Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La UE ha financiado la iniciativa con casi 350.000 euros

Fundeun lidera un proyecto pionero de realidad aumentada en FP para personas con discapacidad

21/09/2020 - 

ALICANTE. Las cifras del Instituto Nacional de Estadística reflejan que mientras hay un 11,4% de población general con estudios de Formación Profesional Superior, la cifra se reduce a 5,6% en personas con algún tipo de discapacidad. Desde la Fundación Empresa Universidad de Alicante (Fundeun) trabajan desde hace años por poner en marcha  proyectos novedosos para intentar rebajar esa brecha en los estudios, que influye también en el ámbito laboral de personas con algún tipo de capacidad funcional diversa. 

De este modo, hace unos meses pusieron el foco en desarrollar una nueva formación, dirigida a prácticas de personas con discapacidad, en la que la realidad aumentada ayude a adaptar medios a sus capacidades -en concreto, a personas con dificultades auditivas o asociadas a la manipulación de objetos-. Una realidad aumentada y una formación que, sobre todo, se centraría en labores en electrónica, mecánica, laboratorio o informática como testeo de un curso piloto. Y se va a hacer realidad, porque esta propuesta ha sido recientemente seleccionada por la Unión Europea (UE) para ser financiada, durante tres años, con 337.317 euros. Dentro de las Asociaciones Estratégicas en el sector de Formación Profesional (KA202), el proyecto piloto de Fundeun se hará realidad para el desarrollo de innovación que han llamado Guiado digital mediante balizas y realidad aumentada para la inclusión de estudiantes con discapacidad en las prácticas formativas de Formación Profesional en Alicante.

El director de Fundeun, Rafael Lafont, habla con Alicante Plaza para explicar este plan, que, además, será pionero en la Unión Europea. "Estamos muy ilusionados por desarrollar este proyecto. La realidad aumentada ya se usa en prácticas formativas pero no hay ninguna asociación en la UE que lo haya hecho". Lafont ahonda en cómo se irá construyendo esta iniciativa. "El alumnado puede interactuar en el mundo real con elementos de realidad virtual. Se hará con elementos y balizas que pueden ayudarles a manejar una máquina y, a la vez, aportará un feedback a la hora de manejar algo en concreto". Normalmente, para personas con este tipo de capacidades funcionales diversas debería haber siempre un tutor acompañándolo. No obstante, "con este tipo de formación pueden ser autónomos y, a su propio ritmo, podrán evolucionar". De momento, los tres años de construcción del proyecto servirán para un primer testeo que pretende crecer para crear un entorno formativo concreto y que sea escalable y apto para cubrir otros tipos de discapacidades. 

En estos momentos, Fundeun trabaja en la preparación del contrato, que es el primerísimo paso en este plan. En este proyecto le acompañarán otros tres países socios: Finlandia, Alemania y Rumanía. En este caso, Fundeun lidera el proyecto que suman un total de seis socios. El hecho de que sea transnacional se plantea para valorar la independencia de los resultados formativos entre realidades de FP muy diferentes.  Por ejemplo, en Finlandia la integración de la discapacidad en estudios de FP usa unos parámetros muy relevantes, que no son habituales en la UE. Así, en este plan tomarán conocimientos y proyectos gestados y experimentados en el país nórdico para adaptarlos con la nueva tecnología. 

Las que serán las prácticas se harán con 150 personas del alumnado con capacidades funcionales diversas de FP en la Comunitat Valenciana. Para ello han incorporado como socios a la Dirreción General de FP y ERE de la Comunitat. Además, colaborarán con asesoramiento y diseño de estrategias de innovación en el desarrollo del aprendizaje permanente.

En esta iniciativa, otro de los socios son los murcianos Ingeniolabs, quienes ya han trabajado con Fundeun y serán los encargados de realizar los desarrollos relacionados con la realidad virtual. Ingeniolabs ya ha elaborado elementos educativos innovadores y accesibles para organismos públicos y privados como Fundación Telefónica o el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Son expertos en gamificación, entornos accesibles, usabilidad y experiencia de usuario, sobre todo para personas con discapacidad.

En el caso de los socios de otros países, participa desde Finlandia el centro Ammattiopisto Spesia, lugar de referencia europea en estudios de FP y la inclusión en el mercado laboral. También está la Universidad Vasile Alecsandri, de Rumanía, muy tecnológica y con experiencia en desarrollos TIC educativos para la inclusión social de personas con discapacidad. Desde Alemania, el Instituto para la Consultoría Socio-Científica (ISOB), será responsable de la evaluación y el plan de calidad del proyecto.

"Estamos preparados e ilusionados. Dentro de su categoría, ha sido el proyecto con más dotación económica", asegura Rafael Lafont. "Hay que dar un giro de tuerca a la formación online, explorar nuevas tecnologías y métodos de enseñanza. Estamos contentos de poder testarlo con personas con discapacidad. Sabemos que es un camino largo, pero ya tenemos buena experiencia con Labotrans". 

Labotrans es otro proyecto liderado por Fundeun, a punto de terminar, que desarrolla una nueva metodología de formación online para personas con discapacidad destinada a potenciar habilidades transversales que les permitan acceder a un empleo. Lo idean como una nueva forma de aprender habilidades transversales a través de simuladores de entornos de trabajo reales adaptados a cada perfil profesional a través de un rol gamificado.

Volviendo al nuevo proyecto, en la fase inicial trabajarán el análisis previo. Y es que no hay muchos estudios sobre formación online y discapacidad centrados en FP en la UE. Por este motivo comienzan con ímpetu, también, para trabajar en la sensibilización para la adaptación curricular y de la formación online. El objetivo, cuando el plan concluya en septiembre de 2023, será que el proyecto pueda ser escalable y adaptable a más países y otros tipos de discapacidad.

Noticias relacionadas

next
x