X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de ALFONSO MARTÍNEZ CEARRA ELCHE alicante perfecto palacio CEV documental

ABRE EL FESTIVAL 'PROYECTAALC'

'La Historia de Jan' en Alicante: el síndrome de Down visibilizado y naturalizado

Bernardo Moll y Mónica Vic, padres de Jan, asistieron al pre estreno de la película documental en los cines Kinépolis de Alicante. La cinta, que nació como un blog que comenzó a escribir Bernardo cuando iba a ser padre, cuenta las experiencias de un matrimonio primerizo y la asunción y adaptación al hecho de que su primer hijo, Jan, naciese con síndrome de Down. Una tierna, cruda y realista historia que Bernardo ha conseguido llevar a la gran pantalla tras 6 años grabando la evolución de su hijo y los vaivenes que ha ido superando la pareja. La película ha llegado a Alicante gracias a Mediterrània Audiovisual y el festival PROYECTALC que se celebrará del 13 al 18 de febrero

11/02/2017 - 

ALICANTE. Jan corretea y se acerca a un póster, es su foto la que ocupa la mayor parte del mismo. Es el cartel de la película La historia de Jan, su historia. Se queda mirándolo y se pone a hacerle muecas. Luego sale disparado, salta, da un par de vueltas y se tira sobre la moqueta del hall de los cines Kinépolis de Alicante. Jan es un niño normal y así actúa. Aunque tiene síndrome de Down y para gran parte de la sociedad, eso le diferencia. Tanto como para que en pleno siglo XXI, esta sociedad en la que vivimos siga empeñada en convertir a niños como él y como tantos otros con diferencias intelectuales, o físicas, en niños invisibles. Sus padres han conseguido que Jan sea visible, y con él todos aquellos niños que nacen con síndrome de Down: ese es el gran logro de la película documental La vida de Jan. El niño, que tiene ahora 7 años, ha visitado junto con su padre Bernardo Moll, montador cinematográfico, y su madre, Mónica Vic, actriz, para acudir al pre estreno de la película en Alicante.

La relación de sus padres con el mundo audiovisual será algo que a la postre y sin saberlo marcará la vida del pequeño Jan, La historia de Jan. Una película que nace de los textos y los vídeos que Bernardo Moll convirtió en un blog, con el mismo nombre que la película, cuando la pareja estaba a punto de ser padres y tener la certeza de que su bebé tenía síndrome de Down. Así lo explica Bernardo. “El blog fue como una terapia personal cuando me enteré que tenía síndrome de Down. Y a la par pues iba grabando imágenes con la cámara como cualquier padre”, Desde el primer baño en casa, hasta el día que dice papá por primera vez, o cuando Jan deja de gatear hacia atrás y lo hace hacia adelante. Momentos que meten al espectador desde los primeros compases de la película en la vida de la pareja sin pudor, sin filtros, a saco. Y que son toda una lección tanto para padres con hijos con algún tipo de discapacidad o diversidad física o psíquica, con síndrome de Down, pero por extensión para cualquiera al que la vida una vez “le haya sacudido”, como dice Mónica. Frases como “tenía dos opciones, seguir llorando y perderme la infancia de mi hijo, estos años...” son un reflejo de los complicados momentos que suceden a noticias como ser consciente de que tu bebé tiene síndrome de Down, y que Mónica pronuncia delante de la cámara de su marido con lágrimas en los ojos.  Una madre que a la que no le cuesta reconocer que “como todos los níños con síndrome de Down, Jan se merecía un recibimiento mejor.” Momentos que hacen que se te encoja un poco el corazón, y se te cierre la garganta.

Pero en estas primeras grabaciones la historia de Jan, no se había gestado todavía, no tenía forma de película ni de documental. “No teníamos la sensación de que estaba grabando para una película. Muchas veces Bernardo decía que iba a hacer una película, y yo le decía que no era eso posible. Las grabaciones eran tan cotidianas que yo le decía ¿cómo vas a poner esto en una película?”. Pero en la cabeza de Bernardo, se iba afianzando la idea con el paso de los meses y de los años que aquello podía convertirse en un guión en una historia, la historia de su hijo, la historia de Jan. Y como dice Mónica, la historia de tantos y tantos niños con síndrome de Down.  

“Hubo un momento en el que me planteé que tenía que hacer la película”, explica Bernardo.” Busqué un equipo de gente, hicimos un crowdfunding, y dimos a conocer la película.” El rodaje posterior le da sentido a la película, rellena los huecos, ubica las localizaciones, y se encarga de redondear con un guión todas las grabaciones caseras, aunque bien ejecutadas, que había ido realizando Bernardo, director, productor y guionista de la película, a lo largo de 6 años. Luego como dice él “llegamos a los cines gracias a Contracorriente Films y Enrique Cerezo P.C.  Porque quien mejor puede contar esto que alguien que se dedica al cine.”

Y esta pertenencia al cine fue la que le permitió finalmente la colaboración de un equipo de profesionales que le ha dado un empaque de película, de cine, a las grabaciones en vídeo. Grabaciones cotidianas, alegres y simpáticas unas, difíciles y duras otras; como las terapias del bebé para mejorar su respiración, o el primer día en la guardería, o el momento en el que Jan se pone de pie y comienza a caminar. Algo habitual en cualquier niño, especial en los que como Jan, tienen síndrome de Down.  Así cuenta Mónica que “hay mucha gente que ha hecho la película suya. Mucha gente que ha organizado pases de la película o a los que les  ha llevado a comenzar a escribir un blog. La respuesta de la gente ha sido sorprendente, sobre todo aquellas parejas con hijos cuyas circunstancia les diferencia del resto. Tanto con síndrome de Down, como con otro tipo de diferencias. Muchos han hecho lo indecible para que se proyectara la película en su ciudad. Por ejemplo es la historia de  un niño con síndrome de Down llamado Carlos. Cuando se proyectó la película en su pueblo fueron todos los profesionales que trabajan con él, y se acabó convirtiendo en la Historia de Carlos.” La historia de Jan, no es solo su historia, es la historia de superación de muchas familias, visibles e invisibles.

Mónica destaca el valor que para Jan tiene la película, ver pasar sus primeros años de vida en 90 minutos. “Cada vez que ve la película le fascina. A veces termina la película y la quiere volver a ver. Creo que para él es un sueño ver su vida una y otra vez. Creo que aprende cosas nuevas de él mismo y de su entorno cada vez que ve la película.”

La cinta se estrena el próximo día 12 de febrero en los cines Kinépolis del centro comercial Plaza Mar 2 y estará en cartel hasta el próximo jueves 16. La asociación Mediterrània Audiovisual ha sido la encargada de promover el estreno de La historia de Jan en Alicante como previa a la semana que ocupa el festival PROYECTA ALC, certamen audiovisual para niños y jóvenes, que se desarrollará en la ciudad desde el próximo lunes 13 hasta el sábado 18 de febrero. PROYECTA ALC es un festival de carácter educativo y cultural que tiene al audiovisual como protagonista. Dando prioridad a los contenidos para niños y a los profesionales del sector. El festival incluye proyecciones de cortos y talleres para niños y adolescentes, actividades para profesionales de la educación y conferencias.

Noticias relacionadas

next