X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

comisión sobre la reversión del edificio y otros inmuebles inmatriculados por la iglesia

Alicante estudiará si el Monasterio de Santa Faz puede volver a ser público a petición del extripartito

29/11/2018 - 

ALICANTE. El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado la moción conjunta registrada por PSOE, Guanyar y Compromís para que se constituya una comisión no permanente del pleno con el fin de revertir la propiedad del Monasterio de la Santa Faz al Ayuntamiento. La propuesta ha sido apoyada por los 14 ediles de los tres grupos que conformaron el extinto tripartito y por la edil no adscrita, Nerea Belmonte. El PP y Ciudadanos (Cs) han votado en contra, mientras que el segundo edil no adscrito Fernando Sepulcre se ha abstenido. El grupo municipal de Ciudadanos había planteado una enmienda de sustitución en la que planteaba que se promoviese la protección de la romería de la Santa Faz como fiesta de interés turístico, al considerar que la iniciativa de los tres grupos parecía plantear la incautación general de todos los bienes propiedad de la Iglesia. Pero dicha enmienda, que sí ha apoyado el equipo de Gobierno del PP, ha quedado rechazada con los votos proponentes de la moción original y la edil no adscrita, Nerea Belmonte.

El edil del PSOE, Carlos Giménez, ha defendido la iniciativa tras detallar los acuerdos históricos relacionados con la propiedad del Monasterio. Así, ha señalado que el objetivo de la comisión debería ser revertir la cesión del edificio a la orden de las Clarisas al considerar que, con su salida del monasterio, se había roto el acuerdo suscrito por el que asumían la responsabilidad de la vigilancia de la reliquia de la Santa Faz. Así, ha precisado que la finalidad de la comisión sería promover que los servicios jurídicos municipales inicien el proceso indicado para revertir la inmatriculación que se produjo por parte del Obispado en 1979 para que la titularidad del inmueble vuelva a ser pública.

El edil no adscrito, Fernando Sepulcre, ha rechazado la propuesta al argumentar que no confiaba en el fin de la iniciativa de los tres grupos de la oposición. El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha acusado al PP de querer atribuir los símbolos de la ciudad a la derecha y de incumplir su papel institucional con fines partidistas, sin informar al resto de grupos políticos sobre el estado de la cuestión. La líder de Cs, Yaneth Giraldo, ha lamentado el rechazo a la enmienda de su grupo y ha insistido en la acusación de la izquierda de querer expropiar a la Iglesia. Así, ha señalado que, desde que se produjo la inmatriculación, ha habido varios alcaldes socialistas que no han abordado la situación "que traen aquí ahora aprovechando el río revuelto". En esta línea, ha adelantado su voto en contra.

El portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ha abundado en la conveniencia de que el monasterio vuelva a ser de titularidad municipal y ha señalado que se han evidenciado varios episodios en los que se habría demostrado que la Iglesia, su actual propietario, "no está debidamente capacitado para conservar ese patrimonio". "No se trata de que no estemos de acuerdo con el uso religioso del edificio; es un monasterio y va a seguir siéndolo", ha dicho. Además, ha recordado que la propuesta de catálogo de protecciones que planteó el tripartito durante su etapa como concejal de Urbanismo planteaba la protección del monasterio y del recorrido del itinerario "y ustedes votaron en contra", en alusión a PP, Cs y los no adscritos. Por último, ha instado a Cs a asumir la moción para discutir lo que plantean en su enmienda.

El alcalde, Luis Barcala, ha incidido en que se debe diferenciar entre el patrimonio y la tradición religiosa. Después, ha señalado que la donación de la ciudad de Alicante a la orden de las Clarisas que se acordó en 1518, hace 500 años, es irrevocable y que no se habría producido ninguna acción desde entonces para revertir esa situación. Ha precisado que la inmatriculación se inscribió conforme a la donación de 1518 a nombre de las Clarisas y que ni en 1969, ni las veces en las que se ha planteado el debate en 1979 y en 1989, se ha planteado ninguna iniciativa para tratar de revertir la propiedad. Así, ha señalado que transcurridos 40 años desde la inmatriculación, no existe prácticamente ningún margen para tratar de anular ahora esa inmatriculación. Después, ha señalado que la reliquia es propiedad del Patronato, o lo que es lo mismo, la ciudad de Alicante. Por ello, ha señalado que este equipo de Gobierno no va a proponer la recuperación de la propiedad del monasterio, "no vamos a desalojar ni a desposeer a las monjas Clarisas", "no vamos a expropiar, ni la reliquia va a salir de la Santa Faz, para tranquilidad de todo el mundo", ha concluido.

En el turno de réplica, la edil no adscrita, Nerea Belmonte, ha vuelto a incidir en la falta de credibilidad del tripartito al no haber actuado antes y ha insistido en que se debía explicitar abiertamente si la propuesta consiste en expropiar. Sepulcre ha incidido en que la propuesta le parece sospechosa porque se abre a otras propiedades al margen del monasterio. Bellido ha corregido el discurso de Barcala para señalar que "nadie de la izquierda ha obligado a las monjas a dejar el Monasterio", sino que ha sido la Iglesia "en un momento en el que gobierna la derecha, que se quiere apropiar de los símbolos de la ciudad y no nos sirve ni para esto". Además, ha sostenido que Barcala había defendido lo mismo que se plantea ahora en la moción: que se estudien las posibilidades de recuperar la propiedad del monasterio. Giraldo ha incidido en que la propuesta de PSOE, Guanyar y Compromís habla de todos los bienes de la Iglesia con la excusa de la Romería de la Santa Faz. Pavón ha instado a Barcala a apoyar la comisión y aportar toda la información que ha recopilado sobre la titularidad del inmueble. "No le tenga miedo a la comisión", ha dicho.

Giménez ha incidido en el supuesto cambio de discurso de Barcala sobre la posible recuperación de la propiedad del tripartito. También en el cambio de criterio de Cs, quien, según Giménez, "nos dijo que no iba a firmar la moción, pero que sí la iba a apoyar". E, igualmente, ha incidido en que el acuerdo por el que se produjo la donación se ha incumplido, por lo que ha señalado que "en derecho todo es posible, que se estudien las posibilidades". Barcala ha respondido que la moción plantea "promover una causa general contra todas las propiedades de la Iglesia; se está hablando de expropiar". Por último, ha vuelto a incidir en que se ha querido jugar con los sentimientos y ha señalado que él no había dicho nunca que iba a abrir una causa general contra todas las propiedades de la iglesia. Con todo, sus palabras no han convencido a la mayoría de la corporación, que sí ha respaldado la propuesta.

El pleno también ha aprobado una moción presentada por Guanyar para que se recupere el convenio de colaboración negociado entre el Ayuntamiento, la Autoridad Portuaria y Adif para el desarrollo de la actuación urbanística del área de Benalúa en la que, en resumen, se plantea la retirada de las vías del acceso sur de la ciudad, y la recuperación del proyecto de la denominada variante de Torrellano, para permitir el desarrollo de una nueva zona verde en el entorno de Casa Mediterráneo. El acuerdo ha prosperado por unanimidad, con los votos de PP, PSOE, Guanyar, PP, Cs, Compromís y los no adscritos, pese a los reproches cruzados sobre la pretendida inacción de cada partido que ha desempeñado responsabilidades de gobierno en Alicante y en el Gobierno central. El grupo socialista había presentado una enmienda de sustitución con la pretensión de completar la iniciativa de Guanyar que ha quedado rechazada por el resto de grupos políticos.

Noticias relacionadas

next