Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL PLIEGO PARA LA LICITACIÓN SE LLEVARÁ AL PLENO DE ESTE MES

La piscina de El Campello, polémica inagotable: ¿qué ocurre con su mantenimiento?

13/03/2020 - 

EL CAMPELLO. La piscina municipal de El Campello ha sido, desde el momento de su construcción, un asunto más que problemático. Pese a que las obras comenzaron en junio de 2010 con la promesa de uso para ese mismo invierno, lo cierto es que no finalizaron hasta agosto de 2016. Después de estos seis años extra y las trabas que han venido ligadas (parones, impagos que acabaron derivando en la renuncia de la empresa constructora, sobrecostes asumidos por parte del Ayuntamiento...), el complejo ha seguido trayendo consigo obstáculos que se extienden hasta el actual 2020. Tras una década -o, lo que es lo mismo, cuatro legislaturas- de la colocación de la piedra que daría comienzo a las obras, las instalaciones acuáticas continúan cerradas.

Pero los problemas originados por la piscina municipal no solo radican en su construcción, sino que también salpican a la gestión de la misma: primero, con la decisión de llevar una gestión pública o privada y, después, con la redacción, por parte de Arena, del pliego de condiciones para la gestión de las instalaciones. Ella misma se presentó al concurso, aunque, al igual que el resto de compañías que optaban a la licitación, tampoco cumplía las exigencias del contrato, motivo por el cual quedó desierto.

En todo este proceso, desde Esquerra Unida afirman que "de haber optado por la gestión directa la piscina estaría abierta desde enero de 2017, a través de bolsas de empleo" y alegan que "se vuelve a tropezar en el mismo error al privatizar, de nuevo, el complejo deportivo". El partido de izquierdas declara que "Esquerra Unida es la única formación política que ha entendido la piscina municipal como un servicio público y de salud para nuestros vecinos y vecinas y no como un regalo a una empresa privada para que se lucre de nuestra necesidad".

Sin embargo, la situación de desacuerdo en cuanto a la piscina no acaba ahí. A partir del tercer trimestre de 2017 y durante todo ese año, el Ayuntamiento pagó 22.812,86 euros (4.562,57 euros al mes) a la empresa Abala Infraestructuras S.L. por el mantenimiento de las instalaciones de la piscina municipal durante cinco meses (del 6 de julio al 30 de noviembre). En 2018 la cantidad por mes ha sido de 3.948,00 euros, a excepción de abril, en que se pagaron 1.974,00 euros por tratarse de la mitad del mes (desde el día 16). Por su parte, el pasado 2019 el mantenimiento tuvo un gasto de 4.777,08 euros mensuales.

"Llevamos desde 2017 denunciando el contrato irregular del mantenimiento de las instalaciones y nadie pone solución", protesta Pedro Mario Pardo, concejal y portavoz de EU, quien argumenta que "los distintos gobiernos municipales están prorrogando contratos menores de mantenimiento sin realizar una licitación pública como exige la Ley". En este tiempo, solo por el mantenimiento de la piscina -sin incluir las pistas anexas, lo cual aumentaría la cifra considerablemente-, "el Ayuntamiento ha pagado, a dedo, a la misma empresa un total de 170.000 euros (más de 200.000 euros si se contempla todo el complejo deportivo). "Este es un hecho totalmente prohibido", recuerda Pardo.

Este no es el primer caso de posible fraccionamiento de contrato que se da en el municipio, ya que tanto el actual alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer (PP), como su antecesor, Benjamín Soler (Compromís), están siendo investigados por presunta prevaricación por posibles pagos fraccionados en otros dos mantenimientos: la fuente del Centenari y una depuradora en la zona norte del municipio.

Por su parte, el edil de EU informa de que, el pasado 25 de febrero, su grupo municipal solicitó por registro de entrada "conocer el detalle y, a poder ser, la valoración económica de los trabajos que se realizan mensualmente en el mantenimiento de la piscina". Una información que todavía no le ha sido facilitada por la corporación.

La piscina municipal será uno de los puntos a tratar en el pleno de este mes de marzo, presentando el equipo de Gobierno el nuevo contrato. Con motivo de reivindicar su apertura y su municipalización, la sociedad campellera se congrega en la puerta de la piscina el último domingo de cada mes, en un acto convocado por EU. Este mes, sin embargo, la manifestación del domingo 22 de marzo se ha anulado dentro de las medidas preventivas frente al coronavirus.

Noticias relacionadas

next
x