Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

'Frankenstein' de Luis Rubiales

La mayoría de los clubes de la territorial valenciana se inclinan por la solución propuesta por el presidente de la RFEF si no se declara nulo el curso 2019/20.

16/04/2020 - 

ALICANTE. Del 'Frankenstein' de Mary Shelley al 'Frankenstein' de José Luis Rubiales.

La Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV) mantenía este miércoles una reunión con los clubes de su territorial que compiten en el grupo III de Segunda B y en el VI de Tercera División para abordar la propuesta del presidente de la Federación Española (RFEF), Luis Rubiales, para poner fin por adelantado a la Liga regular 2019/20.

Salvador Gomar, máximo mandatario de la territorial valenciana, y los representantes de 27 clubes (siete de Segunda B y 20 de Tercera) le sacaban partido al programa Zoom para llegar a la conclusión (no unánime pero sí mayoritaria) de que la propuesta trasladada desde Las Rozas es la solución menos mala si no se declara nula la temporada. 

Aunque alguno de los participantes planteó otras alternativas como ampliar el número de equipos que disputen la fase de ascenso para así aglutinar un mayor consenso e incluso hubo quien abogó por extender la solución exprés también al descenso (resolver por medio de un 'play-off' qué equipos pierden la categoría y así evitar la posibilidad de que la Segunda División B vea incrementarse el número de participantes y grupos), la posición que desde la FFCV se trasladará a la RFEF (presumiblemente este viernes) será la de apoyo a su propuesta. 

Todo apunta a que lo anterior se reproducirá en la inmensa mayoría de territoriales por lo que se revestirá de legitimidad una decisión que muchos de los afectados creen que ya está realmente tomada, a instancia de un Consejo Superior de Deportes que además es precisamente el que tiene que validar la modificación del Reglamento General y de las normas de la competición por parte de la Comisión Delegada de la Asamblea General de la RFEF.

Así, con permiso de las impugnaciones que puedan interponer los clubes que se sientan agraviados (hay unos cuantos que han hecho notar su indignación) y de la evolución de la pandemia de Covid-19, la temporada 2019/20, en lo que al fútbol aficionado se refiere, finalizaría antes del 30 de junio con 'play-offs' de ascenso exprés y sin descensos en lo que a Segunda B se refiere. Algo que beneficia a Hércules y Orihuela, que ocupan plazas de descenso; no agrada a La Nucía, que se encuentra en mitad de tabla y aboga por jugar lo que resta de Liga, ni tampoco a Alcoyano e Intercity: al primero, flamante líder de su grupo, porque cree que el curso debería darse por finalizado y que ascendieran los primeros (ahora pasaría de tener dos oportunidades de ascenso a jugárselo a una carta), y al segundo porque rechaza la regla de limitar a uno los ascensos por territorial (el club de Sant Joan, además, no sabe si jugará el 'play-off' porque depende de lo que ocurra con el Castellón, Villarreal B y como consecuencia del famoso recurso del club amarillo ante el Tribunal Administrativo del Deporte).

'Frankenstein' de Luis Rubiales

Si la propuesta de Rubiales sale adelante, la ausencia de descensos obligará a una reestructuración de la Segunda División B que en algunos casos (en función de lo que ocurra con cada una de las categorías inferiores a esta, en relación con el número de participantes en todas ellas y en la propia Segunda B) se extendería por varias campañas y que algunos ya han recogido por escrito para su debate entre los clubes estos días: 

  • el curso 2020/21 podríamos encontrarnos con que se incrementa en Segunda B el número de equipos a 108 que quedarían repartidos en seis grupos de 18 miembros cada uno. El sistema de ascensos y descensos continuaría la próxima campaña siendo de cuatro-cuatro en relación con el fútbol profesional, pero respecto a Tercera bajarían a esta 30 equipos (cinco por grupo) por los 18 que ascenderían desde ella.
  • en la 2021/22 seguirían siendo seis los grupos pero ya con 96 equipos (16 por grupo) gracias al sistema de ascensos y descensos de la 2020/21 que se mantendría ese curso también para seguir reduciendo participantes.
  • en la 2022/23 la cifra de equipos sería ya de 84, repartidos ahora en cuatro grupos (de 21 equipos cada uno, lo que obligaría a que uno descansase cada jornada) y si bien el sistema de ascensos y descensos con respecto a Segunda A continuaría igual (cuatro-cuatro) pasarían a bajar a Tercera 22 conjuntos (20 de manera directa (cinco por grupo) y dos al recuperarse los 'play-out' de descenso) por los 18 que seguirían ascendiendo desde esta.
  • y, ya en la 2023/24, se volvería a los 80 participantes en cuatro grupos (de 20 cada uno), después de los habituales cuatro ascensos-cuatro descensos respecto al fútbol profesional y pasar a perder la categoría cuatro equipos por grupo de manera directa y dos en 'play-out', es decir 18 conjuntos, el mismo número que ascenderían desde Tercera. 

Por si con el mencionado incremento de número de equipos y grupos no bastase para que la Segunda B se 'alejase' todavía más del fútbol profesional (pese a seguir ascendiendo cuatro equipos a Segunda A), esa reordenación también podría comportar que se encarezca el ascenso disputando el 'play-off' en la 2021/22 y 2022/23, por ejemplo, el primero y segundo de cada grupo más los cuatro mejores terceros. Además, la fase de ascenso pasaría a ser de dos rondas: una primera con 16 equipos en ocho eliminatorias a partido único en casa del mejor clasificado; y una segunda con ocho equipos en cuatro eliminatorias a doble partido con factor campo a favor para el mejor clasificado.

Noticias relacionadas

next
x