Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

PRÓXIMO OBJETIVO: INTERÉS NACIONAL

Lo original de un Interés Autonómico: los Moros y Cristianos de Mutxamel son pioneros de 'Els Pacos'

19/11/2020 - 

MUTXAMEL. Más de 150 años de una tradición que no contempla dejar de sumar. En este siglo y medio, las fiestas de Moros y Cristianos de Mutxamel se han convertido en uno de los elementos más característicos del municipio, representando la personalidad de la sociedad mutxamelera. Una trayectoria que ha vivido tanto cambios como logros, siendo el más reciente el reconocimiento como Fiestas de Interés Turístico Autonómico. Una calificación que actualiza la que ya se le otorgó en 2008, la cual le confería el carácter de Interés Turístico Provincial.

Este cambio de consideración reside, fundamentalmente, en la visibilidad que se ha dado a la fiesta fuera de la provincia de Alicante, confiriéndole una mayor proyección. En este sentido, hace dos años llevaron la celebración hasta la Feria Internacional de Turismo (Fitur), en Madrid, donde la comparsa 'Els Pacos' desfiló por el centro de la ciudad. Un paso que también acogió el pueblo de Benamaurel, con la conmemoración del 40 aniversario de las Fiestas de Moros y Cristianos de dicha localidad granadina.

El reciente reconocimiento de carácter autonómico se traduce, tanto para las fiestas como para Mutxamel, en un mayor atractivo para los visitantes que ya asisten al municipio debido a ellas. "Además, nos permite acceder a un tipo de ayudas a las que no podíamos acceder con la calificación provincial, para poder trabajar por las fiestas, desde el Ayuntamiento, la Comisión de Fiestas, las comparsas y los festeros para potenciarlas", apuesta Rafa Pastor (PP), concejal de Fiestas del Consistorio.

Estos cuatro actores -el Área de Fiestas, la Comisión de Moros y Cristianos, las comparsas y las personas festeras- son los que han posibilitado la obtención del reconocimiento, pero, pese a que "el expediente lo inició el Ayuntamiento, quien está detrás de todo es el pueblo, porque sin nuestros vecinos y festeros las fiestas no tendrían sentido", ensalza el edil. Y asegura que, aunque la situación pandémica no permite festejar este premio, "esto no se puede quedar en una simple publicación en el DOGV, por lo que queremos organizar un acto, si no ahora, en 2021, para celebrar el reconocimiento y la vuelta de las fiestas tras la covid-19".

Pese al recorrido de más de siglo y medio que carga a sus espaldas, "la fiesta siempre ha mantenido su esencia", explica. Esto no significa que no haya experimentado cambios, siendo algunos tan notables como el realizado a principios del siglo XX, cuando la celebración se trasladó de marzo a septiembre -concretamente del 7 al 13-: "Fue debido a la climatología y a la campaña agrícola de las cosechas, que provocaba que la gente tuviera más dinero tras el verano con el negocio de la almendra", interpreta el edil.

Los Moros y Cristianos se celebran en Mutxamel en honor a la virgen de Loreto, patrona de la localidad. Un rasgo tradicional que posibilita mantener esa "seña de identidad, un ingrediente que creemos que es lo más importante en unas fiestas patronales y con tanto arraigo. Pero esto no quita que se vayan mejorando y actualizando en las distintas épocas", apunta Pastor. La creación de una comparsa adicional hace 100 años es una de las modificaciones que aportan originalidad a la fiesta. 'Els Pacos', que así se llama, "tiene una manera de desfilar muy particular y ha supuesto el embrión para otros municipios que acabaron teniendo una comparsa igual; Mutxamel fue el primero en crearla", informa.

Otro de los distintivos de la celebración en la localidad es la introducción de una tercera embajada. "Mientras que en otros municipios celebran dos -la embajada Mora y la Cristiana- Mutxamel incluye, también, la contrabandista", destaca el concejal. A lo largo de los sobrepasados 150 años, el número de participantes en la fiesta también se ha visto incrementado, sumando en la actualidad más de 3.000 festeros y festeras, aparte de otros actores como bandas de música o cuerpos de baile, repartidos entre las diez comparsas (cinco moras y cinco cristianas).

Tras haber obtenido el reconocimiento de Fiestas de Interés Turístico Autonómico, la aspiración que se fijan desde la Concejalía es el siguiente escalón: el Interés Nacional, calificativo sobre el que, garantiza el edil, ya se encuentran trabajando: "Sabemos que tenemos que dejar pasar unos años para poder acceder a esta categoría, pero desde el Ayuntamiento nos ponemos a trabajar desde ya, también con la Comisión, para conseguirlas en los próximos años", motiva.

Noticias relacionadas

next
x