X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

declara como testigo un inspector jefe de delincuencia económica de la udef 

Juicio Brugal: "Quedaron en una piscina para que Fenoll no les grabase y él envió a un detective"

6/06/2019 - 

ORIHUELA. "Ángel Fenoll tenía una desmedida afición a las grabaciones, hasta tal extremo que era algo conocido en su entorno. Un día, alguien le pidió tener una entrevista en una piscina para que el empresario no pudiera llevar equipo de grabación. Fenoll contrató a un detective para que fuera él el que grabara todo". Esta es una de las declaraciones del nuevo testigo que declaró ayer en el juicio del Caso Brugal. Es el que fue inspector jefe de Delincuencia Económica en la UDEF, en la provincia, que participó directamente en los primeros dos meses de investigación, desde abril al 30 de mayo de 2007, y estuvo presente en los primeros registros. El inspector destacó que, en ese tiempo de averiguaciones, identificaron en el entorno de Fenoll, un modus operandi, que el empresario habría formado "utilizando su estatus social, relaciones con personas influyentes o políticos, mediante la utilización de amenazas, chantajes y dádivas", además de la ya mencionada "afición desmedida por las grabaciones". 


El testigo respondió en primer lugar a preguntas de Fiscalía. Su entrada en la investigación fue tras el inicio de diligencias, por auto de Juzgado 3 de Orihuela, que solicitó  en abril de 2007 cuatro teléfonos de Ángel Fenoll y del edil Jesús Ferrández. El testigo investigaba, en concreto, delitos económicos que iban desde cohecho, prevaricación, malversación, estafa o blanqueo de capitales. A partir de las primeras escuchas, el agente de la UDEF afirma que "la mayor parte de las conversaciones del teléfono de Ángel Fenoll no eran con familiares, sino con personas con influencia política, hablaban de temas y de modo inusual para una relación normal de empleados". Para el testigo y el equipo que investigaba en un primer momento, era evidente que "se usaban distintos métodos para conseguir sus fines empresariales, las concesiones administrativas".

"Es bueno tenerlos a todos fichados"

En el momento de las escuchas estaba pendiente la concesión definitiva de la Limpiea Viaria y de la Recogida de Residuos de Orihuela. Durante las escuchas, sgún el testigo descartaron prácticamente dos teléfonos y se centraron en el móvil de Ángel Fenoll. "Es bueno tenerlos a todos fichados", es una de las frases recopiladas tras las primeras escuchas, pronunciada por Fenoll, en referencia a la "necesidad" de grabar conversaciones de personas de influencia para poder usarlas en algún momento determinado para  para conseguir sus fines. "Se hablaba de extorsiones, de chantajes, de cartas de advertencia que denominaban, en clave, como "gaviotas". De hecho, el testigo asegura que, a lo largo de las pesquisas, que se iniciaron para investigar posibles irregularidades con la contrata de basuras, comenzaron a ver que también daban indicios de posibles delitos en lo que sería el Plan Zonal. El agente fue dibujando, coincidiendo con testimonios anteriores, que las primeras escuchas les llevaron a solicitar unos registros por los indicios delictivos que se desprendían de las grabaciones


El agente de la UDEF que testificó ayer, señaló que se efectuaron los registros en domicilios y empresas el mismo día para evitar la posible destrucción de pruebas. El testigo estuvo en el domicilio en La Aparecida en casa de Fenoll y también en la empresa Colsur. En su declaración manifestó la sorpresa que le produjo ver las grabaciones en casa de Ángel Fenoll. "No había participado antes en ningún registro donde hubiera tal cantidad de material audiovisual como en esta"

Describió una "ingente" cantidad de audios, vídeos y de muchas partidas de dinero repartidas por toda la casa. "Eran cantidades medianas o pequeñas en dormitorio y distintos lugares, no estaba todo junto. Había sobres con muchos billetes de 500 euros. La suma era una cantidad relativamente grande de dinero".

También destacó que guardaba resguardo de envíos de mensajería a conocidos políticos como Eduardo Zaplana o Francisco Camps, las denominadas "gaviotas". "Querían hacer presión sobre presión. No solo a través de lo que contaban, poniendo de manifiesto hechos que ellos achacaban delictivos; Fenoll trataba de presionar a los receptores de las cartas para asegurarse de que conocían los supuestos delitos". El fin que perseguía sería el de poder hacer público, en algún momento dado, que los altos cargos eran conocedores de supuestos delitos y que no habían actuado en consecuencia. 

Por otra parte, en Colsur, encontraron un sistema casi profesional de cámara oculta en el despacho de Fenoll y muchas grabaciones, algunas en cajas fuertes, por lo que dedujeron al instante que serían vídeos comprometedores. "No era normal ni habitual encontrar un dispositivo casi profesional".

Fenoll y el Ayuntamiento

El periodo de investigaciones del Caso Brugal en la que el inspector de la UDEF estuvo presente, les llevó a deducir, coincidiendo con el resto de investigadores que ya han dado su testimonio en este juicio, que Fenoll trataba de frenar el concurso de la contrata. El objetivo sería dar pie a que hubiera otra persona, (que luego fue Mónica Lorente), en Alcaldía que pudiera favorecer más a sus intereses que el que era entonces alcalde, José Manuel Medina. El testigo afirma que Fenoll habló de enviar "gaviotas" y manifestaba dudas de si sería adecuado o no. También registraron conversaciones que hablaban de guardar el resguardo de esos envíos. 

Según la investigación, Fenoll tenía la intención de enviar "gaviotas" a Higinio Sánchez Belmonte. También asegura que el nombre de Pedro Meseguer, del PP oriolano, aparecía con mucha frecuencia, que asesoraba a Fenoll y le aconsejaba en ocasiones si tenía que enviar "gaviotas" o no. "Había quid pro quo, no se hacía de forma altruista, tenía contraprestaciones presentes o futuras, seguro". 

Dinero intervenido

Para el testigo de la UDEF, a raíz de las pesquisas, se daba a entender que Mónica Lorente sería más favorable a los intereses de Fenoll para conseguir la contrata de basuras. "Se puso de manifiesto que Fenoll habría ayudado a financiar la campaña de Lorente". Asegura que se fletaban autobuses, se adquiría material de propaganda para la campaña de las municipales, la compra de gorras y mecheros y la asistencia a actos. 

Hoy continuarán testificando dos agentes de la Policía Nacional responsables de operativos y seguimientos en la supuesta trama en las basuras de Orihuela.

Noticias relacionadas

next
x