X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

solo roberto lópez abad abandona la lista respecto al pasado año

El 'top 3' de los morosos alicantinos, incapaz de rebajar su deuda con Hacienda: 60 millones

28/06/2019 - 

ALICANTE. La lista de grandes morosos con Hacienda que el Ministerio hace pública desde hace cinco años se ha reducido en un 7% tanto en número de deudores como en el importe de la deuda, que se queda en 14.100 millones. Sin embargo, los grandes morosos de la provincia de Alicante mantienen, salvo alguna excepción como la del exdirector de la CAM Roberto López Abad, el importe de su mora con la Agencia Tributaria. Solo la deuda de los tres principales morosos alicantinos suma 70 millones de euros, según los datos contenidos en el citado listado (al cierre del ejercicio 2018), y apenas se ha reducido en el último año.

Este dudoso 'podio' sigue encabezado un año más por el constructor ilicitano Ramón Salvador, a quien Hacienda reclama nada menos que 43,3 millones de euros. A la deuda de su principal sociedad, Residencial Mira Llevant (42 millones) se suma la del propio empresario a título personal, que asciende a 1,4 millones. Salvador, implicado en la rama del Caso Brugal relativa al supuesto amaño del PGOU de Alicante, una de las 20 piezas en que se dividió la investigación original, ha reducido su deuda con Hacienda en 1,2 millones desde la publicación de la lista de 2018, en la que su promotora adeudaba 43,2 millones y el propio promotor los ya citados 1,4 millones.

En segunda posición, y sin cambios desde hace dos años, figura otra conocida empresa de la provincia, aunque en este caso Hacienda va a tener difícil cobrar porque fue a concurso con liquidación: Sol Mar Alquiler de Vehículos, de Xàbia. La firma adeuda 9,25 millones de euros al fisco, aunque esta cifra es algo inferior a la que registraba la lista hace dos años, superior a los 10,4 millones. Es decir, se ha reducido en algo más de un millón de euros. La empresa fue a concurso en 2011, y el juzgado lo dio por concluido "por inexistencia de bienes" en enero de 2018, según el BOE. Cabe suponer que, antes, parte de esos bienes fue a parar a las arcas de la Agencia Tributaria. Se trata de la empresa cuyo negocio compró en dicho concurso la familia de Vicente Sala, y de hecho estaba administrada hasta su detención por su cuñado, Miguel López.

El constructor ilicitano Ramón Salvador, el mayor moroso alicantino con Hacienda

El podio lo cierra otra vieja conocida del sector inmobiliario de la provincia, el Grupo Santa Ana, también extinto. Concretamente, su empresa matriz, Consorcio de Promoción y Vivienda (Coprovi). Como en el caso anterior, la empresa fue a concurso de acreedores con liquidación, sin atender la deuda con Hacienda, que le reclama desde hace tres años 7,16 millones de euros. Si Ramón Salvador y Sol Mar han rebajado en algo más de un millón cada uno el importe de la reclamación de Hacienda, en el caso de Coprovi la cifra se mantiene inalterada. O lo que es lo mismo, los tres mayores morosos de la provincia adeudan 60 millones al fisco cuando hace un año esta deuda era de 62 millones (un 3% más).

Procumasa baja, el Hércules sube

En el listado figuran otras varias empresas de la provincia que adeudan más de un millón de euros a la Agencia Tributaria por impagos o sanciones (la única forma de abandonar este listado es satisfacer la reclamación o llegar a un acuerdo de aplazamiento o fraccionamiento, como hizo en su día el Elche, que en 2018 ya no figuraba). Así, por ejemplo, el Hércules CF eleva su deuda a 3,9 millones de euros, cuando en el listado del año pasado figuraban reconocidos 3,13 millones. 

Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez, en el palco del Rico Pérez

Si el Hércules ve cómo aumenta su mora, su vicepresidente Valentín Botella está del otro lado y reduce el importe de la reclamación contra su promotora Procumasa: 1,99 millones de euros frente a los 2,1 millones de 2018 (un año antes la deuda era de 1,7 millones). Sin salir del fútbol, el exconsejero del Elche CF Manuel Rocamora Mateo entra en el listado por la deuda de una de sus sociedades, Gestrumar 2001 (domiciliada en Santa Pola). La mercantil debe 1,65 millones al fisco, según la lista. Rocamora Mateo es uno de los exconsejeros del Elche a quienes la Fiscalía pedía considerar culpable del concurso de acreedores del club.

Alicantina de Renta y Gestión, de los hermanos Rafael y José Vicente Gregory, sigue figurando con la misma deuda, de 2,2 millones de euros. Cabe recordar que el juez extinguió la mercantil hace unos meses tras una década en concurso de acreedores, por lo que Hacienda tiene difícil cobrar. Los hermanos Gregory, implicados también en Brugal, han sido condenados por alzamiento de bienes en el caso Autisa. El exdirector de la CAM Roberto López Abad, por su parte, ha satisfecho (o renegociado) la deuda de 1,3 millones que se reflejaba hace un año, y por tanto ya no aparece en el listado.

Roberto López Abad, que abandona la lista, en el juicio por la quiebra de la CAM

Hay también empresas del sector calzado a las que Hacienda reclama grandes cantidades. Así, por ejemplo, Calzados Cindy debe 1,15 millones, mientras que Calzados Oriental adeuda 1,32 millones. Otros representantes de la provincia entre los grandes deudores a Hacienda son las firmas Promasa Elche, con 1,73 millones; Intersa Levante, con 2,43 millones; Bebidas Bautista Alicante, con 2,3 millones; o Alicante de Servicios Sociosanitarios, con 1 millón.

Noticias relacionadas

next
x