Progresión precaria con Carmelo, pero progresión 

9/06/2020 - 

ALICANTE. La historia del Hércules y Carmelo del Pozo no ha terminado. 

El club blanquiazul y más concretamente Enrique Ortiz continúa tratando de convencer al técnico segoviano para que asuma la dirección deportiva. Es verdad que después del "no" inicial, en Foguerer Romeu Zarandieta dudan todavía más de que Carmelo vaya a cambiar de opinión y, de hecho, hace tiempo que exploran otras opciones con decisión como la de David Torices 'Dupi'. Ahora bien, el mismo día en que este estuvo en Alicante, reuniéndose con Juan Carlos Ramírez y Javier Portillo, Carmelo recibió una llamada de Ortiz que luego no sería la última, pues durante el fin de semana hubo también contactos (no solo con constructor) aunque lo que ha trascendido de los mismos es que, todo y haber avances, estos son precarios.

Contratos

Mientras el Hércules no despeje la incógnita del director deportivo, no parece que se vayan a tomar decisiones en materia de planificación deportiva. 

De la actual plantilla, además de los cedidos Raúl Ruiz y Nikos Vergos, acaban contrato los porteros Ismael Falcón y Raúl Ualoloca, los centrales Álvaro Pérez, Samuel Llorca y Bruno Perone y los mediocentros Diego Benito y Carlos de Lerma

Todos ellos se encuentran en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor, lo que implica que en el caso de tener un contrato de duración determinada que expire el 30 de junio, verán retrasarse el vencimiento del mismo en más de 100 días: los que van desde la entrada en vigor del ERTE, el 14 de marzo, y la fecha hasta la que el Gobierno ha prorrogado automáticamente la vigencia de esas reducciones temporales de empleo: el 30 de junio. Esa es una de las consecuencias de acogerse a ese tipo de medida. Por el contrario, los futbolistas que cuenten con un contrato por obra y servicio, es decir, hasta que finalice la temporada 2019/20 no verán afectados por lo anterior pero tampoco acabarán contrato con el final de junio porque la campaña no expira hasta que acabe el último partido del 'play-off' de ascenso, algo que en esta ocasión ocurrirá a finales de julio.

Lo anterior no impide que en el hipotético caso de tener ofertas (la temporada que han protagonizado ha sido muy pobre, salvo en algún caso muy puntual) los mencionados jugadores puedan comprometerse con otro club (desde el 2 de enero tienen libertad para hacerlo por el hecho de acabar contrato), pero también es importante para el Hércules puesto que una vez expire el ERTE (el 30 de junio) deberá volver a asumir sus salarios (unos 200.000 euros al mes).

Noticias relacionadas

next
x