Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

respuesta al requerimiento de la conselleria de cultura

Alicante certifica que los derribos del Ideal fueron sin licencia; PP y Cs no descartan su compra

12/01/2021 - 

ALICANTE. El informe elaborado por los técnicos de la Concejalía de Urbanismo de Alicante sobre los derribos internos llevados a cabo en el interior del Cine Ideal certifica que esas demoliciones se ejecutaron sin la preceptiva autorización municipal, en contra de lo que fuentes del equipo de Gobierno consultadas por Alicante Plaza habían sostenido inicialmente. Cuando menos, en ese informe de respuesta remitido a requerimiento de la Conselleria de Cultura se concreta que en los archivos de Urbanismo no existe ningún expediente de concesión de permiso para la realización de esas obras de vaciado en el interior del inmueble.

En concreto, según se detalla en el dictamen técnico, la única actuación municipal en relación a esos trabajos de la que se tiene constancia fue, precisamente, la de ordenar su paralización. Al menos por lo que respecta a las tareas que se desarrollaron en agosto del año 2003 por parte de la empresa Ocio Teatro, en principio, ya al margen de posibles penalizaciones por una supuesta infracción, al haber transcurrido más de 17 años desde entonces. 

En alusión a esos trabajos, según el informe, los técnicos de Urbanismo decretaron la suspensión de las obras que se estaban realizando, consistentes en la retirada del patio de butacas, la retirada del suelo y otros accesorios, además de la instalación de un elevador sobre la acera, con la intención de actuar en altura sobre su fachada. En esta línea, según el mismo informe, entonces se instó a la empresa que estaba ejecutando esa tarea a solicitar la pertinente licencia. No obstante, ese trámite no llegó a producirse, ya que tampoco existe rastro de él en los archivos municipales. Las obras cesaron y no se reanudaron.

El informe sobre las demoliciones internas, con fecha de 17 de diciembre, ya ha sido remitido a la Conselleria de Cultura en respuesta a su requerimiento formulado al Ayuntamiento, que trascendió justo un día antes. A través de él, el departamento autonómico concedió un plazo de diez días para que la administración municipal informase sobre la ejecución de esos derribos internos, después de instar a incrementar la protección del inmueble para garantizar la conservación de los elementos arquitectónicos del antiguo cine que todavía perviven.

Como informó este diario, se trata fundamentalmente de los palcos, los graderíos, "el gran lienzo ornamental adherido al cielo raso que cubre el patio de butacas", así como "las volumetrías y los elementos materiales preservados" que se considera que "poseen relevancia cultural, como parte del diseño original del cine y de su evolución histórica como espacio para la proyección cinematográfica y la celebración de espectáculos".


En función de lo previsto en ese requerimiento, la Concejalía de Urbanismo que coordina el edil Adrián Santos Pérez (Cs) acordó la suspensión de los trámites de resolución sobre el expediente de solicitud de licencia registrado por el grupo Baraka para rehabilitar y transformar el edificio en un hotel hasta completar la ficha del inmueble recogida en el catálogo de protecciones. Por el momento, no se ha concretado cuándo podría producirse esa modificación para incorporar esos elementos internos a preservar. El grupo Baraka, por su parte, que ya había discrepado sobre la existencia de elementos internos a preservar antes de que se emitiese el informe de Cultura, mantiene su interés por el desarrollo del proyecto, en función de lo previsto en el acuerdo de opción de compra alcanzado con la familia propietaria del antiguo cine. Es decir, que renunciará a su adquisición en el caso de que se deniegue el permiso solicitado.

Entre tanto, como ha informado este diario, el grupo municipal de Unides Podem pretende volver a forzar al equipo de Gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, a posicionarse sobre el futuro del edificio, mediante el registro de otra enmienda específica para que los presupuestos de 2021 incluyan una partida concreta para abordar su compra. Se trata de una propuesta que ya se planteó sin éxito en el debate sobre el presupuesto de 2020. Y, de hecho, no consta que en los dos últimos años se haya emprendido una negociación encaminada a adquirir el inmueble, incluso después de que el pleno aprobase una moción promovida por el PSOE para que se intentase esa vía.

No obstante, en esta ocasión, los dos partidos aliados al frente de la gestión municipal no descartan la posibilidad de tantear opciones de compra en función de cómo evolucione el proyecto promovido por Baraka a medio plazo. Como mínimo, el portavoz del equipo de Gobierno, Antonio Manresa (Cs), no rechazó esa opción al ser cuestionado directamente sobre esa hipótesis durante su comparecencia semanal para dar cuenta de los asuntos tratados en Junta Local. "Desde el principio, este equipo de Gobierno ha expresado su interés por el Ideal, pero hay un contrato con un grupo promotor y ahora hemos conocido un informe de Cultura que habla de proteger sus partes interiores, así que hay que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos", explicó. "Estamos en lo que dijimos y ya veremos lo que puede surgir más adelante", añadió.

Noticias relacionadas

next
x