X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el ayuntamiento le reclama 62.000 euros

Prometosa quema otro cartucho por El Murtal de Benidorm: recurre en el TSJ que los dueños paguen su deuda

12/12/2018 - 

BENIDORM. La empresa Prometosa Construcciones ha recurrido ante el Tribunal de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) el acuerdo del Ayuntamiento de Benidorm por el que los dueños de El Murtal pagan su deuda. El Consistorio tiene claro que es la mercantil la que se tiene que hacer cargo de los 62.000 euros que faltan por pagar a los acreedores, pero ante la negativa de Prometosa, al final han sido los dueños de los terrenos los que han ingresado dicha cantidad, eso sí, a cambio de que se les descuente en futuros pagos.

En relación a esos 62.000 euros, cabe recordar que sería para cuatro acreedores netos cuyos metros cuadrados no harían una parcela completa, motivo por el cual se le tendría que compensar. 

En la cronología de los hechos, el Ayuntamiento habría vuelto a denegar el recurso interpuesto ante el consistorio por la decisión de que lo pagaran los dueños. Como consecuencia, la empresa habría interpuesto este recurso en el TSJCV.

Algo que no ha contentado a la empresa urbanizadora, que no es la primera vez que acude a los tribunales para defender sus intereses. Entre otras cosas, ya había recurrido por la reparcelación del terreno, que ya estaría a la espera de la certificación. 

Así, los pasos del Ayuntamiento y la predisposición de los propietarios hace que cada vez esté más cerca la urbanización de El Murtal. Tanto es así que ahora mismo estarían a la espera de poder entregar en el Registro de la Propiedad cómo quedaría el terreno, después del proyecto de reparcelación que llevó a cabo una empresa externa. Cabe señalar que la mercantil recusó a los técnicos municipales, por lo que no se podían hacer cargo de dicho proyecto.

Todo ello a pesar de la urbanizadora, que como apuntó un informe municipal, podría estar intentando ganar tiempo para no asumir dicho proyecto: "denotaría una evidente incapacidad del urbanizador para asumir la ejecución del PAI". 

Este sector ocupa cerca de un millón de metros cuadrados en la zona de Poniente y se encuentra paralizado desde hace diez años por diversos litigios judiciales. Allí se previó la construcción de hasta 2.900 viviendas.

El suelo fue adjudicado a Prometosa Construcciones en el año 2000 y no fue hasta un año después cuando se presentó el primer proyecto de urbanización. La aprobación definitiva de la Conselleria llegó en 2003, pero hasta el año 2006 no se suscribió el convenio urbanístico con el ayuntamiento, pero desde entonces los litigios y problemas han impedido los avances en el sector.


Noticias relacionadas

next