dictamen de la comisión de hacienda

El bipartito de Alicante suma a Vox para bonificar el IAE y el impuesto de obras

18/09/2020 - 

ALICANTE. Las tres fuerzas del bloque de centro-derecha representadas en el Ayuntamiento de Alicante (PP, Cs y Vox) han validado este viernes, en comisión de Hacienda, la propuesta presentada por el bipartito de Alicante (PP y Cs) para modificar las ordenanzas fiscales del Impuesto sobre las Actividades Económicas (IAE) y de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que se elevarán a pleno este próximo jueves, día 24.

Fuentes municipales han indicado, a través de un comunicado, que "las nuevas rebajas fiscales encaminadas a impulsar la recuperación económica de la ciudad tras la crisis abierta por la pandemia han salido adelante en la ordenanza del IAE con los votos a favor de Partido Popular, Ciudadanos y Vox, y la abstención de PSOE, Compromís y Unidas Podemos. La modificación de la ordenanza fiscal del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras se ha aprobado con los votos a favor de Partido Popular, Ciudadanos y Vox, la abstención de PSOE y Compromís, y el voto en contra de Unides Podem.

Las mismas fuentes han explicado que los proyectos forman parte de las propuestas que se presentaron en la Comisión para la Recuperación y confirman "la voluntad del equipo de gobierno de contribuir por todos los medios al alcance del Ayuntamiento de Alicante a una rápida recuperación económica". Entre las modificaciones aprobadas se ha acordado aplicar una disminución de la carga fiscal a ciudadanos y empresas con la introducción de nuevas o mayores bonificaciones en la cuota del Impuesto de Actividades Económicas.

La reforma dictaminada favorablemente de manera inicial plantea una disminución de esta carga fiscal para todas aquellas empresas existentes y de nueva creación e implantación en el municipio de Alicante con el objetivo de la dinamización económica, estableciendo una bonificación del IAE durante los ejercicios 2021 y 2022 para todas aquellas empresas que hayan obtenido resultado negativo durante los años 2020 y 2021.

En concreto se determina una bonificación de hasta el 50% de la cuota correspondiente municipal para aquellos sujetos pasivos que tengan unos rendimientos negativos este y el próximo año, aplicándose esta reducción por cada uno de estos ejercicios fiscales. El porcentaje de deducción de la cuota se determinará en función de cuál sea la división, agrupación o grupo de las tarifas del impuesto en que se clasifique la actividad económica realizada. Desde la Concejalía de Hacienda se trabaja con la estimación de que un 20% del censo pudiera tener rendimientos negativos y que la reducción media podría quedar establecida en un 25% de la cuota, lo que supondría una disminución de ingresos para el Ayuntamiento de Alicante de cerca de 350.000 euros en concepto bajada de la recaudación del IAE.

Por otra parte, la modificación aprobada en la comisión de Hacienda de la ordenanza reguladora del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras introduce una serie de bonificaciones que sirvan para incentivar el empleo, para dinamizar la economía y para impulsar la creación de puestos de trabajo.

Estas bonificaciones van encaminadas a apoyar las actuaciones que reciben la declaración de Especial Interés Municipal, por su inversión y capacidad de generar puestos de trabajo, también se destinarán a respaldar aquellas obras encaminadas a mejorar la accesibilidad de personas con discapacidad y para la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar. La reducción del ICIO puede alcanzar el 95% de este impuesto para las actuaciones que sean declaradas de interés municipal o de utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tan declaración.

Para el caso de empresas de nueva implantación en el término municipal de Alicante, es decir, cuando concurra la circunstancia de que la construcción, instalación u obras sean realizadas con el fin de establecer una actividad económica en Alicante ciudad se aplicará una deducción de un 75% de la cuota, que podría llegar al 95% si esa actuación se desarrolla sobre suelo vacante industrial. Por último, la modificación de la ordenanza establece una bonificación del 50% de la cuota del ICIO cuando la actuación está encaminada al aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar.

Tanto el alcalde, Luis Barcala, como la edil de Hacienda, Lidia López, han manifestado su satisfacción por sacar adelante este ajuste fiscal, que se suma al recorte del 5% del IBI aprobado a finales de 2018, "encaminado a facilitar que nuestras empresas, comercios y autónomos tengan mejores condiciones para salir de la crisis económica a las que nos ha llevado la covid-19, demostrando la firme voluntad del Ayuntamiento de contribuir con todos los medios a su alcance a impulsar la recuperación, al tiempo que evitamos las asfixia de nuestras empresas y propiciamos la creación de puestos de trabajo".

Las posiciones de la oposición

Por su parte, los grupos del eje progresista (PSOE, Unides Podem y Compromís) han explicado sus respectivas posiciones y han reaccionado frente a la desestimación de sus propuestas, también por lo que respecta a la propuesta de modificación del IBI. En primer término, el PSOE ha concretado que había presentado diversas enmiendas que no han sido admitidas, "como son la reducción de requisitos de las pymes para el Fomento de Empleo o el incentivo de la economía social y del autoempleo". "Por este motivo, el grupo socialista se ha abstenido en la votación de ambas propuestas de modificación y ha manifestado a Barcala y a la concejala de Hacienda que han perdido una oportunidad magnífica para la dinamización económica de la ciudad", han apuntado portavoces del PSOE, a través de un comunicado.

Sobre el IAE, el PSOE ha cuestionado la repercusión económica que se prevé por la nueva ordenanza. "Este impuesto afecta a empresas cuyo volumen de negocio supera el millón de euros y mientras que este impuesto puede suponer cerca del 0,1% de su facturación, el impacto sobre la recaudación de este impuesto supera el 5%. Una recaudación que en estos momentos es fundamental para las finanzas del Ayuntamiento y para la financiación de los servicios públicos municipales", han añadido.

A juicio del PSOE, "la rebaja de ingresos del Ayuntamiento está insuficientemente justificada y no es una política razonable en estos momentos, puesto que el impacto en los sujetos pasivos es mínimo mientras que la merma en la recaudación es desproporcionada. Hay que buscar un equilibrio entre medidas adoptadas y objetivos perseguidos". "Barcala busca un efectismo mediático y no encuentra una senda coherente para recuperar la economía de la ciudad, el empleo, el equilibrio social y económico", ha indicado su portavoz, Paco Sanguino.

Además, el PSOE incide en que propuso enmiendas enfocadas a contribuir a la recuperación económica, la generación de empleo y al mantenimiento y desarrollo del tejido productivo en la ciudad de Alicante, focalizado el alivio de la carga impositiva de formas jurídicas empresariales vinculados a la Economía Social o integradas por personas afectadas por la crisis económica a consecuencia de la pandemia.

Por su parte, el grupo municipal de Unides Podem se ha referido al rechazo de sus enmiendas a la propuesta de modificación de la ordenanza fiscal reguladora del IBI, cuya votación se ha aplazado para una próxima comisión de Hacienda. Fuentes de la confluencia han señalado que presentaron una batería de propuestas para "penalizar las viviendas vacías de los grandes tenedores, incentivar su salida al mercado y rebajar el precio de los alquileres. La intención de las enmiendas de la coalición era favorecer el acceso a la vivienda y generar medidas disuasorias para la especulación inmobiliaria, una de las problemáticas más evidentes de desigualdad social en nuestra ciudad", han apuntado, a través de un comunicado.

Sin embargo, según Unides Podem, el equipo de Gobierno (PP y Cs) ha rechazado todas las enmiendas. Para su portavoz, Xavier López, "PP y Cs rechazan que pague más la banca y a incentivar que baje el precio de los alquileres, pero no tienen ningún problema en entregar precipitadamente 19 millones de los ahorros de las alicantinas y alicantinos". López considera que "está muy claro para quién gobierna la derecha en Alicante y, desde luego, no es para la mayoría social de la ciudad".

Entre las medidas presentadas por Unides Podem y rechazadas por el bipartito, "se incluía también el cobro del IBI a la Iglesia por aquellos inmuebles por los que percibe un rendimiento económico y en los que no se lleve acabo una actividad de culto o con fines sociales. El portavoz de la coalición ha incidido en que "defender la justicia social desde las instituciones es aplicar medidas fiscales para proteger a las personas más vulnerables y evitar que la crisis de la Covid19 la sigan pagando quienes menos tienen".

Finalmente, a pesar de que el expediente de esta ordenanza estaba incluido en el orden del día de la Comisión de Hacienda celebrada este viernes, la votación ha tenido que ser aplazada por la falta de un informe jurídico y se llevará a cabo, previsiblemente, e lunes o el martes de la próxima semana.

Por último, el portavoz del grupo municipal de Compromís, Natxo Bellido, también ha lamentado que PP y Cs hayan planteado desestimar sus enmiendas a la ordenanza fiscal reguladora del IBI por lo que respecta a incluir bonificaciones para familias monoparentales.

next
x