Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

declaración de emergencia desde el consell, que comenzará en enero los trabajos 

El peligro de fugas de residuos tras la DANA urge el sellado del vaso B del vertedero en La Murada

21/12/2019 - 

ORIHUELA. El Consell ha declarado de emergencia los trabajos para el sellado y la restauración ambiental del Vaso B en el antiguo vertedero de Proambiente en La Murada. Los motivos: el peligro de fugas de residuos peligrosos como lixiviados desde ese vaso después de que, tras la DANA, el terreno quedara afectado y los residuos más expuestos. Con esta medida quieren "prevenir situaciones que puedan producir graves perjuicios para la salud de las personas y el medio ambiente" según apunta un documento de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica que encabeza Mireia Mollà. Así, los inicios de los trabajos deberán darse, como máximo, el 18 de enero y la obra contará con un plazo de ejecución de cinco meses

Las labores se realizarán a través de un encargo al medio propio personificado, Tragsa Empresa de Transformación Agraria, S.A con un presupuesto total de los trabajos de 499.873 euros, que se financiarán con cargo al presupuesto de la Generalitat Valenciana para el año 2020.

La urgencia de este documento se firmó hace unos días planteando la necesidad en un listado de antecedentes. El inicio se remonta a la gota fría de septiembre y los registros históricos de precipitación en Orihuela de casi 500 litros por metro cuadrado en dos días con los consiguientes destrozos y afecciones en la zona.

Así, desde la Conselleria apuntan que la empresa Proambiente, -de Ángel Fenoll, acusado en el juicio del Caso Brugal-, entre Abanilla y Orihuela, dispone de seis zonas de acumulación de residuos denominadas vasos) y que el entorno del vaso B, en La Murada, está afectado tras las lluvias. Por este motivo, desde el Consell indican que los restos "han quedado considerablemente más expuestos y en parte desprotegidos de las capas de tierra que los tapaban, lo que puede provocar afecciones tanto a las parcelas colindantes como al barranco existente en las proximidades", textualmente. Por ello, tras la gota fría, el vaso B, que hasta ese momento no habría presentado graves problemas ni afecciones, a partir de este momento se convierte, a consideración del gobierno autonómico, en un potencial origen de fugas de lixiviados e inestabilidad de los taludes.


Los responsables del Consell y del Consorcio Vega Baja Sostenible, en 2018, cifraron la inversiópara reparar "esta barbaridad ecológica" en unos 20 millones de euros a lo largo de 30 años, que invertirádesde las arcas públicas valencianas y murcianas porque la empresa Proambiente, en juicios actualmente como responsable de los vertidosestá en quiebra. 

Después de aprobarse los decretos a nivel autonómico para paliar daños producidos por el temporal de lluvias, y de un informe en octubre del Servicio de Supervisión de Proyectos, para definir y valorar las soluciones necesarias para el mínimo riesgo en el sellado y restauración ambiental del vaso B, los técnicos proponen el encapsulamiento en el emplazamiento actual en La Murada. Para ello, se usará un sistema multibarrera en las parcelas 101 A y B del polígono 7 de la pedanía oriolana. 

Ya en noviembre de 2019, el Servicio de Residuos de la Dirección General de Agricultura emitió un informe en el que exponía a necesidad de actuar de manera inmediata para el sellado del vaso B situado dentro de las instalaciones de Proambiente, por los daños tras la DANA de septiembre. El Consell contará con Tragsa por su "dilatada experiencia en el sellado de vertederos y actuaciones de restauración ambiental de espacios degradados". Además, la firma ha trabajado previamente en las actuaciones realizadas en los diferentes vasos, como el vaso A de Abanilla y realiza trabajos en estos momentos en la misma instalación, en la zona de Murcia como medio propio y ente público instrumental de su Comunidad Autónoma.

Tras una reunión técnica mantenida entre representantes de la Dirección General de Medio Ambiente de la Región de Murcia, la Dirección General de Calidad y Educación Ambiental de la Generalitat Valenciana y el anterior Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), actual Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), aseguran desde el gobierno autonómico que quedó patente que lo más adecuado desde el punto de vista ambiental y técnico era actuar de forma homogénea y conjunta en el sellado de los vasos y enterramientos en ambas comunidades. El Consell justifica el encargo a medio propio personificado por motivos de "eficiencia y agilidad". La propuesta de la Dirección General de Calidad y Educación Ambiental para la declaración de emergencia de los trabajos de sellado del Vaso B llegó el 4 de diciembre.

Mientras que en Murcia los sellados de los vasos A y C iban más adelantados, en la provincia de Alicante, en La Murada, los plazos han ido históricamente más lentos. Ya se realizó en noviembre de 2017 el sellado del vaso D, la obra más urgente, porque era una conducción que se incendiaba. Ahora, la vía urgente acelerará las labores en el vaso B.

Noticias relacionadas

next
x