X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 9 de diciembre y se habla de Vox alicante hoteles inteligencia articial ANDRÉS PEDREÑO benidorm

comisión para fiscalizar los acuerdos concertados por el pp

PSOE, Guanyar y Compromís obligan a Barcala a investigar los contratos con su exasesor

Los 'populares' y Cs rechazan la propuesta de Compromís al considerar que se pueden revisar en la comisión de vigilancia que ya existe. Cs plantea una enmienda para que también se indaguen los acuerdos sobre el Plan Ciudad por si hubo fraccionamiento y airea que uno de ellos fue para una empresa asociada a una edil de Compromís en Cocentaina 

29/11/2018 - 

ALICANTE. Habrá comisión de investigación sobre los contratos concertados por el equipo de Gobierno del PP con las empresas y profesionales vinculados a su cargo de confianza y miembro de su ejecutiva local, Jorge Crespo (cesado, precisamente, después de que se constatase que pudo haber incurrido en un supuesto de incompatibilidad al resultar preadjudicatario de un contrato municipal a través de la sociedad Avanza Serveis Integrals de la Terreta). Los tres grupos que compartieron responsabilidades de gobierno hasta noviembre de 2017, PSOE, Guanyar y Compromís, han respaldado la moción para su constitución presentada por la coalición valencianista, después de que Alicante Plaza desvelase la concertación de seis contratos menores concedidos de manera directa por el PP a la socia de Crespo en varias empresas y otros dos al Grupo Ireco, del que el propio Crespo es administrador único, entre julio y septiembre de este año. El PP y Ciudadanos (Cs) han votado en contra, mientras que los dos concejales no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte, se han abstenido.  

El debate de la propuesta, que ha superado el trámite de urgencia al haberse presentado fuera del plazo establecido para su registro, se ha abierto con la discusión de una enmienda in voce presentada por Cs. Su portavoz, Yaneth Giraldo, ha defendido que el objeto que daría pie a la creación de la comisión de investigación que proponía Compromís podría abordarse en la comisión de vigilancia de la contratación, que ya existe, a diferencia de lo que sucedió cuando Cs planteó la constitución de una comisión de investigación sobre los contratos bajo sospecha de la Concejalía de Comercio. Además, ha reprochado a Compromís el retraso en la presentación de la iniciativa, que ha impedido que se presente una enmienda con antelación. En todo caso, ha señalado que Cs creía conveniente que en esta comisión de investigación promovida por Compromís se plantease también el estudio sobre los contratos concertados con motivo de la elaboración del llamado Plan Ciudad, que ha considerado que pudieron haberse fraccionado, durante la etapa en la que Compromís se encargó de su impulso. 

Además, la líder de Cs ha señalado que a su juicio, "crea muchas dudas el hecho de que la adjudicación de uno de esos contratos relacionados con el Plan Ciudad esté vinculada a una edil de Compromís en el Ayuntamiento de Cocentaina". Así, ha señalado que, si Cs no acude a Fiscalía para dar traslado de esa circunstancia es, precisamente, "porque albergamos esas dudas que creemos que se puedan plantear en esta comisión de investigación" planteada sobre los contratos concertados con las empresas vinculadas a Crespo.

El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha señalado, en relación a esa enmienda, que en su opinión se trata de una cuestión que no tiene nada que ver con la propuesta de comisión de investigación que se planteaba, aunque se ha mostrado dispuesto a estudiar su aprobación "si lo vuelven a plantear en otro pleno" mediante otra propuesta para crear una comisión de investigación específica sobre ese tema. Sobre el supuesto nexo con la concejal de Compromís en Cocentaina, desvelado por Giraldo, Bellido ha señalado que "se trata de la primera noticia que tenemos sobre ese supuesto nexo" y ha incidido en que "ustedes ya tienen toda la información sobre ese expediente desde hace tiempo y si hubiesen advertido alguna anomalía, entiendo que habrían acudido ya a Fiscalía".

Ni Guanyar, ni PSOE, ni el PP han admitido la enmienda planteada por Cs, al considerar que se trataba de proponer una cuestión distinta a la que se recogía en la moción de Compromís. El portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, incluso ha insinuado que Cs trataba de "hacer un favor al PP" al plantear esta enmienda con un objeto distinto al que se proponía en la moción de Compromís. Así, la moción se ha planteado en sus propios términos, es decir, tal como se había presentado inicialmente por parte de Compromís.

Sobre el retraso en el registro de la información, Bellido ha señalado que su propuesta no se presentó en el plazo establecido (motivo por el que se ha debatido por la vía de urgencia) porque "esperamos disponer de más información, ya que el PP nos había anunciado que nos facilitaría los expedientes y hasta ahora, lo cierto es que no los tenemos". Después, ha detallado que para Compromís la concertación de esos contratos con las empresas vinculadas con el excargo de confianza del PP podrían suponer un supuesto de incompatibilidad que, además, "se habría tratado de ocultar". En esta línea, ha abundado en que, el pasado julio, cuando se hizo público el motivo del cese de Crespo -cuando Cs alertó de la existencia de un supuesto de incompatibilidad en relación al concurso que se iba a adjudicar a una de sus empresas (Avanza)-, no se dio cuenta de que existían otros expedientes en marcha que también afectaban a las empresas vinculadas a Crespo. 

Así, ha señalado que de lo que se trata no es que sea extraño que se concierten encargos con estas empresas en el pasado, como ha sostenido hasta ahora el PP en defensa de las adjudicaciones formalizadas, sino que "se hubiesen concertado precisamente durante la etapa en la que esta persona ejerció funciones de asesor del PP". 

Por su parte, la edil no adscrita, Nerea Belmonte, ha señalado que le sorprende que se plantee una comisión de investigación cuando Compromís ha apostado habitualmente por acudir "directamente a Fiscalía" y ha señalado que, en todo caso, sería una cuestión que podría tratarse en la comisión de vigilancia de la contratación. Así, ha adelantado que se abstendría en la votación sobre la moción, como ya hizo en el caso de la comisión de investigación sobre el asfaltado de El Moralet. El segundo edil no adscrito, Fernando Sepulcre, ha reprochado que "se trate de judicializar todo" y ha recordado la reprobación de Bellido y de Espuch, que también se debe debatir en el transcurso del pleno en relación a los acuerdos suscritos con la Fundación Escola Valenciana, en la que trabaja la pareja de Espuch y vicesecretario general de Compromís.

La líder de Cs, Giraldo, ha incidido en que, si no se admitía el estudio de los contratos del Plan Ciudad en esta comisión, su grupo no apoyaría su constitución, puesto que "ya existe una comisión de vigilancia de la contratación en la que se puede tratar". 

El portavoz de Guanyar, Pavón, ha incidido en que si Cs creía que los contratos del Plan Ciudad debían ser analizados, el partido de Albert Rivera haría bien en plantear su estudio en la comisión de vigilancia de la contratación. En todo caso, ha señalado que los encargos concertados por el PP con las empresas vinculadas al PP son lo suficientemente "graves" y "oscuros" como para que se analicen en una comisión y ha considerado que lo conveniente sería que esta comisión se aprobase por unanimidad, si no existe ningún miedo a la "transparencia". En esta línea, ha señalado que si Cs no la apoyaba, se reafirmaba su apreciación previa sobre la supuesta connivencia entre dicha formación y el PP. Por último, ha reclamado que se convoque la última sesión pendiente de la comisión de Comercio para cerrar sus conclusiones.

La portavoz de PSOE, Eva Montesinos, ha confirmado su voto a favor sobre la comisión tras recordar que su grupo acudió a Fiscalía para denunciar el contrato que estuvo a punto de adjudicarse a una de las empresas de Crespo, en relación al concurso de mantenimiento de zonas verdes de las escuelas infantiles municipales. Además, ha insistido en que el PP no les había facilitado información sobre estos contratos; les ha reprochado que propongan la reprobación de dos concejales de Compromís, Natxo Bellido y María José Espuch, por una cuestión ética, y, sin embargo, sean ellos mismos quienes hayan vuelto ahora a "la política de amiguetes" como se habría puesto de manifiesto con estos contratos. "Está claro que los escándalos relacionados con sus asesores les persiguen", ha dicho, para volver a recordar el caso de Miguel Ángel Redondo, a quien se vincula con la no adscrita Belmonte.

Los 'populares' defienden que solicitaron varios presupuestos y avisan de que a lo mejor se debe constituir comisiones sobre los contratos de Domínguez, Bellido o Espuch  

El concejal de Infraestructuras, Israel Cortés, ha defendido la posición del PP para explicar que la mayoría de los contratos concedidos a la socia de Crespo se formalizó "a través de un concurso en el que participaron entre tres y cinco empresas, a las que se invitó a participar mediante remisión de propuesta a través de corre electrónico, y que se seleccionó la propuesta de la socia de Crespo con el criterio de adjudicación de mejor precio ofertado". Ha insistido en que "todas las prestaciones son contratos menores de servicios" y que, por lo tanto, "no requieren más que la presentación de factura conformada por el técnico correspondiente". Después, ha considerado que se entendía "la necesidad del señor Bellido de lanzar una bomba de humo para tapar la cuestión de los contratos con Escola Valenciana, pero nada va a tapar el caso Escola", ha dicho, "por mucho que intenten ahora "poner en marcha la política del ventilador". La cuestión, ha añadido, es que "ustedes aplican la ética y la estética de una forma distinta a lo que exigen a los demás".

Respecto a los acuerdos con el Grupo Ireco, Cortés ha reiterado que ha recibido varios contratos del Ayuntamiento desde el año 2011 y también durante la etapa de Gobierno del ya extinto tripartito. Ha recalcado que "son contratos menores de servicios, en los que no se requiere más que la presentación de factura y, aún así, hemos ido más allá". Y ha insistido en que en todos esos acuerdos "puede dilucidarse en la comisión de vigilancia de la contratación", en la línea de lo que había defendido Cs. Eso sí, ha advertido: "Si no es así, nos tocará crear una comisión con los contratos del señor Domínguez, de la señora Moreno, de la señora Espuch o reactivar la comisión del caso Comercio", ha añadido.

En el turno de réplica, Bellido ha instado a Cs a quitarse el complejo de dejar de ser la muletilla del PP. A Cortés, le ha preguntado si todavía le quedan asesores, "después de que todos los que le metieron hayan tenido que ser cesados", y ha señalado que, pese a las iniciativas que el PP ha presentado en el pleno sobre Escola, "su única defensa haya sido sacar el tema otra vez como respuesta". "Esto nos reafirma todavía más en la necesidad de crear esta comsión", ha enfatizado. Así, ha vuelto a incidir en que el problema no es que se diesen contratos a las empresas de Crespo con anterioridad, sino "si se le podían dar cuando ejercía como asesor y si debió ser contratado para desarrollar esa función".

Giraldo, también en el turno de réplica, ha incidido en su posición de que ya existe una comisión de vigilancia de la contratación para dilucidar los contratos con las empresas vinculadas a Crespo en la que, ha dicho, "hemos pedido ya que se convoque cuanto antes para tratar tanto estos contratos, como los contratos del Plan Ciudad o las de los acuerdos con Escola Valenciana". Pavón ha respondido que, a su juicio, la comisión de vigilancia de la contratación "no es lo mismo que una comisión de investigación, que resulta necesaria para plantear cuestiones específicas como la que nos ocupa". En este sentido, ha insistido en que "el señor Cortés ha hablado de tapar vergüenzas al referirse a Compromís; pues si no se trata de tapar vergüenzas, apoyen esta comisión para que se aclare en el seno de esta comisión". "Si ustedes votan en contra, entenderemos que tienen algo que ocultar", señaló.

Montesinos, por su parte, ha incidido en que la diferencia de estos contratos respecto a los del caso Comercio ("que también pasaron por concurso", ha dicho), es que en aquellos no existía ninguna vinculación entre el entonces equipo de Gobierno, presidido por el PSOE, con ningún miembro del partido, como sí ocurre ahora. 

Cortés, en su último turno de palabra, ha insistido en que "el PP sólo mantiene que ya existe una comisión creada en la que se pueden analizar estos contratos", y ha señalado que "lo que no es ético es tener un exalcalde y dos exasesores procesados", en alusión al caso Comercio. De nuevo, ha aludido a polémicas precedentes como los de Belmonte, Domínguez, o los de los contratos de Comercio. Eso sí, ha sostenido que "en todos esos casos sí se han depurado responsabilidades", a diferencia de lo que, ha remarcado, no ha ocurrido en el caso de los acuerdos concertados con Escola. De manera gráfica, ha mostrado la documentación que existe en el Ayuntamiento sobre los acuerdos con las empresas vinculadas a Crespo y la, a su juicio, escasa documentación que existe en relación a los acuerdos con Escola. "No se ha adoptado ninguna responsabilidad respecto al caso de Escola", ha abundado. Así, ha vuelto a acusar al líder de Compromís de perder toda la credibilidad y de tratar de tapar ese asunto con la propuesta de esta comisión.

Noticias relacionadas

next