Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

nueva regulación tras la ordenanza de la 'era castedo' anulada por el tripartito

Así serán las multas de la 'norma de convivencia' de Alicante: 750 por ir desnudo; 1.500 por prostitución

14/10/2020 - 

ALICANTE. La segunda ordenanza impulsada por el Ayuntamiento de Alicante para tratar de regular el uso cívico del espacio público con sanciones que oscilan entre los 210 y los 3.000 euros también arranca envuelta en la controversia política. Cinco años después de que PSOE, Guanyar y Compromís dejasen sin efecto el primer texto aprobado bajo el mandato de la popular Sonia Castedo, el actual equipo de Gobierno compuesto por PP y Cs aprobó este martes, en Junta Local, una nueva versión de esa regulación con el propósito de "fomentar una mejor convivencia entre sus ciudadanos y un mayor civismo, así como actuar contra la mendicidad ilegal y coactiva" y contra la prostitución, según concretó el edil de Seguridad, José Ramón González (PP), al dar cuenta del acuerdo.

González incidió en que, a diferencia de la norma anterior, se había trabajado en una propuesta que no solo facultaba a la Policía Local para intervenir frente a comportamientos inadecuados que podían generar molestias, coacciones o hostigamiento para el conjunto de la ciudadanía, sino que también implicaba a los servicios sociales municipales para ofrecer alternativas a las personas que pudiesen encontrarse en una situación de vulnerabilidad.

Su exposición no convenció a los partidos del eje progresista que ejercen funciones de oposición (PSOE, Unides Podem y Compromís) que se afanaron en descalificar el texto. Según apuntaron sus representantes, la nueva norma no deja de ser un cúmulo de propuestas con un único afán persecutorio que no plantea soluciones reales para personas con necesidades especiales, a las que se debería procurar ayuda y ofrecer salidas como el acceso a una vivienda o a formas de inserción socio-laboral.

De mantenerse esas posiciones, nada parece indicar que las tres formaciones vayan a secundar esa propuesta en cuanto se someta a debate en el pleno de octubre para su aprobación inicial y exposición al público (lo que dará pie a la presentación de alegaciones). Así, la ordenanza quedaría en manos de los dos ediles de Vox que, como ya ha sucedido en varias ocasiones en este mandato, han tenido los votos decisorios para decantar el futuro de las propuestas impulsadas por el bipartito. 

En este caso, como también sucedía con la ordenanza aprobada en 2014, la regulación incluye el correspondiente cuadro de sanciones en el caso de que se constate el incumplimiento de su articulado. ¿Cuáles son las multas propuestas y por qué conceptos? Lo cierto es que se prevé prácticamente todo tipo de supuestos de comportamientos que se considera incívicos. Así, la conducta para la que se prevé la sanción por el menor importe, de 210 euros, es la de arrojar cualquier tipo de residuo en la vía pública. 

Por el contrario, la multa más alta, de entre 1.500,01 a 3.000 euros, es la prevista para las infracciones de carácter muy grave: realizar grafitis en monumentos, edificios o inmuebles catalogados; practicar juegos o competiciones deportivas masivas en la vía pública que perturben los derechos de los vecinos; realizar conductas de apariencia de mendicidad o de manera organizada que representen actitudes coactivas o de acoso, u obstaculicen e impidan de manera intencionada el libre tránsito de los ciudadanos; y llevar a cabo actos vandálicos que generen situaciones de riesgo o peligro para la salud o la integridad de las personas.

No recoger excrementos de mascotas expone a sanciones de hasta 780 euros; y pintar grafitis, entre 780 y 1.500 que pueden llegar a 3.000 si se realizan en edificios protegidos

En ese intervalo se sitúa el resto. Desde ir desnudo o sin camiseta por la vía pública en zonas alejadas de playas o paseos marítimos, que se castiga con sanciones que pueden alcanzar los 750 euros; hasta actividades como la limpieza de parabrisas, la realización de juegos malabares o la venta de pañuelos en semáforos, entre otras actividades que obstruyan el tráfico, penalizado con la misma sanción. También se multa con ese mismo importe la práctica de acrobacias con bicicletas o monopatines fuera de áreas habilitadas, así como el juego con balones.

El ofrecimiento de servicios de manera persistente o intimidatoria (tarot, masajes, videncia, tatuajes, espectáculos circenses, indicaciones de aparcamiento de los llamados gorrillas, etc.) se multará con hasta 500 euros. Orinar o defecar en la vía pública conllevará sanciones de hasta 300 euros. La realización de grafitis o pintadas en cualquier espacio público general quedará castigado con multas de entre 780 y 1.500 euros. No recoger los excrementos de mascotas puede penalizarse con hasta 780 euros. Y, entre otras acciones incívicas más, también se penaliza llevar a cabo prácticas sexuales, así como el ofrecimiento, solicitud, negociación y aceptación de servicios sexuales "en la vía pública" quedará sancionado con multas de entre 750 a 1.500 euros, lo que afectaría tanto a quien ejerce la prostitución como a quien la contrata.

Noticias relacionadas

next
x