Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tribuna libre

Miguel Hernández ha sido vilipendiado

25/02/2020 - 

ALICANTE. Se habla estos días del atropello del Ayuntamiento de Madrid, en manos de la derecha, que no se puede permitir en una España libre y democrática (y meramente inteligente). El que, al universal poeta Miguel Hernández, lo censuren. El poeta del pueblo escribió:

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.

(Carta, El hombre acecha)

Miguel Hernández nos quiere decir que estará siempre vivo y vigente, a través de su poesía inmortal. Nunca pudieron cerrar sus ojos, ni podrán silenciar su poesía, ni su voz, por muchos cambios políticos que hagan en esta España cuaternaria. Es de necios y mezquinos intentar borrar la memoria o quemar libros como hicieron los nazis, porque su obra está publicada por todos los países del mundo y en multitud de idiomas, y está en las neuronas donde los intolerantes no pueden llegar. 

Al contrario, más publicidad le están dando, porque ahora, que no se hablaba de él, se vuelve a hablar en prensa y en televisión. Y es lamentable que el PP y Cs, que se dicen no son sucesores del franquismo, ordenen borrar los doce versos de El Herido II, del libro El hombre acecha, en el cementerio de la Almudena de Madrid. Ciudad a la que acudió muchas veces. ¿Cuándo se va dejar de identificar a los poetas por su ideología política?

En marzo de 1939, a la entrada de los Nacionales en València, destruyeron la edición lista para encuadernar en la Imprenta de la Tipografía Moderna de la calle Avellana número 9. Se salvaron de milagro unas 'capillas' (hojas sueltas sin encuadernar) con las que, gracias a la Casona de Tudanca (Cantabria), se hizo una edición facsímil en 1981. Pero si en aquellos años de fascismo hubo una censura expeditiva, no se puede permitir ahora en democracia otra censura ejecutiva ni arbitraria.

Pido y exijo al Ayuntamiento de Madrid, como autor de la reciente biografía Miguel Hernández, el poeta del pueblo (biografía en 40 artículos), publicado por ECU, que se restituyan los poemas de Miguel Hernández, el poeta del pueblo, en el cementerio de la Almudena. Porque el autor de Viento del pueblo escribió para el pueblo, para todos, independiente de su ideología. Porque hoy es un poeta universal, casi un mesías, en muchos pueblos oprimidos de Latinoamérica.

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

(El Herido II, El Hombre acecha)

Y aquí queden estos versos inmortales de un poeta inmortal que, por mucho que se le quiera vilipendiar, los vilipendiadores serán los despreciados. ¡Qué, coño... es esto de censurar a los poetas por su ideología política!

Pienso que, por acuerdo del Ayuntamiento de Alicante, se debe elevar una protesta al Ayuntamiento de Madrid, por el efecto de indignación que esta noticia ha causado entre los alicantinos. No olvidemos que Miguel Hernández, su hijos Miguel y Manuel, y su esposa Josefina Manresa están enterrados en el cementerio de Nuestra Señora del Remedio, en la zona de ilustres alicantinos, donde están, entre otros, Gastón Castelló o Vicente Ramos.

La Senda del Poeta que organiza el Institut Valencià de Joventut (senda Internacional GR-125) del presente año 2020 llegará al cementerio de Alicante sobre la 17:30 horas del domingo 29 de marzo, con cerca de dos mil senderistas. 

No se puede avanzar en una sociedad democrática cuando hay un montón de retrógrados. Esto mismo nos pasó con el 'tripartito' en Alicante que cambió los nombres de un montón de calles y plazas por la Memoria Histórica de la confrontación. ¿Hasta cuándo nos van a gobernar inquisidores?

Noticias relacionadas

next
x