X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

exención temporal sobre los límites de la ley de prevención contra la contaminación acústica 

Alicante activa el 'modo fiestas': ampara la música de barracas y 'racós' hasta las 4:30 horas

6/06/2019 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante da otro paso más en los preparativos de las fiestas de Fogueres de este año con la publicación de un edicto sobre los horarios autorizados para la difusión de música en barracas y racós durante el horario nocturno de los días centrales de la celebración: uno de los asuntos más sensibles por lo que respecta a la convivencia entre el colectivo festero y los ciudadanos que residen en el ámbito de influencia de una comisión.   

En concreto, la resolución, con fecha del pasado lunes, acuerda una exención temporal a los límites de emisiones sonoras que establece la Ley 7/2002 de Protección contra la Contaminación Acústica, en virtud de lo que contempla su propia disposición adicional primera. 

Así, se determina que entre los días 20 y 24 de junio no serán de aplicación las restricciones contempladas en esa regulación autonómica, de modo que podrán superarse "los niveles de perturbación máximos fijados" en esa normativa entre las 22:00 y las 4:30 horas de cada uno de esos cuatro días.

Dicha exención se aplicará en la zona comprendida en un radio de 200 metros "a contar desde el foco sonoro". En este caso, la barraca o racó que tenga instalados equipos de sonido, según establece el edicto. Además, se añade que "el titular responsable deberá informar al público sobre los peligros de exposición a elevada presión sonora, en los términos previstos en el apartado segundo de la expresada disposición adicional" de la Ley.

Eso sí, todo queda supeditado únicamente a aquellas barracas y racós que dispongan de la preceptiva autorización de la Concejalía de Fiestas para hacer uso de la vía pública con la instalación de esos recintos. Es decir, que se aplicará el régimen sancionador correspondiente para el resto de focos de emisiones sonoras que no se ajusten a los límites de la normativa.

Lo cierto es que la concesión de esas autorizaciones suele ser objeto de controversia año tras año ante las quejas reiteradas de las asociaciones vecinales sobre la instalación en la vía pública de auténticas discotecas encubiertas en los racós. Por lo pronto, el concejal de Fiestas, el popular José Ramón González, señaló este miércoles, en declaraciones recogidas por Radio Alicante, que la posible cesión de los permisos de ocupación de vía pública a terceros tendría consecuencias y que se mantendría una actitud vigilante al respecto.            

Noticias relacionadas

next