Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

villar elude la autocrítica y DICE que la EMPRESA reconsideró su oferta por Riesgo económico

El bipartito defiende su gestión y atribuye el retraso de las luces navideñas al pliego del tripartito

18/12/2019 - 

ALICANTE. El retraso en la instalación del alumbrado ornamental de Navidad ha protagonizado parte del pleno ordinario de diciembre en el Ayuntamiento de Alicante, con la comparecencia del edil de Contratación, el popular Manuel Villar, a petición de los grupos de la oposición. La solicitud se ha presentado por urgencia, que ha sido aceptada por el conjunto de la corporación, incluido el bipartito, como había anticipado el alcalde, el popular Luis Barcala. Y lo cierto es que las explicaciones de Villar han sido especialmente exhaustivas, aunque sin contemplar la autocrítica. 

En resumen, para Villar, el retraso en la ejecución de ese contrato ha derivado de dos circunstancias. La primera, las estrecheces que implica el pliego de condiciones heredado de la época del tripartito "que nosotros asumimos", según ha reconocido el edil, sin llegar a explicar por qué no se habría revisado ese pliego para que pudiese incluir nuevas condiciones económicas que generasen una mayor competencia empresarial en 2018, ni en 2019. Y la segunda, el retraso de hasta 21 días por parte de la única empresa que concurrió al concurso (Destellos) a la hora de presentar la documentación requerida para poder firmar el contrato, "porque estaba reconsiderando seriamente su propuesta ante el riesgo económico al que se exponía", ha añadido Villar.  

Por partes, su comparecencia se ha abierto con las intervenciones de los grupos de la oposición. El portavoz del PSPV-PSOE, Paco Sanguino, ha repasado las diferencias entre el contrato de 2018 y el de 2019. En esta línea, ha señalado que la adjudicación de 2018 se produjo en septiembre y que, este año, se ha aprobado en la Junta de Gobierno del 14 de noviembre, con solo 15 días de antelación del inicio de la prestación de 30 de noviembre y que la firma del contrato se produjo el 6 de diciembre. Además, ha recordado que la iluminación todavía no llega a todos los barrios. En esta línea, el líder del PSPV ha reprochado que el bipartito tratase de excusar su responsabilidad con la decisión de apartar al técnico responsable del contrato, y ha inquirido a Villar si va a quitar competencias a la Concejalía de Fiestas, puesto que el nuevo responsable designado para la tramitación del contrato es el jefe de servicio de Contratación.

También ha reprochado que se haya recuperado el disparo de dos mascletaes el 31 de diciembre y el 4 de enero "para compensar al comercio" por el retraso en la instalación del alumbrado, cuando el edil de Fiestas, Manuel Jiménez, había anunciado que se había preferido destinar ese presupuesto al desarrollo de actividades infantiles y a la restauración de la fuente de Luceros. Así, se ha preguntado con qué fondos se van a sufragar ahora los dos disparos pirotécnicos.

En segundo término, el portavoz municipal de Unides Podem EU, Xavier López, ha incidido en que la historia del contrato de iluminación navideña ha sido la historia de "un despropósito, ejemplo de despilfarro y de mala gestión". También ha inquirido a Villar sobre el origen del dinero para sufragar las mascletaes y sobre cuál va a ser el impacto que va a tener ese disparo sobre la fuente de Luceros que se preveía proteger. Además, también ha subrayado que se ha recortado el plazo de prestación del contrato, puesto que las luces no se han instalado y puesto en funcionamiento hasta medio mes después del plazo que se había previsto. En esta línea, ha señalado que el PP persistió en el debate sobre el estado de la ciudad, celebrado este martes, en la petición de que los tres partidos del eje progresista pidiesen perdón por los errores de su etapa de gobierno y ha emplazado ahora a hacer lo propio al bipartito compuesto por PP y Cs por el retraso en la instalación de la iluminación ornamental.

Su homólogo de Compromís, Natxo Bellido, también ha abundado en los mismos argumentos y ha recordado que el PP llegó al gobierno como "salvadores de la Navidad que decían que se había cargado el tripartito" y ahora "nos hemos encontrado con esta realidad" que, en su opinión, ha afectado gravemente a las ventas del comercio local. También ha cuestionado al edil de Cultura, Antonio Manresa (Cs), si le habían consultado sobre la oportunidad de recuperar ahora las mascletaes, frente al riesgo que podría suponer para la fuente de Luceros. Por último, ha instado a Villar a explicar si ha habido algún problema de tramitación en Contratación o el retraso deriva simplemente "de la desidia y la incompetencia del concejal de Fiestas, al que le han retirado la responsabilidad del contrato de 2020". 

El portavoz de Vox, Mario Ortolá, también ha considerado que el problema con la instalación del alumbrado deriva de "la improvisación continua" y de la falta de planificación que se vive en el Ayuntamiento y se ha preguntado si la demora en la presentación de la documentación requerida a la empresa instaladora es motivo suficiente para relevar al técnico responsable del contrato.

Ya durante su intervención, el edil de Contratación, Manuel Villar, ha señalado el oportunismo político de los grupos de la oposición respecto a las críticas sobre el retraso en la puesta en marcha del alumbrado ornamental y se ha referido con ironía al "fervor" por la Navidad que han demostrado ahora cuando en su etapa de gobierno se dedicaron a "esconder" las tradiciones navideñas y denostaron "el consumismo". Según Villar, en este momento los grupos de la oposición "se han demostrado como fervientes defensores del consumismo y han mostrado su preocupación por el hecho de que el retraso de la iluminación haya mermado las ventas del comercio; un cambio de parecer del que, sinceramente, me congratulo". 

Sobre el expediente de contratación en sí mismo, ha señalado que PSPV-PSOE, Unides Podem EU y Compromís no han preguntado sobre los entresijos del pliego del contrato para evaluar si fue el adecuado y se han limitado a preguntar sobre posibles incidencias en los plazos administrativos. Con todo, ha apuntado que "el pliego fue generado por el tripartito y nosotros lo asumimos". Así, ha recordado que a la licitación solo se presentó una única empresa "y habría que analizar por qué ha sido así y por qué esa empresa se replanteó la posibilidad de concurrir al concurso". Así, ha avanzado la necesidad de replantear el pliego en lo sucesivo para hacerlo más atractivo.

En esta línea, ha apuntado que la tramitación interna del contrato se inició en mayo y que la convocatoria se aprobó a finales de julio, con un plazo de publicación de 35 días. Villar ha detallado que en septiembre se produjo la apertura de sobres de las ofertas presentadas y que en octubre se aprobó la clasificación de las ofertas, lo que permitió que se requiriese a la empresa Destellos para que aportase la documentación necesaria para formalizar el contrato. No obstante, pese a los sucesivos requerimientos, la empresa respondió que estaba reconsiderando su oferta ante el riesgo económico que le generaba, aunque no llegó a renunciar a la adjudicación. Así, según Villar, se tuvo que conceder un plazo adicional para que facilitase ese documentación, ya que la alternativa era declarar el concurso desierto, "lo que habría implicado que no se instalase el alumbrado" durante la campaña de Navidad. 

Finalmente, el contrato acabó firmándose el 6 de diciembre, tras esperar 15 días a que pudiesen presentarse algún tipo de recursos, al tratarse de un contrato sujeto a contratación armonizada (en los que rigen ese tipo de plazos). Es decir, que -a la postre- la empresa instaladora, "que tiene todo el derecho del mundo a repensar si está dispuesta a asumir un riesgo económico", tardó 21 días en presentar la documentación necesaria. "Si no se hubiera producido ese retraso, el contrato habría estado firmado el 16 de noviembre y no el 5 de diciembre", ha añadido. Por último, ha señalado que el retraso en la contratación del alumbrado navideño se produjo también durante el mandato del tripartito, en 2017, y que "sin todas esas vicisitudes que hemos sufrido este año, el contrato se firmó entonces el 14 de diciembre", en la etapa en la que Bellido asumía las competencias sobre Contratación.

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha apostillado, además, para cerrar la comparecencia de Villar, que la aprobación del pliego del concurso y su licitación tuvo que retrasarse por recomendación del secretario "al estar el equipo de gobierno en funciones hasta la celebración de elecciones".

Pagos fuera de plazo por 1,8 millones

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado, además, hasta tres expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito en el que se prevé el abono de un total de más de 1,8 millones de euros por facturas derivadas de gastos no presupuestados o arrastradas de ejercicios económicos anteriores. El grueso de ese montante deriva fundamentalmente del pago del exceso de consumo de luz (1,5 millones) registrado en 2017 y 2018. Además, se han abonado otros 334.627 euros en gastos de otro grupo de facturas atrasadas y otros 4.675 euros relacionados con el pago de derramas pendientes correspondientes a comunidades de vecinos por inmuebles a cargo del Patronato de Vivienda. Los tres acuerdos han sido aprobados con distinto equilibrio de votos.

Así, el PSPV-PSOE ha sido la única formación que se ha abstenido frente al pago de los 334.627 euros tras argumentar que el uso del mecanismo del reconocimiento extrajudicial de crédito no debe ser habitual, como remarca el informe del interventor municipal respecto a ese primer lote de facturas. La edil de Hacienda, la popular Lidia López, por su parte, ha apuntado que el pago atrasado deriva en varios casos del retraso en la presentación de las facturas por parte de los proveedores de los servicios contratados. El acuerdo ha contado con el apoyo de PP, Cs, Unides Podem EU, Compromís y Vox.

El reconocimiento extrajudicial de créditos derivado del Patronato de Vivienda se ha aprobado por unanimidad. Y el relacionado con el pago del consumo energético ha quedado aprobado con los votos de PP, Cs y Vox, y la abstención de los 13 ediles de PSPV-PSOE, Unides Podem EU y Compromís. 

El concejal del PSPV-PSOE, Miguel Millana, ha vuelto a reclamar que se afine la planificación presupuestaria para evitar que vuelvan a plantearse expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito. La edil de Hacienda, López, ha subrayado que el expediente ha contado con múltiples informes y aclaraciones, como recoge el dictamen del interventor municipal. 

El pleno del Ayuntamiento de Alicante también ha aprobado la modificación de la tasa por registro, captura, estancia y observación de animales en el centro de recogida municipal que prevé la actualización de la norma tras la modificación de la ordenanza de tenencia de mascotas aprobada en el pleno de noviembre. El acuerdo establece un nuevo precio de 3,75 euros por la inscripción de las mascotas en el registro municipal. 

La propuesta ha contado con el voto a favor de PP, Cs, PSPV-PSOE, Compromís y Vox y el rechazo de Unides Podem EU. Su edil, Vanessa Romero, ha considerado que, por muy bajas que sean, las tasas por registro pueden desalentar la inscripción de animales, lo que podría conllevar problemas sanitarios. El edil del PSPV-PSOE, Miguel Millana, ha resaltado que se trata de una tasa, no un impuesto, y que además la recaudación debe destinare a sufragar la prestación del servicio en el centro de animales. Por su parte, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha incidido en que debería promoverse nuevas campañas de concienciación para que se siga incrementando el registro de animales. La edil de Sanidad, Julia Llopis, ha coincidido en esa consideración y ha confirmado su intención de potenciar esa labor desde los colegios.

Sobre colegios, durante la sesión también se ha aprobado la solicitud de inclusión de la construcción del nuevo Colegio de Educación Especial de El Somni en el Programa Edificant, por el que el ayuntamiento asume las competencias de licitación de las obras que deben ser ejecutadas con fondos de la Generalitat. Dicho centro se encuentra provisionalmente en instalaciones del centro Doctor Esquerdo en la avenida de Dénia y da atención en la actualidad a más de 70 alumnos con diversidad funcional de entre 12 y 21 años, según han informado fuentes municipales a través de un comunicado. El nuevo centro escolar ocupará una parcela cedida por el Ayuntamiento que está situada entre la avenida Isla de Corfu y el PAU 2, de10.659 metros cuadrados. La Conselleria de Educación prevé que el nuevo centro cuente con 12 aulas para dar cabida a 100 puestos escolares, más los programas formativos de cualificación básica. Las 12 aulas deberán contar con 30 metros cuadrados, un recinto de descanso anexo de 20 metros cuadrados y aseo. También se habilitarán otras cuatro aulas para grupos (una por cada módulo o grupo de aulas), según las mismas fuentes.

Durante el debate de la propuesta, el edil de Compromís, Rafa Mas, se ha felicitado del acuerdo, pero ha vuelto a reclamar que se presupueste la construcción de una tercera escuela infantil municipal, como ya hizo este miércoles ante la junta rectora del Patronato de Escuelas Infantiles. La edil del PSPV-PSOE, Trini Amorós, ha pedido mayor celeridad en el futuro en la tramitación de este tipo de peticiones. Y el portavoz de Unides Podem EU, Xavier López, ha solicitado que el proyecto de El Somni, programado en terrenos del PAU 2, sirva para incluir las obras del centro comunitario del barrio.

La edil de Educación, Julia Llopis, ha tirado de ironía y ha señalado que buscaría "los 17 proyectos de nuevos colegios" durante la etapa en la que Compromís ostentó las competencias educativas, para contrarrestar las críticas recibidas por el retraso en la tramitación de los proyectos de construcción o de reformas incluidos en el Plan Edificant. Con todo, tras el debate y el cruce de reproches, la propuesta ha quedado aprobada por unanimidad.

Igualmente, el pleno ha aprobado el Plan Municipal sobre drogodependencia y otros trastornos adictivos para el periodo 2020-2023. Fuentes municipales han precisado que el plan lleva las enseñanzas de este programa a un total de 147 centros escolares, de formación profesional, colegios e institutos de la ciudad. El plan comprende un presupuesto de 140.000 euros, que se suman a las subvenciones que aportan para la realización de determinadas actividades tanto la Generalitat como la Estrategia Nacional sobre Adicciones. 

El acuerdo ha prosperado con los votos del bipartito y Vox (16 votos) y la abstención del PSPV-PSOE, Unides Podem EU y Compromís al considerarlo insuficiente. La edil de Acción Social, Julia Llopis, ha incidido en que el Ayuntamiento ya lleva trabajando desde hace años en cuestiones como la reducción del consumo de alcohol y ha defendido la profesionalidad del programa, aunque pueda seguir mejorándose. 

La sesión ha dado comienzo con tres minutos de silencio en señal de duelo por las 66 mujeres fallecidas a lo largo de 2019 víctimas de la violencia de género. 

Noticias relacionadas

next
x