X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al entrenador del elche

Pacheta: "La clave es pensar solo en el siguiente partido"

4/04/2019 - 

ALICANTE. Cada maestrillo tiene su librillo, pero en el caso de nuestro protagonista bien podíamos hablar de enciclopedia. No se le escapa un detalle hasta el punto de que hay quien lo compara, con mucho tino, con el Alberto Chicote de los banquillos. 

José Rojo 'Pacheta' (Salas de los Infantes, Burgos, marzo de 1968) se siente tan cómodo en Elche que uno pensaría que nació a los pies de una Dama con la que rivaliza en popularidad desde el pasado junio. ¿Su secreto? La paciencia, pensar solo en el siguiente partido y, especialmente, creer firmemente en lo que uno hace.

- Pregunta: Vamos a empezar por el final, que es lo que muchos quieren saber: ¿Ha firmado ya su renovación?

- Respuesta: No.

- P: Pero cómo va la negociación...

- R: No sé si están hablando con mi agente, pero en estos momentos para mí no existe. Hasta que consigamos la permanencia, no voy a perder un minuto en eso.

- P: La permanencia la tiene en el bolsillo...

- R: Pues yo creo que estará en 48 puntos, cuando pasemos de ahí...

- P: ¿Cuarenta y ocho? 

- R: Sí, 48 puntos. Es un límite bastante alto para el que marca el descenso, tendría que sumar 19 puntos de 30, pero ya sabes que las últimas jornadas son muy complicadas.

- P: ¿Su continuidad está ligada a la de Jorge Cordero?

- R: Este club puede seguir funcionando sin el uno y el otro, el tema de las continuidades es muy abierto. 

Jorge es el culpable de que esté aquí; otros son los responsables. Conmigo, ha sido muy leal.

- P: Vamos a ese momento. ¿Recuerda cuándo le comenta su agente el interés del Elche?

- R: Sí, me llega estando en Burgo de Osma como jurado del concurso 'El Mejor Torrezno del Mundo'. Ahí me dice mi agente que el Elche quiere contratarme, aunque yo sabía que hacia noviembre ya habían hablado con él.

- P: ¿Lo había visto 'in situ' al equipo?

- R: Sí, lo había visto.

- P: ¿Estuvo en Ontinyent?

- R: No, eso no. De hecho, mi agente me llama al día siguiente.

- P: Acaba de arrancar el mes de abril. ¿Se acuerda de qué partido jugó el Elche por estas fechas? 

- R: Pues la verdad es que no.

- P: Se acababa de jugar la jornada 32. El Elche venía de empatar a cero en el Martínez Valero con el Villarreal B, lo que le permitió seguir esa semana segundo con 53 puntos, uno más que ustedes.

- R: Y mira luego todo lo que pasó. Ahora venimos de ganar en Las Palmas.

- P: Sí, cómo ha cambiado la cosa en un año...

- R: Mucho, las sensaciones, el aroma hoy es otro. Lo hemos cambiado entre todos un poco. Me gusta lo que veo ahora.

- P: ¿La permanencia sería su mayor éxito como entrenador o lo va a seguir siendo el ascenso?

- R: El ascenso es algo que voy a tener siempre muy marcado, es muy explosivo. Y la permanencia es resultado de un trabajo de todo un año en el que hemos tenido momentos de crisis, una racha de siete partidos sin ganar, el encuentro del Extremadura...

- P: ¿Se refiere al partido de Almendralejo?

- R: No, no, al de aquí

- P: Me sorprende...

- R: Fue una semana dura, por todo lo que se vivía alrededor.

- P: Hablando de situaciones duras, la del año pasado era su cuarta experiencia como técnico en Segunda B y su primer ascenso a Segunda A...

- R: Era la cuarta después de Oviedo, Cartagena y Hércules y lo curioso es que con esos tres equipos fuimos primeros, pero no llegué a jugar el 'play-off' y sin embargo en el Elche no fuimos líderes, pero nos clasificamos para el 'play-off' y ascendimos. El 'play-off' fue una experiencia durísima, preferiría no volver a jugarlo nunca.

- P: Bueno en Oviedo no ascendió, pero el primer año logró evitar el descenso a Tercera...

- R: En Oviedo el primer año fue rodado todo, pero el aterrizaje fue muy difícil. Yo firmo al día siguiente de que el equipo pierda 0-1 con el Sporting B y jugadores y directivos hayan estado cuatro horas recluidos en el estadio ante el ambiente que había fuera. La situación era muy complicada, con el equipo empatado a puntos con el que estaba en plaza de 'play-out', pero toda la tensión se convirtió en alegría porque no solo nos salvamos, es que nos clasificamos para la Copa del Rey: ganamos diez partidos, empatamos dos y solo perdimos uno, en León, donde fueron cuatro mil oviedistas

- Otra dulce derrota, como la de Villarreal...

- (Risas) No. La de Villarreal es la única dulce, es la única derrota tras la que autorizo a los jugadores a salir a cenar con la familia.

- P: ¿El Oviedo podría ser un espejo en el que mirarse el Elche?

- R: Vaya por delante que cuando yo hablo bien de una equipo no quiere decir que indirectamente lo haga mal de otro, que quede claro. Mira, el Oviedo es un equipo muy potente. Es cierto que viene de muy abajo y de mucho lío, pero en Segunda B tenía 14.000 abonados y además aparece un comprador que estabiliza a la institución, tienen un proyecto estable, a medio plazo.

- P: ¿Proyectos a medio plazo en el fútbol?

- R: Cuando tú no tienes prisa, haces un proyecto estable. Con pilares sólidos, generalmente el edificio no se mueve. Esa creo que es la manera. Los proyectos a medio plazo, a cuatro años, suelen recibir premio antes: el primero igual ni juegas el 'play-off,' pero ya tienes una base de diez jugadores que te sirven para el año siguiente; en el segundo, lo normal es que ya llegues a luchar el ascenso y además incrementes el número de jugadores buenos a 14; el tercer año, ya tienes 17 buenos, juegas el 'play-off' y seguro que con muchas opciones de ascender; y el cuarto...  

- P: Ya, pero eso explíqueselo a un aficionado del Elche o del Hércules, por no hablar de sus dueños...

- R: Que lo pregunten en Leganés, Getafe, Éibar y Huesca...

- P: Esos pilares, a nivel deportivo, entiendo que están más que asentados en el Elche pero, ¿y a nivel institucional?

- R: En casi 97 años nunca ha habido un dueño aquí; primero lo eran los socios y cuando se transforma en Sociedad Anónima Deportiva tampoco había una persona con más del 50% de la acciones. Ahora sí, esto cambia.

- P: ¿Cómo es su relación con ese dueño, con José Sepulcre?

- R: Pues es una relación estrecha, cercana y amigable.

- P: Y cuando le dicen que se tiene que ir Benja, ¿qué?

- R: Son decisiones deportivas, resultado de un acuerdo entre las diferentes partes. A nosotros, como cuerpo técnico, nos obsesiona sacar el máximo producto a todos los jugadores hasta el último día y este año a Benja, en los seis meses que estuvo con nosotros, le costó mucho meter goles. El club toma decisiones; salen dos delanteros y vienen Yacine y Carlos. El equipo sigue funcionando y ahora mismo estamos en un gran momento. Son decisiones deportivas que tienen su importancia justa. Yo no le daría más importancia que a la salida de otros jugadores

- P: ¿Desde su marcha ha hablado con él?

- R: Sí, sí. Además, ha venido un par de veces. Es un tipo excepcional, un ser humano fantástico. Entiende el fútbol, es una alegría trabajar con él.

- P: Yo recuerdo preguntarle a usted en sala de prensa unos días antes de que se fuera y me dijo que iba a meter cinco o seis goles antes de que acabara la temporada; en el Hércules lleva dos...

- R: Es la ilusión que yo tenía con Benja; luego, los acontecimientos se precipitan. Yo siempre voy a intentar poner en valor lo que tengo hasta el último día y cuando llega ese, pues el jugador se ha marchado.

- P: Siempre le gusta decir que su paso por un vestuario espera que sirva para que sus jugadores sean mejores, al tiempo que usted aprender también de ellos. Benja ya venía algo enseñado, pero ¿cree que hoy es mejor jugador que antes de recalar en el Elche?

- R: Si no lo es, será culpa mía. Yo creo que él mejora con nosotros y espero que así lo piense. Por ejemplo, aquí, en los días más importantes, en los partidos de 'play-off', lo convencimos para que jugara de extremo y no solo lo hizo, es que nos dio mucho y estoy seguro de que lo seguirá dando allí donde esté. 

- P: Y con Sory, ¿ha hablado también?

- R: He chateado algún día. Es otro tipo muy cariñoso.

- P: ¿Intentó convencerle de que no se fuera?

- R: Claro, nos reunimos pero me deja claro que se quiere ir. El dinero es para el club, pero yo lo que quiero es a él, aunque entiendo su decisión. Es una cantidad muy grande para todos y un futuro para él.

- P: En Francia no le está yendo muy bien...

- R: Mira, las decisiones se toman con los datos que se tienen en ese momento. Uno no puede arrepentirse de una decisión porque las circunstancias y la vuelta de 20 años seguro que no se arrepiente. Entiendo que en ese proceso estará hoy Sory Kaba.

- P: Y cuando usted echa la vista atrás, qué técnico le marca más a usted en su época de futbolista

- R: Casi todos me han marcado. Ellos generan el entrenador que era al principio; luego uno va aprendiendo  de su experiencia, pero aplica mecanismos que ha leído, visto, vivido. Kresic me saca de casa, me lleva a otro sitio y me entrena durante dos años; el que más me marca es Bielsa, aunque solo estuvo seis meses con él, porque es el que me mueve los cimientos y me hace pensar en esto; y con Camacho estoy tres años y es el que me ilusiona. Cada uno ha aportado. Muchas partes de lo que soy yo son consecuencia de eso.

- P: Como futbolista vivió de todo, por ejemplo, problemas económicos en Marbella... 

- R: En Marbella y en Mérida. Yo firmo en Primera con el Espanyol debiendo dinero; de hecho, tuve que pedir dinero en casa para comer. En Marbella estuvimos ocho meses sin cobrar y nos tuvimos que encerrar y en Mérida cobramos al principio, pero luego no y lo que cobré allí fue para pagar las deudas del año anterior. Yo me llevo un coche para cobrar de esa forma parte de lo que me deben en Mérida, un renting que el club ha de ir pagando y resulta que lo tengo que guardar en el garaje, no tenía dinero para echarle gasolina. Bonito pero guardado en el garaje. Así estoy yo en Primera en el Espanyol.

- P: ¿Y esa experiencia se la traslada a sus jugadores?

- R: A mis jugadores y a mis hijos.

- P: ¿Son como sus hijos sus jugadores?

- R: Yo intento educarlos con los mismos

límites. Al final no creo que el fútbol esté muy distante de la enseñanza y la educación; al revés, está sumamente ligado. Yo pongo límites y el que se sale de ellos recibe la correspondiente reprimenda.

- P: ¿Qué le diría a la gente de la edad de Sory Kaba y que no ha tenido la oportunidad de que venga otro club y pague los cuatro millones de su cláusula?

- R: Le diría lo mismo que si viniera alguien y se la pagara. Cuando dejas el fútbol con 35 años, tienes otros 30 de trabajo. Hay que formarse, porque el dinero que ganas se escapa muy deprisa. Hay un porcentaje elevadísimo de exfutbolistas que a los cinco años están arruinados. La formación te abre el abanico de decisiones.

- P: ¿Se considera un privilegiado?

- R: Siento que los sueños que persigo los voy consiguiendo. Me siento muy orgulloso. Yo me fui de casa teniendo trabajo, tres sueldos contando el de mi mujer, la casa pagada, mi vida orientada en mi pueblo, etc. Y de ahí paso a la aventura, a ganar la mitad en Marbella y el segundo año no cobramos y en Mérida igual. Cuando no tienes dinero para comer, tienes a una hija, tu mujer, has de pedir a tus padres..., eso va generando otro ser humano, como los dos años de Tailandia.

- P: Eso le iba a preguntar, cuando le dice a su familia que se tienes que ir a Tailandia o a Polonia...

- R: Sí, aunque no es lo mismo Tailandia que Polonia, cuya cultura es muy similar a la nuestra. Además, en Kielce estaba a tres horas de mi familia y de mi casa en Ratchaburi a la puerta de mi casa en Soria no tardaba menos de 24 horas. Eso también genera otro ser humano, no sé si mejor o peor, pero sí que sabe priorizar.

- P: Y de la comida tailandesa al arroz con costra. Imagino que se queda con el segundo...

- R: (Risas) Prefiero el arroz con costra, con mucha diferencia y el estar aquí.

- P: ¿Muy feliz en Elche?

- R: Soy muy feliz.

- P: ¿Es rendimiento actual del Elche el máximo de todos aquellos equipos a los que ha entrenado? 

- R: Sí. Pero también le digo que llevo muchos años en el fútbol para saber cómo es y que no difiere de la vida: no te desgastes en convencer a todo el mundo, convéncete a ti; sé honesto con los que te rodean y a partir de ahí todo lo demás vendrá por añadiduría, críticas y elogios, y hay que estar preparado para ello.

- P: Llegó en un momento complicado, todo y la posición en la tabla que tenía el equipo ¿No temía que se repitiera lo ocurrido en Alicante o Cartagena?

- R: No me lo planteo. Son momentos que los afronto cuando llegan. Si me planteo que me va a echar una pitonisa, como en Cartagena, es que no firmo.

- P: En Alicante no hubo pitonisa...

- R: Me destituyen yendo tercero, pero yo me siento destituido yendo ya primero; cuando me voy de vacaciones, las cosas que pasan ..., éramos primeros y veníamos de ganar en Zaragoza. Es cierto que era la primera vez que lo hacía en mi época de entrenador sin tirar a la portería contraria, el gol se lo metieron ellos, pero cuando tú ganas así durante la Liga, al llegar al 'play-off' asciendes fijo. Nosotros competíamos muy bien. Ganábamos 1-0 o 0-1, es verdad, y también que en casa nos costaba mucho, pero fuera casi siempre, por lo que el éxito es cuestión de tiempo. Si en Navidades le das medio toque al equipo, vas para arriba. Cuando eres sólido en Segunda B, eres fuerte, la cosa marcha. Pero, claro, hay que tener paciencia. 

Entiendo que el juego no era excesivamente vistoso, pero no olvidemos que este te lo dan los futbolistas y de ellos has de sacar el máximo producto para conseguir la victoria. Guardiola no jugaba igual en el Barça que en el Manchester. Eso es lo que a mí me martillea y por eso hay jugadores a los que cambias de posición, el caso de Benja por ejemplo. 

En Alicante tengo testigos a los que les dije "no me gusta lo que veo, no llego a febrero". En Alicante, yo la vi venir.

- P: En Cartagena, obviamente, no...

- R: No, incluso di la rueda de prensa tras mi último partido y en puertas de jugar el play-off'. De lo de Cartagena no me he recuperado todavía. Cuando pienso en ello se me revuelve el cuerpo y han pasado seis años.

- P: Volviendo con el Hércules. Otro factor fue la ansiedad que generó la llegada del mercado de fichajes...

- R: Es terrible, sobre todo cuando vas arriba. Si vas primero, qué haces, qué cambias... Vas primero, pues tienes que mejorar solo detalles, pero si hay alguien que quiere cambiar todo...

- P: Cuando la visita a Soria de la primera vuelta, por ejemplo, ¿se imaginaba que podía estar a estas alturas así el Elche?

- R: Solo pensaba y pienso en el siguiente partido, en el paso a paso, en el corto plazo. Estamos hoy así porque hemos hecho eso. La clave es esa. Ahora llegamos de Las Palmas y creemos que hemos hecho algo, el Córdoba es un equipo que como no estemos espabilados nos gana. Nos metió cuatro en Copa, eso no se me olvida.

- P: Hay algún jugador al que tampoco se le olvida, Zotko por ejemplo...

- R: Mis valoraciones sobre un futbolista no son resultado de un solo partido, las mías no; mis valoraciones responden a muchas decisiones y situaciones, la inmensa mayoría no trascienden. No soy caprichoso.

- P: Vamos a terminar con algo que seguro que le gusta también, le voy a preguntar por los árbitros. Antes le preguntaba por el partido de Soria, ¿puede que fuera ese el primero en el que su equipo se ve perjudicado por los errores arbitrales?

- R: Habría mucho que hablar de esto. Son días raros, de decisiones complicadas y ese es uno de ellos. Y al final hay un momento en el que yo salgo; lo hago con datos y si otros quieren hablar de otras cosas que lo hagan, pero yo salgo y protesto con datos y desde el respeto, con las herramientas que tengo, en público y privado. Pido respeto para mi trabajo y el de mis jugadores, porque hubo momentos en que mi sensación era que se nos estaba faltando.

- P: Se refiere al día del Oviedo, que es cuando sale en la sala de prensa a enumerar las acciones en las que el trío arbitral se equivoca. En su carrera, tanto como futbolista como entrenador, ¿es ese el partido en el que más enfadado ha terminado con la actuación arbitral?

- R: Ese fue un día horroroso. Tuvimos mucha suerte de que no nos expulsaran a algún jugador. Ante acciones como las de ese día, lo normal es que uno pierda los nervios.

- P: ¿La tecnología va a resolver el problema?

- R: Sí, mucho.

- P: Pero el VAR también se equivoca...

- R: Por eso digo mucho. Se equivoca pero cuántas acierta... Piensa en el gol de Joaquín del otro día. Marcar es muy complicado, hay situaciones que la tecnología no las va a solucionar, pero de 20 acciones complicadas, si te soluciona 15, pues solo nos quedan cinco polémicas.

- P: ¿Pero no cree que rompe el ritmo de un partido?

- R: No rompe el ritmo y, si lo hace, hay que mejorarlo. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, con la velocidad, o igual en lugar de un árbitro VAR tienen que haber tres. La pantalla la pueden mirar 15. Yo intento mejorar mi equipo, los técnicos que lo hagan con el VAR.

Noticias relacionadas

next