X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

barcala asegura que fomento negociará acuerdos específicos

Alicante amarra las inversiones ferroviarias y asume el nuevo convenio sobre el suelo de Renfe

30/04/2019 - 

ALICANTE. Los tres socios de Avant, Fomento, Generalitat y Ayuntamiento de Alicante, dan carpetazo a la controversia y se conjuran para firmar juntos la modificación del convenio de constitución de la sociedad por el que se daba impulso a las obras de la llegada del AVE, en 2003. Dicha modificación supone el desarrollo del acuerdo alcanzado en julio de 2017, por el que el Ministerio de Fomento asumía el pago de la deuda de 60 millones que todavía se arrastraba por la construcción del nuevo acceso ferroviario a la ciudad, a cambio de seguir explotando esa infraestructura.

El acuerdo ha concitado el respaldo del equipo de Gobierno del PP, que preside Luis Barcala, después de que se haya confirmado y ratificado por escrito el compromiso de ejecución de todas las infraestructuras ferroviarias asociadas a las obras de la llegada del AVE. Entre ellas, se incluye la construcción de la variante de San Gabriel, la conexión con el aeropuerto, la construcción de la futura estación intermodal y el desarrollo de un gran parque central sobre los terrenos liberados de las vías del tren.

Desde que el consejo de ministros del 22 de marzo aprobase la propuesta de modificación del convenio, el PP de Alicante ha venido expresando su rechazo a firmar ese nuevo texto tras constatar que se había suprimido todas esas infraestructuras. Así, había emplazado una y otra vez a Fomento y Generalitat a entablar una negociación para que se garantizase la ejecución de esas inversiones que sí se contemplaban en el acuerdo de 2017.

En parte, como viene informando Alicante Plaza, la eliminación de la referencia expresa a esas infraestructuras obedece a la obligación legal, introducida a partir de 2016, de que todos los acuerdos incorporados en los convenios consten de un calendario y un presupuesto de ejecución concreto asignado. Y eso era algo que no sucedía en el convenio de 2003.

Avant disponía de un plazo de tres años, ampliable en otro más, para reformular esas condiciones del articulado de ese convenio. Y, según las fuentes consultadas, así lo habría expuesto el propio Barcala en el transcurso del consejo de Avant para defender que no existía ninguna urgencia para tener que firmar ahora la modificación del convenio sin incluir esas inversiones.

Hasta el momento, tanto el Ministerio de Fomento como la Generalitat venían sosteniendo que la firma de la modificación no suponía la renuncia a esas obras, sino que constituía un primer paso para saldar la deuda de Avant con el propósito de seguir negociando la ejecución de esas inversiones una a una, a través de acuerdos específicos.

Según las mismas fuentes, ante la insistencia de los representantes municipales y del propio Barcala, en la reunión del consejo se ha convenido plasmar por escrito que el objetivo de la ejecución de esas infraestructuras se mantiene en pie como garantía de que no se renuncia a ellas. 

Al término del encuentro, el primer edil se ha mostrado satisfecho del acuerdo alcanzado, en la medida en que el consejo se ha comprometido a "no abandonar ninguna de las inversiones ferroviarias incluidas en el convenio de 2003 y a poner en marcha inmediatamente un grupo de trabajo que active estas actuaciones en infraestructuras ferroviarias, al tiempo que también se ha acordado dar un impulso a la primera fase del Parque Central", para la que se convocará un concurso internacional de ideas sobre el proyecto, según han concretado fuentes municipales a través de un comunicado.

Según Barcala, el compromiso adquirido es que el parque central "se ejecutará en su totalidad, aunque se desarrollará primero la zona que ya se encuentra liberada de las vías del ferrocarril por el soterramiento. La segunda fase se llevará a cabo una vez se aprueben y desarrollen los proyectos de soterramiento del resto de las vías". Es decir, a grandes rasgos, el mismo acuerdo al que se llegó en 2017.

Así, según el comunicado oficial, "el consejo ha acordado reflejar expresamente en el acta de su reunión que se conservan e impulsarán las inversiones para dotar a Alicante de la estación intermodal, el soterramiento y la ejecución completa del Parque central, el nuevo trazado para el puerto, la mejora del servicio de cercanías con Elche, la retirada de las vías en la primera línea de litoral en la zona de San Gabriel, y la nueva conexión con San Vicente y la Universidad de Alicante, como reclamaba el alcalde Luis Barcala". 

Además de no suprimir ninguna de estas inversiones, según el comunicado, el consejo ha constituido "un grupo de trabajo específico para impulsarlas y con el resultado de su trabajo, se abordará próximamente cuál es la dotación presupuestaria correspondiente necesaria para su ejecución, así como los cauces para financiar las obras".

Otro de los acuerdos alcanzados en la reunión fue que, a medida que los proyectos vayan siendo presupuestados, se irán incorporando en sucesivas adendas para ser ejecutados, como había mantenido Fomento y su ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

En este sentido, según el comunicado municipal, "se ha pactado que la adenda suscrita ya por el Gobierno y la Generalitat no sea un documento inamovible, sino que irá desarrollándose y evolucionando conforme avancen los estudios del grupo de trabajo y las infraestructuras sean presupuestadas". Además, también se ha acordado que la modificación del convenio aprobada "no establezca una exclusión de 10 años para abordar las obras en infraestructuras ferroviarias que reclama la ciudad de Alicante". Es decir, que se podrá planificar e impulsar las obras de soterramiento de las vías en el tramo en el que todavía circulan en superficie, hasta la estación término. 

Barcala ha destacado la importancia del acuerdo en la medida en que supone "el reconocimiento expreso en el seno de Avant de la necesidad de abordar las infraestructuras que Alicante reclama y necesita, sin estar condicionado al Programa 2019-2029 que reflejaba el convenio" aprobado por el consejo de ministros. 

Barcala ha añadido que "con este compromiso, superamos cualquier obstáculo para firmar la adenda, y logramos que la primera de las infraestructuras previstas para la ciudad, la fase I del Parque Central, se inicie a la mayor brevedad posible".

A la reunión del consejo de administración de Avant han asistido Isabel Pardo como presidenta de Adif, y el director general de Infraestructuras de la Generalitat, Carlos Domingo, y el secretario autonómico de Vivienda, Josep Lluis Ferrando, el asesor de la Secretaría de Estado de Infraestructuras, Miguel Pozo, y representantes de Renfe, además del alcalde y los concejales populares de Urbanismo y Hacienda, Mari Carmen de España y Carlos Castillo.

Noticias relacionadas

next
x