X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

A Carlos Parodi, Valentín Botella y Francisco Méndez

Hacienda reclama el pago de los cuatro millones que le adeuda el Hércules a sus consejeros en 2015

4/09/2019 - 

ALICANTE. La Agencia Tributaria ha dado un paso más para cobrar los cuatro millones de euros que le adeuda el Hércules.

El fisco ha decidido meterle mano a algunos de los consejeros del club ante la falta de pago de la citada deuda reconocida en el concurso de acreedores con naturaleza de crédito privilegiado. COPE Alicante revelaba este miércoles que Hacienda le reclama el pago a Carlos Parodi, Valentín Botella y Francisco Méndez.

Los anteriores declinan manifestarse al respecto pero según ha podido saber Alicante Plaza, en una notificación fechada el 26 de junio, el departamento de Recaudación de la delegación Central de Grandes Contribuyentes les anunciaba a los anteriores que había iniciado contra ellos un procedimiento de declaración de responsabilidad solidaria, de acuerdo con lo establecido en los artículos 41 y 42 de la Ley 58/2003 (Ley General Tributaria), es decir, que se les considera responsables solidarios de la deuda y se les reclama el pago.

Consejeros en 2015

¿Por qué a Parodi, Botella y Méndez y no a José León, Miguel Ángel González, Juan Carlos Ramírez o Quique Hernández? no está claro del todo; es posible que vaya solo contra los anteriores porque eran los miembros del consejo de administración (Parodi y Botella lo son también a día de hoy, pero no Méndez) cuando el Hércules decidió, allá por septiembre de 2015, suspender los pagos a los que estaba obligado en virtud de un convenio suscrito con el fisco en enero de 2013, cuando se mantenía con él una deuda de 8,7 millones de euros reconocida en el marco del concurso de acreedores como crédito privilegiado. Lo anterior y que la Agencia Tributaria entienda que la decisión de suspender los pagos no estaba fundamentada, que sí podían afrontarlos porque en caso contrario debían haber solicitado la liquidación voluntaria.

Historia de un impago

En marzo de 2017, unos 15 meses después de haber suspendido los pagos el Hércules, Hacienda rescindió de manera unilateral el convenio de 2013 pasando a reclamar el pago total de la deuda y, al no atenderse esa reclamación, embargar bienes y derechos de la entidad de manera periódica. 

Por esa vía se ha logrado ir conteniendo una deuda que a 31 de diciembre de 2018 ascendía a 3,9 millones de acuerdo con el listado de grandes morosos con el fisco publicado el pasado mes de junio. Al tiempo, el Hércules ha tratado de negociar un nuevo convenio: Carlos Parodi, Juan Carlos Ramírez y Quique Hernández han movido ficha en varias ocasiones, tanto respecto a la delegación Central de Grandes Contribuyentes como a la Delegación Especial de Valencia, pero nunca sus propuesta han colmado las exigencias del fisco en lo que a entregas a cuenta y garantías se refiere. Es más, la posición de Hacienda se ha ido endureciendo con el paso del tiempo; el pasado mes de abril ya le exigía al club el pago inmediato y en efectivo del 50% de la deuda y una aval bancario por el otro 50% para respaldar su pago aplazado

No obstante lo anterior, la anulación de la Decisión de Recuperación por la que la Comisión Europea le reclamaba el pago al Hércules de siete millones de euros puede hacer que esta afloje con sus exigencias pero claro, hay que sentarse con ella para saberlo.

Taquillas

Resulta curioso que la notificación del pasado 26 de junio llegase solo unos días después de que el club hubiera ingresado una importante suma de dinero por la venta de entradas del partido de ida de la eliminatoria final del 'play-off' ante la Ponferradina

Por cierto, esa fase de ascenso acabó mal para los blanquiazules, de manera que el Hércules no se vio obligado a resolver el problema que representaba la situación irregular de la citada deuda para confirmar en los despachos ese éxito deportivo (la Liga de Fútbol Profesional le hubiese exigido un certificado de que no mantenía deudas o que, en el caso de tenerlas, contaba con un acuerdo de aplazamiento de pago).

Noticias relacionadas

next
x