, ha incidido en que "no es cierto que no haya dado explicaciones sobre los acuerdos con Escola". "Desde el primer día, he hablado sobre el tema siempre que se me ha pedido explicaciones ante los medios" y también en foros internos de su propia coalición. "No es verdad que hayamos intentado ocultar nada", ha recalcado. 

Acto seguido, ha comenzado a detallar cómo se gestaron esos acuerdos con Escola. Así, ha señalado que el primer acuerdo se inició con una reunión ya en julio de 2015, "cumpliendo con el compromiso de abrir el Ayuntamiento a todas las entidades que habían tenido las puertas cerradas hasta entonces". "Se hizo para cumplir con el acuerdo del tripartito de promover el valenciano, y se hizo con una entidad con 30 años de experiencia en esa tarea", ha añadido. "Obviamente la responsabilidad política de todo ello es mía; si en algún momento he dado la impresión de que he intentado eludir mi intervención en ello, lo lamento". A partir de ahí, ha señalado que los responsables de Escola indicaron que en varios ayuntamientos en los que venía colaborando desde hacía años, se establecían convenios para llevar a cabo sus proyectos. Y en esa tesitura, ha dicho, "lo que teníamos claro es que necesitábamos aliados para desarrollar ese objetivo" de promoción del valenciano, "como la Universidad de Alicante o como Escola". 

Así, ha insistido en que ya en marzo de 2016 se habló de la firma de un convenio de colaboración con Escola para promocionar el libro en valenciano, un objetivo que, ha sostenido, "no se cumple de manera completa con la feria del libro". Después, ha abundado en que "la Plaça del Llibre es un formato de la Fundació Full y de Escola Valenciana, es un formato que responde a los objetivos que queríamos y que está abierto a todas las instituciones que querían colaborar". "En el prespuesto de 2016, consta que Presidencia destinaría 10.000 euros para un convenio con Escola. No se ha ocultado nada a nadie. Toda esa información, además, la conocían ustedes hace dos años", ha incidido, en relación a la supuesta ocultación. 

En este sentido, ha relatado que "en mayo de 2016 se puso en marcha el programa de parejas lingüísticas, una iniciativa pionera que se ha copiado en otros ayuntamientos. Después se produjo el acto de lectura pública del Tirant, en la que colabora la UA entre otras entidades. En octubre, se celebra una nueva reunión con Escola para cerrar el programa de actos. No se ocultó nada, se dio cuenta de todo, y estamos orgullosos de todo lo que se hizo. En el convenio, que incluye el programa de voluntariado de promoción del valenciano, se establece que Escola se hace responsable de las actuaciones musicales y de toda la programación, con una aportación de 10.000 euros". 

Así, Bellido únicamente ha admitido que fue un error que él asumía "el hecho de que el convenio no se publicase en el Portal de Transparencia", aunque ha señalado que en ocasiones resulta materialmente imposible presentar toda la documentación en tiempo y forma para su publicación. Además, ha insistido en que la Concejalía de Cultura también participó en la primera edición de la Plaça del Llibre, al igual que la UA y otras entidades, como el Instituto de Cultura Juan Gil·Albert. 

Sobre la segunda edición de la Plaça del Llibre, Bellido ha señalado que "los técnicos de Hacienda nos dicen que se puede cargar a la partida genérica de promoción del valenciano en los presupuestos, que era de 15.000 euros". "Como dijimos que era una partida insuficiente, la entonces concejal de Hacienda dijo que se aprobarían modificación de crédito para ampliar esos fondos", ha relatado. Además, ha señalado que dicha partida no se destinó toda a la Plaça del Llibre, si no que "se desarrollaron otras campañas de promoción de la lengua con los comercios", por ejemplo. Así, ha dicho, en septiembre se produce una primera ampliación de esa partida. Ha señalado que, en noviembre de 2017, Compromís dejó el equipo de Gobierno "pero toda la programación de la segunda feria del libro ya estaba cerrada y el PSOE la mantuvo, lo cual creo que fue un acierto sobre el que estoy agradecido". La disponibilidad municipal, ha dicho, fue de 12.000 euros más IVA, "pero es que, además, la Fundación Full hace una inversión adicional de otros 12.000 euros". Así, ha señalado que, a su juicio, las dos ediciones del certamen fueron "un éxito". 

También ha sostenido que "la relación con Escola no ha acabado después de la salida de Compromís del equipo de Gobierno y eso es normalidad, no debería enfadar a nadie". Ha recordado que hasta hace una semana se instalaron mupis con la campaña de promoción del valenciano. Además, ha apuntado que se ha recuperado la mayor parte de la aportación municipal en las dos ferias a través de las convocatorias de subvenciones de la Conselleria de Cultura.

Por último, ha insistido en que "todo el mundo sabía quién era Ismael Vicedo, dónde trabajaba y de quién era pareja. Yo me hice esa reflexión cuando nos planteamos los acuerdos y que quede claro que su categoría laboral es auxiliar administrativo. En ese momento, nos planteamos: ¿por eso debemos dejar de trabajar con Escola Valenciana? Mi respuesta fue que no, porque no existía un problema ético, como tampoco lo había en el tema de la película Sufragistes. Si yo lo hubiese visto, no se habría celebrado. Es hipócrita ponerse las manos en la cabeza ahora", ha incidido. 

Y ha continuado: "Todo se produjo desde la ética y la transparencia. Lo mismo de la película. Ayuntamientos como el de Mutxamel, que también compró esa película, con todo el material didáctico que acompañaba a la proyección, sobre cómo alcanzaron las mujeres ese derecho de voto". "La Concejalía de Igualdad, los técnicos y la edil vieron que era adecuada, con un cartel en el que se publicita, con una rueda de prensa en la que no se escondió nada", ha proseguido. "Quien ha ganado con esa proyección son los alumnos que vieron esa película. No vemos en nada de eso un problema de compatibilidad a nivel legal. Si lo hubiésemos visto, no se habría hecho", ha concluido.

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha señalado, al término de esa intervención, que sus ganas de hacer alguna apreciación sobre las explicaciones de Bellido eran "tremendas" pero que no las iba a hacer "porque sería una deslealtad aprovechar el uso de la palabra para hacerlo, cuando se había pactado que usted cerraría con la última intervención". 

Las valoraciones del alcalde

Ya en un primer receso del pleno, el primer edil sí ha valorado la comparecencia de Bellido y la mayor parte de los acuerdos alcanzados hasta entonces. Ha considerado que lo que ha quedado claro es que "para Compromís, el fin justifica los medios, para los demás, no; para los demás nos da lecciones de moral y tiene unos listones". Además, ha señalado que "la transparencia es: si en los presupuestos había una partida pues que se apañen los ciudadanos, porque luego no colgó los contratos en el Portal de Transparencia, unos de los pocos contratos que tuvo que asumir en su concejalía". "Se le olvidó, un año y el otro, a lo mejor los de los demás no, pero cuando son los que dan a los de su entorno, esos se les olvidan, o los que quedan en manos de la pareja", ha dicho. "Deja bien claro la doble moral", ha insistido. "La aritmética de llegar a final de mes se impone a la ética de telepredicador que impone habitualmente", ha recalcado. Así, ha señalado que se ha dedicado a "meter gente y a repartir responsabilidades" sobre otros concejales que también participaron, "pero se le olvida que en los casos de Echávarri, de Belmonte o del señor Domínguez no estaba la pareja de ninguno de ellos". 

"Es curioso porque unas horas antes estábamos hablando de crear una comisión de investigación por los contratos a una socia de un exasesor", ha dicho. "Esas relaciones sí parece que son muy graves, pero cuando son de tu pareja, no", ha añadido. Sobre esa comisión, ha dicho que se asumirá "con toda normalidad, porque el concejal Cortés ya ha traído aquí los contratos que se han concedido; todos y cada uno de esos contratos van a estar a disposición de todos, con o sin comisión". "Por cierto, esos contratos estaban en el Portal de Transparencia, no como los de Escola que nos los hemos encontrado cuando hemos llegado", ha insistido.  

Noticias relacionadas

next