Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la edil ha puesto su cargo a disposición del alcalde

El PSPV de Dénia esperará a las conclusiones de Sanidad y no adopta medidas contra la edil vacunada

26/01/2021 - 

DÉNIA. La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Dénia, Cristina Morera, del PSPV-PSOE, también recibió la vacuna contra la covid, según han confirmado fuentes municipales a Alicante Plaza. De esta manera, Morera se suma a la lista de cargos públicos, como los alcaldes de El Verger, Ximo Coll, y la alcaldesa de Els Poblets, Carolina Vives, que también se vacunaron, tal y como trascendió hace unas semanas. 

Tras hacerse público este hecho, la ejecutiva del PSPV de Dénia mantuvo una reunión durante de la tarde de este martes y acordó no adoptar medidas contra la concejala. Ni tampoco lo hacer el grupo municipal socialista. Los socialistas de Dénia aseguran que la edil ha pedido disculpas y ha ofrecido su relato de los hechos para esclarecerlo. De momento, los socialistas dianenses esperan también conocer las conclusiones de la investigación abierta por la Conselleria de Sanidad. La concejala ha puesto también a disposición del alcalde su acta de concejala y la posibilidad de abandonar sus competencias si así se considera o si desde el PSOE se decide la finalización de un expediente de baja de militancia.    

De acuerdo con la versión ofrecida por el PSPV de Dénia, los hechos ocurrieron el pasado 12 de enero. La concejala Cristina Morera recibió a última hora de la tarde la llamada del director de Salud Pública del área para que ayudara el personal de vacunación desplazado a la residencia a encontrar otras personas que pudieran aprovechar las dosis sobrantes; de lo contrario, deberían ser desaprovechadas y depositadas en la basura.

De esta manera,  la edil hizo las gestiones oportunas y se desplazó hasta el centro de día, donde estaba habilitado el punto de vacunación, con las personas, mayores de 65 años o con enfermedades de riesgo, localizadas para ser vacunadas. Según su testimonio, a última hora, una de las voluntarias rechazó, por indicación médica, el tratamiento. "Y entonces se pidió a la concejala que fuera ella la receptora de la última dosis sobrante para no desperdiciarla", expone el comunicado del PSPV.

Tras revelar los hechos, la concejala Cristina Morera ha manifestado su disculpa, por si la manera de actuar fue errónea, aunque "en ningún caso, hubo mala fe o voluntad de aprovechar el cargo para obtener un privilegio. Me limité a seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias en todo momento y valorando como correcto el criterio de no perder dosis, que entendí que formaba parte del protocolo establecido para el proceso de vacunación", ha indicado.

 De hecho, ha añadido Morera, "fui el último recurso, ya llegada la noche, para no tener que lanzar a la basura ninguna dosis. Yo estaba allí porque me pidieron ayuda para localizar gente prioritaria para la vacunación y considerar que vacunarme era mejor que dejar perder la dosis ". "Además, lo primero que hice, cuando me pidieron ayuda, fue asegurarme de que los colectivos de riesgo de la ciudad, sanitarios, personal sociosanitario, residentes de Santa Lucía, estaban ya vacunados".

 Sin embargo, a la espera de las conclusiones del informe de Salud Pública, el PSOE ha anunciado que "ni desde la ejecutiva ni desde el grupo municipal se tomará de momento ninguna decisión sobre el mantenimiento a su cargo de la concejala Cristina Morera", que, según los socialistas, "especialmente en los meses duros de la pandemia y el frente de dos delegaciones tan sensibles como Sanidad y Bienestar Social, ha desarrollado un trabajo impecable y muy valiosa en momentos cruciales".

Noticias relacionadas

next
x