en la zona este, amoldándose a la legislación valenciana

Elche reclasificará suelo de El Altet: permitiría usos hoteleros limitados, dotaciones o infraestructuras

18/07/2022 - 

ELCHE. El Ayuntamiento está trabajando para reclasificar suelo en la parte Este de El Altet con el objetivo de cambiar una parte de suelo que ahora está catalogado como suelo forestal, y que según justifica, no se corresponde con la realidad. Algo que indicó en 2019 la Conselleria de Medio Ambiente. Así, la idea es modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que estos terrenos pasen a tener un tipo de suelo que permitiría la instalación de usos terciarios como hoteles o campamentos, aunque de forma limitada, así como dotaciones públicas e infraestructuras.

Ahora ha presentado el Documento Inicial Estratégico para iniciar el proceso de evaluación ambiental de esta modificación, consultando a la conselleria de Medio Ambiente si proceden otros informes a tener en cuenta en materia de biodiversidad e infraestructura verde. Esta Modificación Puntual tendrá lugar en la franja comprendida entre la zona urbana de la pedanía y el Camí Vell de Santa Pola a Alacant (carretera del Saladar). Actualmente estos suelos tienen una catalogación entremezclada de distintos tipos de suelo no urbanizable protegidos con otros comunes, con normativa muy dispar, "distinciones que sobre el terreno no parece tener soporte físico, pues nos encontramos con amplias llanuras de
eriales, aparentemente con similares valores ambientales, pero con niveles de protección distintos", señala el informe que ha elaborado una empresa externa.

Zona afecta por el Pativel, pero no la de máxima protección

A este respecto, la zona delimitada que se va a cambiar está entre 500 y 1.000 metros de distancia del mar, por lo que estaría dentro de la franja que el Pativel denomina como 'ámbito ampliado' o 'litoral 2'. En estas áreas el uso de ciertas actividades económicas e infraestructuras sigue estando restringido, pero con un punto intermedio. En él se permiten dotaciones públicas, infraestructuras, usos deportivos y recreativos al aire libre. También usos hoteleros y asistenciales, pero con limitaciones, así como campamentos de turismo o asimilados, actividades turísticas, deportivas, recreativas, de ocio y esparcimiento y terciarias, también con limitaciones. Por último, usos agrarios y gasolineras. 

Por ejemplo, los usos hoteleros y asistenciales se pueden permitir siempre que la ocupación de la edificación no supere el 10 % de la parcela, con una altura máxima de dos plantas, pudiendo ocupar hasta un 25 % de la parcela con usos complementarios a la actividad que no conlleven obras sobre rasante. El resto de la parcela deberá mantenerse con sus características naturales propias o en cultivo. En ningún caso estas instalaciones podrán ser reconvertidas a usos residenciales y deberán ser demolidas si permanecen cinco años sin actividad de forma injustificada. En cuanto a campamentos de turismo o similares, deberán encuadrase en la especialidad de 'camping ecológico' de conformidad y tener una superficie máxima de 20.000 metros cuadrados.

Posibles hoteles en El Altet, y protección en Agua Amarga

Por otra parte, esta modificación llega porque estos suelos estaban catalogados hasta 2019 como suelo forestal estratégico por la Generalitat, pero la Consellería ha modificado su catalogación eliminando esa protección. El Plan forestal, el Patfor, ha ido revisando estos suelos por toda la comunidad, y en febrero de 2019 el Servicio Territorial de Medio Ambiente emitió un informe según el cual entendía que había que modificar la catalogación de dichos terrenos "porque no reúnen ninguna de las características de suelo forestal estratégico". Al estar protegidos, había determinados usos compatibles con el suelo no urbanizable común, como los mencionados, que resultaban inviables, siendo en realidad suelo forestal 'ordinario'.  

Ese suelo protegido tiene la 'Clave 62p', y pasará a ser 'Clave 52' (suelo no urbanizable común de reserva). Por tanto tampoco se permitirá urbanismo residencial. En la clave 52 será donde se puedan desarrollar las actividades o impulsar infraestructuras (que no significa que se vayan a impulsar), y al tiempo se mantiene la clave 62 para proteger pastizales anuales murciano-almerienses semiáridos, ubicados en una parcela norte de la actuación, y que queda afecta dentro de la Zona de Afección de la Zona Húmeda del Saladar de Agua Amarga, "debiendo respetar las condiciones que ello implica".

En el informe se pone de relieve que El Altet está en una situación estratégica por sus comunicaciones y cercanía a la costa, de hecho la mayoría de sus habitantes se dedica al sector servicios. Con esta modificación se pretende que después del golpe de la pandemia, se favorezca el uso de nuevas actividades económicas para reactivar la economía en la zona. Asimismo, según el proyecto, la iniciativa no afecta a ningún espacio natural protegido de la Comunidad Valenciana ni tampoco existen en la zona espacios delimitados para su inclusión en la Red Natura 2000. Tan solo el saladar de Agua Amarga, incluida en el Catálogo de Zonas Húmedas del Consell. Se contempla que el mayor peligro que existe actualmente en la zona son los incendios forestales. Y se contempla que es un proyecto compatible con las actuaciones de paisaje que planteaba el Pativel en Alicante y Elche.

Por último, y como curiosidad, se dice del Plan General que "convendría adaptarlo a la gran cantidad de regulación urbanística que se está generando en la Comunidad Valenciana", aunque se enfatiza en que se están realizando estas modificaciones puntuales para recoger los nuevos desarrollos legislativos. 

Noticias relacionadas

next
x