X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

encuentro con la plataforma por un puerto sostenible

El Puerto se abre a la ciudad pero no aplaca la lucha vecinal contra los depósitos: habrá batalla legal

11/09/2019 - 

ALICANTE. La controversia sobre el proyecto para la instalación de una planta de almacenaje de combustible con seis macrodepósitos en la terminal de mercancías del Puerto de Alicante se encamina hacia una previsible disputa en los juzgados. Como mínimo, esa fue la conclusión que pudo extraerse del encuentro celebrado este martes entre representantes de la Autoridad Portuaria de Alicante y de la Plataforma por un Puerto Sostenible: el colectivo en el que se han reorganizado una quincena de asociaciones vecinales, grupos ecologistas, sindicatos y secciones de partidos políticos que, en parte, ya venían colaborando con la Plataforma contra la contaminación de los graneles.

El encuentro, celebrado a instancias de la Autoridad Portuaria, se desarrolló por la tarde durante más de dos horas y contó, incluso, con la participación del presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina (que presentó en Alicante el fondo para la financiación de proyectos emprendedores Ports 4.0), al margen del presidente del Puerto, Juan Antonio Gisbert, y de la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador. En esa cita se abordaron los proyectos de futuro que incluyen la apertura de espacios portuarios a la ciudad y el desarrollo de dotaciones públicas como la ampliación del llamado Parque del Mar hasta Casa Mediterráneo, después de que el Gobierno Central haya aprobado el proyecto de Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP) del Puerto de Alicante (la ordenación urbana del recinto portuario), en tramitación desde hace meses. 

No obstante, según coincidieron en señalar portavoces de las dos partes, el diálogo entablado en torno al proyecto de los depósitos, impulsado por la empresa XC Business 90, no sirvió para que se produjese ningún acercamiento. Los representantes de la plataforma reivindicaron la anulación de la modificación de la concesión de la que dispone Terminales Marítimas del Sureste (TMS) con la que se da cabida a la instalación de esos silos. Para ello, reiteraron los argumentos expresados en los recursos de reposición ya registrados frente a esa modificación, como adelantó Alicante Plaza.


Sin embargo, tanto Gisbert como De la Encina argumentaron que la tramitación de la propuesta llevada a cabo por la Autoridad Portuaria se ajustaba al procedimiento reglado y que no podía denegarse la solicitud de modificación porque cumplía todos los requisitos legales para ser admitida. Ambos incidieron en que lo contrario hubiera sido incurrir en prevaricación y recalcaron que la decisión de autorizar o rechazar el desarrollo de la propuesta está ahora en manos del Ayuntamiento de Alicante, al tratarse de la administración competente para concederle licencia de actividad y licencia de obra. En este sentido, apuntaron la posibilidad de que la empresa acudiese a los juzgados para reclamar una indemnización por lucro cesante en el supuesto de que se acabase denegando su permiso sin aportar argumentos legales sólidos.

Por lo pronto, como también ha informado este diario, la Concejalía de Urbanismo ha denegado la concesión de ambas licencias por silencio administrativo positivo, como pretendía XC Business 90, y ha solicitado la emisión de informes por parte de la Conselleria de Transición Ecológica (competente en materia de medio ambiente) y de la Conselleria de Justicia (responsable sobre emergencias), además de otros informes sectoriales por parte de otras concejalías y la entrega de documentación adicional por parte de la propia empresa.

Sea como fuere, los representantes de la Plataforma replicaron que existen otras leyes que afectan a la protección del medio ambiente, a la seguridad y a la salud pública que justificarían el rechazo a ese tipo de instalaciones, por lo que anticiparon que plantearían batalla frente al desarrollo de los depósitos con el inicio de acciones legales en la vía contencioso-administrativa si resultase necesario. Se trataría de emprender un recorrido similar al que ya se inició frente a la descarga de graneles al aire libre. 

Eso sí, los representantes del colectivo se felicitaron porque ese problema en concreto esté en vías de solución. De hecho, Gisbert les anticipó que las obras de la terminal específica en naves cerradas adjudicada a Eiffage podrían comenzar a finales de octubre. En esta línea, los miembros de la Plataforma también se congratularon de que el Puerto vaya a desarrollar nuevas propuestas para favorecer su integración con la ciudad, como la ampliación del Parque del Mar y agradecieron el gesto de la Autoridad Portuaria de recibirles para informarles sobre esos proyectos a iniciativa propia.

Manifiesto reivindicativo

No obstante, la Plataforma mantendrá su campaña reivindicativa contra los depósitos. Y, de hecho, este mismo martes hizo público un manifiesto de rechazo en la línea de los argumentos ya expresados en las alegaciones frente a la propuesta y en los recursos posteriores. 

El manifiesto cuenta con la adhesión de las asociaciones de vecinos San Gabriel, Gran Vía Sur, la Voz de la Florida, Ciudad Elegida, Juan XXIII, El Templete de Benalúa, Nou Moralet ,Carolinas Bajas, Centro Tradicional, Laderas del Benacantil y La Condomina. Además, también se contaría con las próximas firmas de las AMPAS del Instituto Bahía Babel, Mare Nostrum, consejo escolar del CEIP El Palmeral, Asociaciones ecologistas como Ecologistas en Acción, Amigos de los Humedales del Sur, Democracia en Verde y sindicatos como CCOO, CGT y solidaridad obrera, además de CAVECOVA.

El escrito reclama a las administraciones competentes "que actúen de forma inmediata para paralizar este proyecto". Así se solicita "al Ayuntamiento de Alicante, que en el trámite de la Licencia Ambiental preceptiva, priorice la protección del medio ambiente y la salud de las personas y el interés público, así como que garantice el control de todos los riesgos de accidentes graves por sustancias peligrosas y la compatibilidad urbanística del proyecto. Esto son exigencias de la ley que regula el procedimiento de tramitación de la licencia ambiental, y no opiniones de ciudadan@s particulares, por lo que reclamamos la denegación de dicha licencia, tal y como insta el acuerdo segundo de la Declaración Institucional aprobada por unanimidad el 25 de octubre de 2018".

Además, demanda a la Generalitat Valenciana, "responsable tanto de la Declaración de Impacto Ambiental como de la garantía de prevención de emergencias por accidentes graves y de la autorización de emisiones contaminantes a la atmósfera, la denegación mediante los informes preceptivos que en estas materias se han de emitir para impedir la autorización de este proyecto tan peligroso y contaminante, tal y como insta el acuerdo tercero de la mencionada Declaración Institucional".

Y al Ministerio de Fomento, "que no permita a la Autoridad Portuaria de Alicante la autorización  de este tipo de proyectos en un espacio de titularidad pública poniendo  en riesgo la salud, la seguridad y el desarrollo económico de la ciudad de Alicante, y por tanto que revierta la autorización portuaria a este proyecto". 

Los espacios portuarios

Por lo que respecta a los desarrollos que permite la aprobación de la DEUP, Gisbert y De la Encina precisaron a lo largo de un recorrido por el Puerto, durante la mañana, que se permitirá destinar más de 183.000 metros cuadrados de suelo portuario colindante al borde urbano a usos vinculados a la interacción Puerto-Ciudad. 

Entre tales usos se han incluido los terrenos del muelle 5, que han sido concesionados para ubicar un edificio destinado al Distrito Digital, así como los muelles 10, 12 y 14 que, junto su lámina de agua, se destinarán a una nueva marina deportiva tras la resolución del concurso al que sólo se ha registrado la propuesta de los gestores de la sala Marmarela, la empresa Puerta del Mar y Ocio

En la visita, el director del Puerto, Carlos Eleno, explicó cuales son las instalaciones disponibles para el movimiento de graneles sólidos, y los responsables del Grupo Eiffage, que también se sumaron al recorrido, explicaron las características de la nave cerrada para el fin señalado, cuya construcción se iniciará el próximo mes de octubre.

De la Encina también visito el Parque del Mar, una parcela de 26.000 metros cuadrados, diseñada por el paisajista José Luis Romeu, y planificada con el objetivo de servir de barrera vegetal entre las actividades del puerto y el barrio de San Gabriel, donde se anunció el proyecto de ampliación del parque en terrenos portuarios, hasta Casa Mediterráneo.

Noticias relacionadas

next
x