Alertan de la puerta abierta a otros usos

Les Corts sigue con la Ley del Palmeral: preocupación por el uso y el abandono de acequias clave

30/03/2021 - 

ELCHE. Les Corts celebraba este lunes la segunda sesión de debate sobre la Ley del Palmeral, que ya abordó en su primera jornada de ponencias sobre las alegaciones a la misma los diferentes puntos de vista acerca de su uso, que es el tema que más polémica o diferencias suscita. Esta vez se alertó de la entrada de posibles usos genéricos en los Unesco, lo que puede desvirtuarlo, según uno de los intervinientes, porque no estaba contemplado inicialmente. También hubo ponencias que han vuelto a incidir en la falta de financiación, pero también en otras cuestiones como la infrautilización en general de muchos productos derivados del palmeral o el abandono que se ha hecho desde hace décadas de acequias clave que permiten fortalecer el sistema de irrigación, parte clave del agrosistema, o problemas con la calificación del suelo. 

Sobre esto último, el abogado Eduardo Medina, que realizó en 1998 una tesis sobre la protección jurídica del palmeral, señalaba que aún está vigente, "lo que significa que queda mucho por hacer", explicaba. En este sentido, expuso que ya entonces el justiprecio que recibían los propietarios de los huertos de palmeras por parte municipal no era ajustado al valor del palmeral, ya que eran más caros los que estaban frente al palmeral, sin edificar.

Conflictos jurídicos y... ¿creación de huertos?

"Tenemos que ser justos con el interés privado y el público", señalaba sobre la posibilidad de expropiar más huertos ligándolo con la búsqueda de fondos europeos: "¿Por qué no se ha gestionado en estos 20 años?", apuntaba. Opina que antes que expropiar se debería plantear un "tanteo y retracto, mejor el consenso". Cree que hay que encontrar rentabilidad porque actualmente no es sostenible a nivel económico —también pidió ayudas a los propietarios—, menos solo por parte del Consistorio, y considera que la especulación urbanística a la que se ha aludido durante estos dos días de debate "es demagogia falsa, fue un problema para los años 20, pero desde la protección de la II República ha habido normas de protección constante. Si no se rentabiliza el palmeral, no será sostenible".

Por eso plantea que "cualquier acción que hagamos que limite derechos tiene que ir acompañado de una compensación económica y por tanto de financiación". Sobre la cuestión matiza que hay en la ley posibles defectos que no la hagan útil por la calificación de suelo como había antes, y añadió que si esta ley se aprueba antes que el Plan Director, que como ha contado este medio, aún no existe, generará problemas. Eso sí, lanzaba la reflexión el abogado que por qué no crear nuevos huertos en las zonas de desarrollo urbano de la ciudad. Es decir, crear nuevos huertos para el futuro. Sobre los posibles usos, cree que pueden ser también interesantes desde el punto de vista turístico, además del valor cultural y de calidad del paisaje para la ciudadanía. 

Fuera del ámbito jurídico, Vicente Campos como presidente de Apelx aunque dentro de una ponencia de l'Associació per al Desenvolupament Rural del Camp d'Elx, habló de la vertiente de infrautilización en los productos que se pueden aprovechar del palmeral, así como de partes de todo el sistema que están abandonados, como algunas acequias. Echó en falta como hicieron otros colectivos no haber podido participar en el borrador de la ley, pero coincidió en bastantes puntos de las ponencias más conservacionistas. Pero ven fundamental que se realicen actuaciones encaminadas a la promoción del palmeral, y a "aprovechar el recurso de los usos infrautilizados del palmeral".

El dátil, la madera, la palma... productos infrautilizados

Entre ellos, a denominación de origen 'Dátil d’Elx' y creación de nuevos canales de distribución en colegios o centros comerciales, ya que no se aprovecha nada en la ciudad: "Revertir esta situación es fácil, iniciar el consumo, promocionarlo". También propuso la certificación de la madera de la palmera, que genera toneladas y toneladas de madera, "se pagan 90 euros la tonelada para que se destruya, y no se utiliza el residuo porque no está certificada la madera", y apenas hay bancos de tronco de la palmera ya, especificaba, como los había en el parque Municipal. Recuerda que hay usos incompatibles con la normativa actual para el uso de productos y que "apenas se cultiva, no se aprovecha la palma o el dátil". Creen que es necesario colaborar con la UMH, para la investigación I+D, así como inventariar las palmeras singulares por su diversidad o que el Patronato ponga en marcha el Instituto de la Palmera que el equipo de gobierno rescindirá, como contó este medio.

Y en lo referente a los otros asuntos, remarcó que se ha de arreglar el Canal del Desvío, inhabilitado desde las lluvias torrenciales de 1982, "que permitía que el agua no pasar por el pantano, que hace al agua más salobre y le resta calidad". También pidió volver a utilizar la Acequia Marxena, que tampoco se utiliza a día de hoy. Desde su perspectiva de palmereros piden que sean palmeras BIC también las del Camp d'Elx, "trabajamos con el 80% fuera del palmeral histórico". Por último, pidió altura de miras a los políticas para la ley, porque "nos dieron un patrimonio Unesco del que hoy solo quedan los cimientos, las cuadrículas y palmeras pero sin agricultura, hace falta mucha imaginación e implicación para recuperarlo”. Eso sí, reivindicó también el viverismo, que hoy está más de capa caída por los requisitos que se les exige de fumigación y cuarentena —"dos años, insostenible", aclaraba—, así como colaboración público-privada y que no hace falta crear más huertos.

En favor del uso agrícola y preocupación por la puerta abierta a otros

Por último, y en el lado de la protección, también intervino Vicent Sansano, biólogo y uno de los redactores de la ley, quien destacó en primer lugar que el palmeral es un agropaisaje y tiene el valor de la cultura árabe y transferencia de conocimiento andalusí al mundo cristiano, para criticar que haya desaparecido la catalogación del suelo rural en el Capítulo 1 de la ley, como destacaron en la primera ronda de exposiciones. "Esto es fundamental para la supervivencia del palmeral, es un error muy grande quitar este punto, el palmeral no sentido sin el uso agrícola, el uso urbano lo mata poco a poco, para comprobar el peligro, comparen las fotos de los años 50 y 60 con las actuales". 

Puso como ejemplo que en el Parque Municipal hay menos palmeras, y las que hay, son más cortas, finas y amarillas. "Está más débil y deteriorado. La declaración Unesco y el valor de este agropaisaje es por el uso de los huertos, no por la Palmera Imperial, ni los hoteles; si se pierde esa cultura de huerto, perderemos la misma", aseveró. En cualquier caso, alertó que se ha introducido —no estaba en su borrador— la posibilidad del "uso de valor social, ambiental y cultural" en los huertos Unesco, lo que entiende que puede dejar la puerta abierta a puntos discrecionales que permitan aquellos usos a su juicio que desvirtúan el palmeral

Asevera que la ley tiene que favorecer un papel clave en la transición ecológica en cuanto a el impacto sobre la salud de la población y como sumidero de CO2. Otro fin de la ley, recordó, es que "se tienen que hacer rotar los cultivos, esponjando y diversificando los cultivos". Pidió también que se aclaren los puntos que pedía el Consell Jurídic Consultiu sobre el planeamiento urbanístico y otros aspectos.

Para finalizar, Adolfo Quiles por parte de Margalló Ecologistes en Acció incidió en que "no ha habido interés en ver si la agricultura era algo rentable y viable. En un momento de emergencia climática, van a cambiar las reglas del juego, incluyendo la producción agrícola, por lo que la vía de solución es preservar la agricultura de oasis, promocionar técnicas contemporáneas para el sistema histórico de riego,  una de nuestras señas de identidad. Hemos de recurrir a una agricultura que no dañe el planeta". 

También apuntaba Quiles que Elche es una ciudad como pocas por sus posibilidades para desarrollar agricultura dentro de la trama urbana, "hemos crecido alrededor los huertos. Tenemos que rescatar los sistemas de irrigación de Acequia de Levante y Marxena, herederos de estos sistemas". Y añadía que hubo una disfunción histórica con la declaración Unesco porque se dejaron fuera de la misma huertos importantes que los primeros documentos de principios de siglo XIII de destacaban en alquerías árabes. "La ley tiene que distinguir el Camp d’Elx". Sobre el uso económico que se planteó hace unos días, aseveró que "el interés privado no puede estar por encima de lo público, obviamente es más rentable llenarlo de edificios que de usos agrícolas, por eso pedimos que no permitan esta situación", y finalizó esgrimiendo que el palmeral se puede rentabilizar, "ya que la ciudadanía se ha beneficiado de las migajas del resto de usos. Nuestra ciudad tiene el mayor índice de biodiversidad de la comunidad, y hay que seguir esa línea". 

Así, con estas últimas intervenciones finaliza la ronda de propuestas de las enmiendas que se debatieron junto a los grupos políticos de Les Corts, que tras estas exposiciones, tendrán que aprobar finalmente la ley definitiva y estimar qué se ha de añadir o no, y qué suprimir. 

Noticias relacionadas

next
x