X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto de los gabinetes aranea y subarquitectura

Los arquitectos del paseo litoral de Alicante plantean un edificio de madera para el Distrito

1/07/2019 - 

ALICANTE. Los gabinetes de arquitectura Grupo Aranea y Subarquitectura, ganadores del concurso internacional organizado por el Ayuntamiento de Alicante para diseñar el proyecto de Corredor Litoral de 20 kilómetros de longitud, entre El Campello y Elche, con su proyecto "Mi archipiélago conectado", compiten ahora por definir la construcción de la nueva sede del Distrito Digital en el muelle 5 del Puerto de Alicante con una propuesta que trata de prolongar la fisonomía de ese paseo marítimo con un edificio en forma de gran pérgola compuesta esencialmente por madera.

Según han precisado fuentes de ambos gabinetes a través de un comunicado, "fieles a su estrategia de reconocer y poner en valor los distintos paisajes, ecosistemas, islas del variado litoral alicantino, sin introducir más ruido o nuevos elementos que pudieran distorsionarlos demasiado, sino apostando por resaltar sus características singulares", su propuesta para la nueva sede del Distrito Digital "es un edificio sereno, que juega con la horizontalidad del mar y regala un paseo en sombra con una enmarcada visión panorámica de la ciudad: el bosque de mástiles en primer término, la banda de palmeras de la Explanada detrás, sobre ellas la ciudad construida de la Casa Carbonell, los restos de la Casa Alberola,… el insolente Gran Sol, y emergiendo el imponente Casillo de Santa Bárbara".

De acuerdo con ese mismo comunicado, "en esta isla central de nuestro Archipiélago Conectado del nuevo Corredor Litoral, es el Castillo de Santa Bárbara el gran protagonista". Según el equipo redactor, "puede haber lugares donde resulte una estrategia de proyecto interesante introducir nuevos hitos que ayuden a reforzar una debilitada identidad, pero no creemos que sea éste el caso. Como muestra de respeto, permaneceremos en silencio". 

El proyecto plantea una estructura con una planta libre, ligera y abierta. "Forma parte de esas construcciones pragmáticas, capaces de adaptarse a múltiples usos y de fácil apropiación, típicas de nuestro territorio como los Riurau, Atarazanas, Tinglados o Chiringuitos", añaden. Una lógica constructiva sistemática y repetitiva que consigue fundirse con el entorno.

Así, los dos gabinetes apuntan que se ha aplicado la lógica de la flexibilidad tanto a su construcción como a su gestión espacial. Es a la vez un sistema constructivo en cuanto a su organización material (producción en serie, simplificación de montaje, optimización de tiempos y coste, etc.) y un sistema operativo en cuanto a su funcionamiento (abierto, adaptable, apropiable, sin instrucciones de uso, plug and play).

Eficiente, reciclable y reversible

Además, señalan que se ha buscado un edificio con consumo energético casi nulo en el que se siguen criterios de diseño bioclimáticos aplicando principios de la arquitectura tradicional y vernácula, como utilizar piezas pasantes para conseguir permeabilidad y ventilación cruzada o protegerse del soleamiento excesivo, y utilizando sistemas de climatización que aprovechen la energía geotérmica del subsuelo para regular la temperatura del aire al hacer discurrir las canalizaciones enterradas.

"Al tratarse de una construcción en seco, es completamente desmontable, renovable y reutilizable. Su uso contribuye a contrarrestar el efecto invernadero. Además, el edificio cuenta con un gran espacio exterior en cada uno de sus lados, la terraza de verano y la terraza de invierno", detallan. 

"Para reforzar nuestro compromiso tecnológico en el diseño del proyecto, se ha configurado para éste, un nutrido equipo de trabajo que aúna especialistas en los más sofisticados sistemas de fabricación digital,contamos con el laboratorio AirLab de la Universidad de Diseño y Tecnología de Singapur y el Taller de Estructuras Singulares de la Universitat Politécnica de València (UPV).

Como publicó Alicante Plaza, al concurso convocado por la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunitat (SPTCV) para redactar el proyecto constructivo del nuevo edificio del Distrito Digital se han presentado tres propuestas, después de que se acordase ampliar el plazo inicial para la presentación de ofertas de sólo 17 días. Según Aranea y Subarquitectura, dicha ampliación de plazo se produjo después de que el Colegio Territorial de Arquitectura de Alicante presentase una reclamación formal.

Noticias relacionadas

next
x