X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

preparan mociones y acudirán a la manifestación de la fapa gabriel miró el 18 de enero 

A PP y Cs en la Vega Baja tampoco les sirve la implantación del plurilingüismo "suave" de Marzà

11/12/2019 - 

ORIHUELA. La vía de flexibilización de la Conselleria de Educación con la aplicación del decreto de plurilingüismo en Secundaria en la comarca de la Vega Baja no ha servido, por el momento, para calmar las posiciones de PP, Ciudadanos o Vox al respecto de la aplicación de la nueva ley educativa. Al contrario, parece haber servido de revulsivo para estas formaciones en las zonas castellanohablantes para remarcar sus posiciones. El anuncio de la próxima manifestación en Orihuela, por parte de la delegación comarcal Bajo Segura de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres (FAPA) Gabriel Miró, con el objetivo de defender el derecho a elegir la lengua vehicular de las familias en el proceso de aprendizaje, prevista para el 18 de enero ha servido de punto de unión con el que las fuerzas políticas en contra de la propuesta del conseller de Educación, Vicent Marzà quieren dejarse ver. Las reacciones políticas de adhesión a esta próxima marcha de PP y Cs desde municipios como Torrevieja u Orihuela no se han hecho esperar. En Orihuela, de hecho, el PP ha presentado una moción que se llevará la próximo pleno -y tiene todos los visos de ser aprobada con el beneplácito del equipo de gobierno- para "instar a la Conselleria de Educación a la modificación de la Ley 4/2018 del Plurilingüismo "para no discriminar una vez más a los ciudadanos de esta comarca". Aunque la moción es una iniciativa que, de momento, solo ha tomado el PP oriolano, las posturas que defienden son compartidas por el PP provincial. Por su parte, el alcalde de Callosa de Segura, el popular Manuel Martínez Sirvent, quiere promover la creación de una mesa de trabajo conjunta para "unir fuerzas y coordinar acciones en defensa de la elección de la lengua". Así, las fuerzas de derecha se unen con diversas acciones por hacer un frente común contra el plurilingüismo promovido por el Consell.

Manifestación

La marcha convocada por la FAPA Gabriel Miró en enero en Orihuela llevará el lema "Valenciano sí, Castellà, també" y desde la organización pretenden "expresar el sentir de las comunidades educativas de la Vega Baja respecto a la implantación de la ley por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano". A esta llamada se unirá el PP de Torrevieja y Orihuela, junto a otros municipios de la comarca, aún por confirmar. El edil de Educación de Torrevieja, Ricardo Recuero, asegura que estarán allí para "atender y acompañar a las familias de la localidad y tras escuchar las preocupaciones e inquietudes de ellas". Así, apoyaba su postura para que "los proyectos plurilingües de los centros educativos atiendan a la realidad sociocultural de la ciudad".

El PP de Orihuela va en el mismo sentido que el de Torrevieja y, además, ven "motivos de preocupación" que, a su parecer, provocaron la reciente reunión de Marzà con representantes de centros educativos de la comarca. Así, consideran que "él mismo abogó en la reunión por el incumplimiento de la Ley 4/2018 del Plurilingüismo, con instrucciones verbales a los asistentes que invitan a procedimientos que no contempla la Ley". Y sobre la que el PP apunta que es un documento "mal planificado y que debe modificarse para que la educación plurilingüe llegue a las aulas de forma seria y con respaldo jurídico para todos los centros". 

Por su parte, desde Ciudadanos en Orihuela, su portavoz, José Aix, además de confirmar la adhesión a la manifestación del 18 de enero, afirmó a través de un comunicado dirigido a Marzà que "le exijo, desde Orihuela, desde la Vega Baja, que nos deje ser y sentirnos valencianos a nuestra manera, tan valencianos como usted, independientemente de que hablemos castellano, valenciano o ambas lenguas". Desde Ciudadanos en Orihuela, así, mantienen que "alzaremos la voz contra una ley en la que no creemos, una ley mal hecha y con peor intención, una ley que divide y enfrenta, que genera conflicto". 

Además, a falta de un comunicado o posición concreta, desde Vox en la provincia de Alicante también han asegurado que asistirán a la marcha del 18 de enero y que están en contacto con algunas plataformas que defienden la enseñanza en castellano.

Moción

E PP de Orihuela llevará al próximo pleno una moción con el fin de pedir al Consell que modificar la ley de Plurilingüismo con varios puntos que se resumen en : solicitar un nuevo calendario de implantación progresiva que tendrá a partir del próximo curso 2020-2021; que se respete a las zonas castellanohablantes y su tratamiento legal diferenciado por la Ley de Uso y Enseñanza del Valenciano y no se les obligue a dar asignaturas no lingüísticas en valenciano, así como que se lleve a cabo el desarrollo de los "Programas Plurilingües Experimentales Innovadores" a los que pueden acogerse los centros.

Y es que, en un acto que presentaron ayer el presidente del Partido Popular de Orihuela, Dámaso Aparicio, y la secretaria general, Begoña Cuartero, los populares oriolanos creen que la actual Ley propuesta por Marzà "no garantiza la igualdad de oportunidades del alumnado del sistema educativo
valenciano" y que el de la Vega Baja estaría "siempre en desventaja" con otras zonas valencianoparlantes a la hora de asimilar conocimientos en lengua valenciana. También creen que el decreto "se debe elaborar  de acuerdo con las necesidades del contexto socioeducativo de cada centro" y mantienen que "no admite una implantación progresiva y adecuada".

Mesa de trabajo

Desde Callosa de Segura, su alcalde ha apostado por crear una mesa de trabajo y frente común para la "libertad de elección de la lengua". Así, para el primer edil, el objetivo sería unir a AMPAS, instituciones, colectivos y centros educativos en un frente para "trasladar al Gobierno Valenciano la preocupación de toda la Vega Baja con este asunto". Ahonda en que quieren evitar "hacer política" y llevar "las preocupaciones de nuestra comarca de la Vega Baja a nuestros gobernantes autonómicos para que adapten la ley a la singularidad de cada zona". Así, ha preparado una reunión de trabajo el jueves 19 de diciembre para trazar las primeras líneas. 

El departamento de Vicent Marzà está dispuesto a hablar, de hecho ya se reunión con los equipos directivos de los institutos de Secundaria de la comarca. La resolución de dudas y la flexibilización de la normativa, según cada nivel de valenciano en los centros es uno de sus pasos más claros. Está sobre la mesa la posibilidad de que en los centros en los que el nivel de valenciano sea más bajo, se de ola posibilidad a los alumnos de poder hacer trabajos experimentales de adaptación. No obstante, la mano tendida del conseller, solo ha servido por el momento para reforzar las posiciones en el bloque de partidos de la derecha en la Vega Baja con su rechazo de entrada a la ley tal y como se plantea, aunque sea de forma más suave. Queda por ver próximos movimientos, el seguimiento de la manifestación, los gestos del Consell para averiguar cuál será el camino final para el plurilingüismo en una zona tan peculiar como la Vega Baja. 

Noticias relacionadas

next
x