objetivo: fábrica lista para 2024 y 150 empleos de alta cualificación

La ilicitana Emxys busca espacio para industrializar sus satélites: en 2023, lanzamiento desde EEUU

20/06/2022 - 

ELCHE. La firma Embedded Instruments & Systems, más conocida como Emxys, spin-off del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH), sigue inmersa en varios de sus proyectos espaciales, aunque uno de los más relevantes se trata de Odaliss, con el que pretenden pasarse a la fabricación de satélites con tecnología de comunicación óptica a escala industrial. Una iniciativa ambiciosa para la que ya están buscando espacio en la provincia para construir una nave de unos 1.000 metros cuadrados, y con la que aspiran a obtener fondos para tener operativo el proyecto, lo que supondría unos 10 millones de euros. De momento, a mediados de 2023 realizarán el primer lanzamiento satelital desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Cabo Cañaveral (EEUU).

Sobre el proyecto, la empresa ha desarrollado un satélite con tecnología propia para integrar e incorporar cargas de pago o instrumentos de altas prestaciones computacionales y uso intensivo de datos. "Con el factor diferencial de que comunica con Tierra mediante comunicaciones láser en lugar de comunicaciones con radiofrecuencia como los tradicionales", señala uno de los cofundadores de la compañía, Francisco García de Quirós. Se han especializado en esta tecnología óptica de la que asegura que "a medio plazo vamos a ser capaces de diseñar y fabricar satélites completos fabricados íntegramente en Alicante; no componentes, sino el satélite completo". Algo que sería pionero a nivel nacional y que a nivel europeo solo está al alcance de grandes compañías como Airbus o el grupo Thales. Este desarrollo surge de la necesidad de mejorar la capacidad de procesamiento de datos en pequeños satélites, porque permite mejorar las tasas de transmisión de datos en satélites pequeños y a un coste mucho menor.

A la caza de una ronda de 10 millones para fabricación en serie

La firma sigue ubicada actualmente en el Parque Científico de la UMH y cuenta actualmente con una plantilla de 16 personas, aunque aspiran a que la fábrica de satélites a escala industrial esté en marcha en 2024, lo que supondría la contratación de más de 150 trabajadores de alta cualificación. "El demostrador lo estamos integrando en Elche, pero ya estamos buscando lugar en la provincia para instalar en la fábrica que nos permita industrializar los satélites". Esta sería la segunda fase de la iniciativa, de la que García de Quirós recuerda que es de alta tecnología, por lo que tienen patentados "los componentes más sofisticados". Por ahora lo que está asegurado es el lanzamiento de 2023, en el mencionado Centro, que es una de las bases estratégicas más importantes de la NASA. "A partir de que empecemos el lanzamiento y recabemos los primeros datos, podemos empezar a comercializar", señala.

Asimismo, para asociarse con quién llevar a cabo los primeros lanzamientos de satélites al espacio están negociando con tres operadores, y todos lo hacen desde Estados Unidos, "porque Rusia era una buena oportunidad al tener una oferta importante de lugares para lanzar", señala el ingeniero aeroespacial. Opción que ha quedado descartada por la guerra en Ucrania. Con todo, en septiembre de este año se presentará la plataforma a nivel comercial. Odaliss se ha financiado en esta primera fase con fondos propios, con la Agencia Espacial Europea, el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y capital privado a través del fondo Mundi Ventures. Con ellos ya obtuvieron en 2020 una ronda de financiación de 2 millones de euros. Si todo va según lo previsto y en la ronda de financiación de 2023 logran los 10 millones de euros, la fábrica podría estar operativa y lista en 2024. 

A partir de entonces, la empresa trabajaría con los clientes interesados en los lanzamientos de estos pequeños satélites con enlaces de comunicaciones ópticas. Podrían ser de todo tipo, desde agencias espaciales, hasta propios Estados, entes privados u otros organismos gubernamentales. Asimismo, la funcionalidad de su satélite tiene una amplia gama de opciones: "Agricultura de precisión, monitorización climática, búsqueda de recursos naturales, seguridad de fronteras, Defensa, tráfico aéreo o telecomunicaciones, entre otras aplicaciones", esgrime el cofundador.  Al tiempo, supone un punto importante para reforzar la industria y la innovación en la provincia. 

Otros proyectos: pendientes del Perte aeroespacial y en marcha con la misión de defensa planetaria

Por otra parte, en cuanto a otros proyectos que tienen en marcha, hace unos días se aprobó el Perte aeroespacial, del que estaban pendientes y que entienden como una oportunidad más, y que se ha orientado al lanzamiento de una constelación de satélites para el Atlántico, para monitorizar su estado de salud. Sería una opción de colaboración con Portugal, pero como en otros pertes de los Next Generation, no se conocen las bases, tan solo que saldrá una línea para el proyecto y al que concurrían otros consorcios nacionales y puede que internacionales. En el que entraría Emxys, se encargarían de la integración de satélites para su fabricación. "Seguimos buscando nuestro hueco". 

Lo que sí está en marcha es el proyecto del gravímetro que han construido para la Agencia Espacial Europea, un dispositivo para un programa de defensa planetaria cuyo objetivo es aterriza en el asteroide Dimorphos en 2027 para realizar distintas mediciones. La spin-off desvelará pronto más detalles sobre la operación, "es muy importante porque además de colocar tecnología española (solo participan dos firmas nacionales, ellos y GMV), se trata de una misión espacial contra meteoritos, pero es también defensa nacional". El ingeniero destaca que es la primera vez que se lanza un nanosatélite de tecnología QSAT a una misión interplanetaria. "Y tecnológicamente es muy sofisticado, no tenemos nada que envidiar a otros países", relata.

Noticias relacionadas

next
x