Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El 'play-off' de ascenso a Segunda B en Alcoy, Alzira y La Nucía; sin público, "de momento"

Una resolución de la Conselleria de Sanitat permitiría aficionados en las gradas si la FFCV como organizadora lo decidiese. En el caso del Elche, al ser fútbol profesional, sigue dependiendo todo del CSD.

26/06/2020 - 

ALICANTE. La Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV) aguarda a que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) "autorice" la celebración del 'play-off' de ascenso a Segunda B en tres sedes distintas.

La propuesta trasladada días atrás a Las Rozas contempla la disputa de las semifinales del mismo en Alcoy y Alzira (en El Collao la que enfrenta a Alzira y Atzeneta y en el Luis Suñer la que disputan Alcoyano e Intercity) y la final en el Olímpic Camilo Cano de La Nucía, todo dentro de la penúltima semana de julio. 

Lo anterior comporta que el 'play-off' se jugaría por entero sobre césped natural (Intercity y Atzeneta disputan sus partidos como locales sobre verde artificial) y también permitiría sortear una hipotética coincidencia con el Levante-Getafe de la jornada 38 en Primera División que acoge la citada instalación de la localidad de la Marina Baixa.

Público

Al igual que otras territoriales, la valenciana también le ha planteado a la RFEF la posibilidad de que las eliminatorias (todas son a partido único) se disputen con público en las gradas. A eso Madrid ha respondido ya y lo ha hecho en sentido negativo, pero "de momento", tal y como puntualizan desde la FFCV que no olvidemos que es la organizadora de esta fase de ascenso (por delegación, pero la organizadora).

La disputa de los 'play-off' de ascenso en el fútbol aficionado en una sede única, a puerta cerrada y con un formato exprés viene establecida en la circular federativa número 66. Lo que ocurre es que la RFEF ha tardado poco en ser la primera en regatearla al organizar un 'play-off' de ascenso a Segunda A con encuentros en cinco estadios distintos repartidos por dos provincias: el estadio de La Rosaleda, el estadio de Atletismo Ciudad de Málaga, estadio Municipal de Marbella y el Centro Deportivo Marbella Fútbol Center, en la provincia de Málaga; y el estadio Nuevo Mirador de Algeciras, en la provincia de Cádiz.

La RFEF, como organizadora, se ha saltado lo que ella misma ha dispuesto en la mencionada circular en relación con la sede única (de ahí que haya territoriales que pretendan lo mismo), pero no lo establecido sobre jugar a puerta cerrada, algo que precisamente en Andalucía su gobierno autonómico (el competente con la Constitución en la mano sin que esté vigente el estado de alarma) permitiría dentro de unos parámetros: la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía dictaba el 19 de junio una Orden con "las condiciones sanitarias en las que ha de desarrollarse la actividad social y económica a partir del final del estado de alarma y en tanto lo aconsejen las autoridades de Salud Pública". En la misma se establece un aforo máximo del 65%, con un límite de 1.500 personas, en los eventos deportivos al aire libre, y del 65% como máximo, con un límite 800 personas, si se celebran en espacios cerrados. Es decir, que si la RFEF como organizadora quisiera que hubiera aficionados en las gradas de esos estadios, la Junta lo permitiría siempre que se cumplan las condiciones de su Orden.

El jueves, en el transcurso del sorteo del 'play-off' de ascenso a Segunda A, desde la RFEF insistieron en que todos los encuentros del mismo se disputarían a puerta cerrada y que así ocurriría también en el resto de competiciones de ámbito estatal organizadas por ella.

Ahora bien, el portavoz federativo no se mostró igual de tajante con aquellas competiciones cuya organización está delegada a las federaciones territoriales, limitándose a apuntar que "sería recomendable" que no hubiera aficionados en las gradas para evitar "posibles rebrotes de Covid-19". Estamos hablando, sí, de los 'play-off' de ascenso a Segunda B.

Resolución de la Conselleria de Sanitat

Para añadirle más picante al asunto, en la edición de este viernes del Diari Oficial de la Generalitat Valenciana se publica una resolución de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública con "medidas adicionales complementarias de prevención y protección en materia de actividad deportiva, en aplicación del Acuerdo de 19 de junio, del Consell, frente a la Covid-19" en la que se contempla que los espectáculos deportivos en la Comunitat Valenciana puedan volver a tener público, siempre que no supere el 75% del aforo ordinario, garantizando la distancia social o, en su defecto, el uso de mascarillas: "Los acontecimientos o actividades deportivas que se realizan al aire libre, en espacios naturales o en la vía pública, tendrán que desarrollarse evitando las aglomeraciones de público. En caso de instalaciones provisionales de graderíos, o delimitación de espacios reservados al público, no se podrá superar el 75 % del aforo ordinario, y se tendrá que garantizar la distancia mínima de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias entre los asistentes o, si no es posible, el uso obligatorio de mascarilla (...) Los acontecimientos o actividades deportivas que se realizan en instalaciones abiertas o cerradas podrán desarrollarse con presencia de público, siempre que no se supere el aforo del 75 % de la instalación. En todo caso, se tendrá que garantizar la distancia mínima de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias entre los asistentes o, si no es posible, el uso obligatorio de mascarilla (...) el aforo máximo permitido será de una persona usuaria por cada 2,25 metros cuadrados de superficie útil para el uso deportivo". 

Es decir, que si la FFCV como organizadora quisiera que hubiera público en las gradas, ya sabe que la Generalitat lo autoriza si se cumplen las citadas exigencias.

¿Y el Elche?

La citada resolución de Sanitat hace también referencia a las competiciones en las ligas profesionales estableciendo expresamente que se regirán por las normas establecidas en la misma, pero "sin perjuicio" de lo que dispongan las específicamente aplicables a ellas.

Lo anterior responde al Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, en el que el ejecutivo central, con la anuencia de las Comunidades Autónomas, coló en su artículo 15.2 una previsión que dejaba en manos del Consejo Superior de Deportes decidir sobre si se permitía la apertura de estadios y pabellones con público en las gradas con motivo de partidos de fútbol y baloncesto profesional: "En el caso de la Liga de Fútbol Profesional y la Liga ACB de baloncesto, la administración competente para la aplicación de lo dispuesto en el apartado anterior [que deja en manos de las Comunidades Autónomas la competencia para asegurar el cumplimiento de normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento, higiene y distanciamiento social] será el Consejo Superior de Deportes, previa consulta al organizador de la competición, al Ministerio de Sanidad y a las Comunidades Autónomas. Las decisiones adoptadas por dicho órgano atenderán de manera prioritaria a las circunstancias sanitarias así como a la necesidad de proteger tanto a los deportistas como a los ciudadanos asistentes a las actividades y competiciones deportivas".

Dicho de otra manera, en lo que al Elche se refiere, el único club de fútbol la provincia de Alicante que compite en categoría profesional, sigue siendo el CSD el que decide.

Noticias relacionadas

next
x