X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

"Que sean dos partidos de suspensión"

1/10/2019 - 

ALICANTE. "Que sean solo dos partidos de sanción". A buen seguro que eso es lo que pasa por la mente de Jesús Muñoz, Javier Portillo, Carlos Parodi, ..., cuando piensan en el Comité de Competición y el hipotético castigo para Borja Martínez.

Este miércoles saldremos de dudas, pero con el cambio de postura del club en la jornada del lunes, su decisión de no formular finalmente alegaciones, queda claro que se agarra a la redacción del acta y a que Competición se ajuste a la literalidad de la misma, castigando al extremo alicantino por violencia con el juego detenido y no por agresión

El maño Sergio Usón Rosel, cuyo arbitraje en Llagostera ha sido muy criticado en Alicante, recogió en el acta del partido que le mostró a Borja la roja directa por "empujar al entrenador local con fuerza excesiva, derribándolo, cuando este sujetaba el balón con la mano, antes de realizarse un saque de banda". Una redacción que, como ya advertíamos en Alicante Plaza el mismo sábado, abre la puerta a sancionar al futbolista del Hércules por la vía del artículo 123.2 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol que castiga la violencia con el juego detenido con de dos a tres partidos de suspensión. Al no ser reincidente Borja, de aplicársele dicho precepto se perdería los encuentros ante Barça B y Andorra, un mal menor si tenemos en cuenta que la alternativa, que se califiquen los hechos como agresión, lleva al artículo 98.1 del mismo Código en el que se contempla como sanción una suspensión de cuatro a doce partidos...

Noticias relacionadas

next
x