Hoy es 23 de julio

La buena y la mala noticia para N'Djoli

5/04/2022 - 

ALICANTE. Una noticia buena y otra mala. Jean-Paul N'Djoli, futbolista del Hércules B, conocía este martes que el Juzgado de lo Social número 23 de Madrid ha estimado su demanda y declarado improcedente su despido por parte del Rayo Vallecano, una decisión que le llevó precisamente al segundo equipo del club blanquiazul.

La sentencia considera probado que el director de cantera del Rayo viajó a Francia y pactó las condiciones de la contratación con el agente del delantero francés, pasando este el pertinente reconocimiento médico e iniciando la pretemporada con el filial rayista en julio de 2021. Sin embargo, a continuación, el Rayo decidió modificar las condiciones del contrato, introduciendo en el mismo "una opción de renovación y cesión unilateral" e incrementando la cláusula de rescisión hasta los 20 millones de euros, algo que el jugador no aceptó, procediendo el club a no darle de alta en la Seguridad Social y, en consecuencia, a no tramitar su licencia. Eso sí, le ofreció a N'Djoli la posibilidad de seguir entrenando con el filial bajo su estricta responsabilidad, reconociendo que las partes no mantenían una relación laboral y renunciando a ejercer acciones contra el club en caso de lesión. El futbolista también rechazó lo anterior (firmar un documento manifestándolo). El jugador puso en conocimiento de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) la situación, procediendo el sindicato a denunciar ante la Inspección de Trabajo que concluyó que el demandante tenía una relación laboral especial de deportista profesional no declarado desde el 20 de julio de 2021. La reacción del Rayo Vallecano fue entonces prohibir al jugador el acceso a sus instalaciones. Eso ocurrió el 29 de septiembre, la fecha en la que ahora la Jurisdicción Social, a la que recurrió entonces el futbolista de la mano de la AFE, ha resuelto que N'Djoli fue despedido de manera improcedente, condenando al club a indemnizarle con una suma de dinero equivalente a los emolumentos que debía percibir hasta la finalización prevista para su contrato: el 30 de junio de 2023.

Esa buena noticia para N'Djoli contrasta con la negativa que recibía en marzo, en la forma de impunidad para los comportamientos racistas de los que denunciaba haber sido objeto en el transcurso de un partido en Torrent, correspondiente a la jornada 29 en el grupo F de la Tercera RFEF. El delantero del filial blanquiazul le trasladó al delegado del equipo que había recibido insultos como "negro sucio" o "aquí matamos negros como tú" por parte de un contrario y este, a su vez, al árbitro del encuentro que lo recogió en el acta, pero añadiendo que ni él ni el resto de integrantes del trío arbitral los habían escuchado. Esto último provocaba que el Comité de Competición de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana no sancionase lo sucedido.

Noticias relacionadas

next
x