X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

diferencia en quién debe aprobarlo, el pleno o la junta de gobierno

Sigue la batalla por el callejero de Alicante: PP y C's impugnan los cambios; el tripartito los aplicará

La purga de nombres franquistas en el callejero de Alicante sigue en el aire. Al cambio de nombres propuestos por el tripartito, le viene ahora la impugnación de PP y Ciudadanos. La concejala de Memoria Histórica, de Compromís, insiste en que los cambios se llevarán a cabo y que será la Junta de Gobierno quien lo aprueba

8/11/2016 - 

ALICANTE. Los grupos municipales de Ciudadanos y Partido Popular en el Ayuntamiento de Alicante han pedido debatir en el pleno municipal el cambio de 47 nombres de calles franquistas en la ciudad porque, de lo contrario, han anunciado que "impugnarán" la decisión del equipo de Gobierno, tomada en Junta de Gobierno. Esa decisión se adoptó este lunes ''por mayoría'' en la Comisión de Memoria Histórica. La edil responsable del área, Maria José Espuch, de Compromís, ha justificado que sea la Junta de Gobierno quien tome la decisión sobre el cambio de nombres de calles franquistas y no el Pleno municipal porque "una ordenanza no puede ser derogada por un acuerdo de pleno".

Así lo ha indicado a los medios este martes, el portavoz 'popular' en el consistorio, Luis Barcala, tras el anuncio del equipo de Gobierno de pasar la decisión de la Comisión de Memoria Histórica por la Junta de Gobierno y simplemente dar cuenta al pleno de la decisión tomada.

Al respecto, ha indicado que la impugnación se sustenta en tres argumentos: la "falta de legalidad; por haber omitido la participación ciudadana a la que se había comprometido como uno de los objetivos de la Comisión; y, por el alto coste que de manera innecesaria va a generar a las arcas municipales y a los vecinos de Alicante".

Así, ha resaltado que el PP impugnará "cualquier acuerdo que adopte la Junta de Gobierno", y ha recordado que hay un acuerdo de pleno por el que se crea la comisión y "el Reglamento del pleno es muy claro, las comisiones responden ante el pleno". 

Barcala ha insistido en que "los trabajos elaborados por la comisión serían elevados al pleno para su debate y su aprobación". "Eso lo obvian y tratan de reconducirlo a la Junta de Gobierno para seguir sin dar explicaciones y sin abrir el debate que no se ha abierto a la ciudadanía y tampoco a los partidos políticos".

Finalmente, ha opinado que en el PP "no puede permitir la modificación de 47 calles en Alicante sin que se cumpla con la Ley de Memoria Histórica". En ese sentido, ha considerado que si la ley habla de "personajes que participaron en la sublevación, en la Guerra Civil o en la represión franquista, esas son las calles que hay que quitar".

Barcala ha considerado que se ha "cocinado" un "totum revolutum" en el que se han incluido calles sin nombre o calles de personajes que no tuvieron que ver con la Guerra porque "murieron antes" y ha puesto como ejemplo Calvo Sotelo, Primo de Rivera o Vázquez de Mella y ha puesto en duda que existan calles que se han manifestado contra el cambio de nombre y no se han cambiado.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Yaneth Giraldo, ha indicado que su formación sí quiere calles "democráticas" y ha afirmado que se proponía presentar a los vecinos de una zona varias propuestas y "sean ellos quienes decidan a su criterio".

La versión de Espuch

La concejal de Compromís ha ofrecido una rueda de prensa este martes para "dar la cara" y aclarar que se ha seguido "fielmente las indicaciones del secretario de la Comisión" y, al respecto, ha leído la ordenanza municipal que apunta que "la competencia de los nombres de las vías públicas, la rotulación de las mismas y la numeración de los edificios corresponde únicamente al Ayuntamiento".

"El órgano competente para la asignación de nombre para las vías públicas del término municipal, corresponde a la Junta de Gobierno municipal", ha seguido leyendo Espuch, que ha reconocido, sin embargo, que en el caso de la Memoria Histórica "se podía haber abordado en la Junta de Gobierno y ya está, pero quisimos formar una Comisión en la que hubiera más participación".

Así, ha lamentado que PP y Ciudadanos se "negaran" a que "las calles de Alicante fuesen más democráticas y se pusiesen al día con la Ley de Memoria Histórica. Pero toda la sociedad civil votó a favor".

Además, ha afirmado que "en ningún momento" se valoró cambiar el nombre "de la plaza de Luceros, ni la Explanada, ni de Reyes Católicos, ni ninguna de las falacias que se han ido diciendo" y lo ha negado "taxativamente". "No vamos a cambiar ninguna calle que tenga que ver con la idiosincrasia de la ciudad, pero sí aquéllas que incumplen la Ley de Memoria Histórica y en eso creo que todos estaremos de acuerdo", ha agregado.

"Alicante se merece un callejero más democrático y actual y no se merece a personajes indignos y asesinos que formaron parte de un alzamiento militar y de una posterior y cruenta Guerra Civil y su posterior dictadura que todavía llevamos arrastrando. Fueron 40 años de horror y ha llegado el momento de pasar página", ha alegado.

Ha asegurado que "claro que hubo vencedores y vencidos", que ha identificado con la población civil "principalmente mujeres y niños" murieron por los bombardeos fascistas y "la Ley trata de dignificar la historia de las personas vencidas que tuvieron que soportar durante 40 años el peso y la dictadura tan cruel que fue el dictador Francisco Franco".

Por ello, ha opinado que para que las heridas sanen "no basta con coser encima", sino que cabe realizar una tarea de "sanación", "hay que limpiar heridas y mirar hacia el futuro".

 Espuch ha indicado que la junta de Gobierno aprobará el cambio de nombres el próximo día 15 y "cuanto antes" se procederá al cambio de placas de calles, que en Alicante son "más costosas" en su elaboración ya que son de cerámica y "en cuanto podamos empezaremos a eliminar elementos fascitas".

"La aplicación de una ley" tendrá un presupuesto de 20,000 euros, ha terminado Maria José Espuch, que ha subrayado que para los vecinos no tendrá "ningún coste" ya que será la Concejalía de Estadística la que se encargará de proceder al cambio de nombre y de dar constancia de ello ante, por ejemplo, ante las entidades bancarias.

"No tendrán que renovar el DNI ni cuentas bancarias, no tienen que hacer nada. Todo les vendrá hecho. Los vecinos cambiarán el DNI cuando les toque renovar", ha zanjado



Noticias relacionadas

next
x