X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 9 de diciembre y se habla de Vox alicante hoteles inteligencia articial ANDRÉS PEDREÑO benidorm

negociación sobre las 22 obras por 12 millones

PP y Guanyar cierran un preacuerdo para desbloquear inversiones... y las cuentas de 2019

28/11/2018 - 

ALICANTE. El camino comienza a despejarse. El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante, compuesto por 8 concejales en una corporación de 29, alcanzó este martes un principio de acuerdo con Guanyar que podría garantizar el desarrollo de un paquete de 22 obras por valor de 12 millones: las que se prevé ejecutar tras la aprobación definitiva del tercer cambio del presupuesto de 2018 impulsado por los populares desde su regreso al poder, el pasado abril. Y no solo eso. El (nuevo) acercamiento que se constató en el transcurso de la negociación también da alas a que se pueda aprobar el próximo presupuesto de 2019 (año electoral). Como mínimo, el portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, anticipó que siempre que se cumplan los compromisos alcanzados, los cinco concejales de su grupo estarían dispuestos a no bloquear ninguno de los dos acuerdos. O lo que es lo mismo, que Guanyar, como máximo, podría abstenerse, pero nunca votar en contra.

El propio Pavón detalló, al término del encuentro celebrado con el concejal de Hacienda, Carlos Castillo, que se había convenido ampliar la lista de 22 inversiones planteadas por el PP con otros proyectos reivindicados por Guanyar a través de tres mecanismos distintos. El primero, su inclusión como inversiones ordinarias en el presupuesto de 2019. El segundo, desarrollándolas como inversiones financieramente sostenibles mediante el remanente de crédito (dinero no gastado) del presupuesto de este año. Y el tercero, dotándolas de financiación a través de un nuevo préstamo al que se daría cabida en la primera modificación contable del presupuesto del próximo año.

¿De qué inversiones nuevas se trataría? No está completamente cerrado. Según detalló Pavón, en la cita con Castillo se convino que Guanyar trasladaría la semana que viene al equipo de Gobierno un documento "con nuestras propuestas priorizadas". Entre ellas, figurará previsiblemente la reurbanización del barrio de Rabasa (con un coste estimado de dos millones, que podría ejecutarse como inversión plurianual), o las obras de acondicionamiento del margen izquierdo del Barranco de las Ovejas (con un coste de 200.000 euros). 

El PP, por su parte, se comprometió a firmar ese documento de Guanyar con sus inversiones "urgentes" en la primera quincena de diciembre a modo de compromiso de ejecución, como ya sucedió con el llamado documento número 25 que se concertó con el equipo de Gobierno del PSOE como condición para que se aprobase el presupuesto de 2018. De hecho, el líder de Guanyar recordó que gran parte de las obras a las que se da cabida en esta tercera modificación de crédito son las que se reflejaron en ese documento, por lo que lo coherente era permitir que se ejecutasen.

El PP tratará de buscar ahora un acercamiento con Ciudadanos para no depender del voto de Belmonte

 
Así, Pavón señaló que "hemos acordado en el grupo municipal abstenernos en el pleno del jueves para que la modificación salga adelante y esperamos que ningún grupo vote en contra de inversiones que necesitan los barrios y las partidas rurales o del nuevo suplemento que se necesita para las ayudas sociales de emergencia".

El preacuerdo con Guanyar se extendería a las cuentas del próximo ejercicio en la medida en que los avances de esa planificación apuntados por Castillo durante el encuentro también atienden a parte de las principales reivindicaciones de la plataforma electoral que lidera Esquerra Unida (EU). En ese proyecto presupuestario se contemplan inversiones ordinarias por un mínimo de dos millones y una partida de 2,2 millones más para las ayudas sociales de emergencia.

Los números: la clave de Belmonte

Con la abstención de Guanyar y la anunciada por el grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en la comisión de Hacienda del pasado viernes, el PP tendría garantizados nueve votos a favor (ocho suyos más el del concejal no adscrito, Fernando Sepulcre). En contra, podría recibir otros nueve votos: los de PSOE y Compromís. Como mínimo, esa fue la posición que manifestaron en la comisión de Hacienda, aunque en el pleno en el que se votó la aprobación inicial del acuerdo, se decantaron por la abstención.

Así, el voto determinante lo podría ejercer la segunda edil no adscrita, Nerea Belmonte, que todavía no habría desvelado su posición. La exedil de Guanyar podría tumbar el acuerdo con un voto negativo o avalarlo, con un sí. Si se abstuviese, el alcalde, Luis Barcala, tendría a su alcance la posibilidad de usar el voto de calidad para deshacer ese hipotético empate a nueve votos. Resultado: la modificación de crédito quedaría aprobada y las obras podrían licitarse.

En cualquier caso, fuentes del equipo de Gobierno precisaron este martes que el objetivo ahora era tratar de sumar a Cs a su propuesta con el fin de garantizar una amplia mayoría y, por tanto, sin tener que depender de Belmonte. Alicante Plaza trató de confirmar sin éxito si se había concertado una cita con Cs al respecto.

Noticias relacionadas

next