X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

denuncia ante los juzgados por una operación de 2008

El PPCV denuncia trato de favor del PSPV en el proceso de venta de una parcela sanitaria en Elche

16/11/2018 - 

ELCHE. El Partido Popular de la Comunitat Valenciana ha denunciado ante los juzgados de Elche el proceso de venta de una parcela del Parque Empresarial, donde la empresa Imed construyó un hospital. Y sostiene que detrás de las supuestas anomalías del proceso de venta a esa empresa, la sociedad HospiElche 2008 SL- por parte de la empresa municipal Pimesa -encargada de la gestión del suelo del parque empresarial- puede haber un supuesto trato de favor, pues, según el PP, se le vendió por un precio por debajo del mercado. El PPCV ha pedido a la juez, que ha admitido a trámite la denuncia, que investigue las posibles relaciones entre esa operación y la empresa Hospimar 2000 SL -del mismo grupo que HospiElche2008 SL-, que está acusada en una causa judicial de Benidorm de financiar la campaña de los socialistas de esa ciudad.

La juez ha citado a declarar a miembros del consejo de administración de Pimesa que aprobaron ese proceso de venta, en 2008, cuando el alcalde de Elche era el socialista Alejandro Soler, hoy director general del sociedad estatal Sepes, dependiente del Ministerio de Fomento. Además de Soler se encuentran los ex concejales Emilio Martínez, Alejandro Pérez, Federico Buyolo -número dos del organismo gubernamental Agenda 2030-; Àngels Candela (representante de Compromís) y los técnicos Santiago Ule Garrido y Jorge Llopis. Todos ellos están acusados de supuesta prevaricación y malversación de caudales públicos. En este caso, los representantes del PP, que también estaban en ese consejo, no han sido incluidos en la querella.

¿Cuál es el principal objetivo de la querella?

La querella pone de relieve una serie de actuaciones que el PP considera irregulares. Fundamentalmente, que el ayuntamiento era propietario de un solar en Elche Parque Empresarial que acabó siendo vendido directamente a HospiElche a través de la sociedad pública municipal del suelo, Pimesa, con el fin de levantar el Hospital de Elche, del grupo IMED y que funciona en la actualidad. Para los querellantes, el ayuntamiento debería haber sometido a pública subasta la enajenación del suelo pero lo que hizo fue aportarlo al capital social de Pimesa.

La parcela formaba parte del patrimonio municipal del suelo del ayuntamiento a raíz del 10% de aprovechamiento de suelo que corresponde a todo consistorio en un proceso de reparcelación. En este caso, procedía del 10% de la reparcelación realizada para ampliar el parque empresarial. La teoría del PP es que esa parcela formaba parte del patrimonio municipal del suelo y para su venta debió iniciar un procedimiento de subasta de pública concurrencia. Y lo que hizo el Ayuntamiento de Elche, junto a otras seis parcelas, es aportarla a la empresa Pimesa como pago para la ampliación de capital social de la mercantil. Aún así, el PP sostiene que Pimesa no podía venderla directamente, como hace en todas sus operaciones, sino que ese suelo mantenía la condición de patrimonio municipal del suelo y por tanto debía subastarse.

Los populares sostienen en su querella que los denunciado "urdieron una estrategia mediante la que, en claro fraude de ley, consiguieron que se enajenase a un tercero (HospiElche) un bien de titularidad municipal sin que se aplicasen los controles administrativos impuestos por la legislación". Es decir, que a juicio del PP, esa parcela no podía pasar a manos de Pimesa y que Pimesa tampoco podía vender ese suelo porque debía hacerlo con las condiciones que exige el patrimonio municipal del suelo.

Sospechas en la oferta

Según narra la querella, el proceso mediante el cual HospiElche adquirió la propiedad de la parcela se inició mediante una oferta formulada por esta mercantil a Pimesa el 16 de octubre de 2008". "Ya este primer acontecimiento resulta del todo inusual". A su juicio, porque la firma sanitariA formuló la oferta a Pimesa, pese a que quien era titular de la parcela a la que la oferta se refería era el Ayuntamiento de Elche, y no Pimesa. "¿Cómo podía HospiElche saber que dicha parcela sería objeto de transmisión por parte del Ayuntamiento de Elche a Pimesa?", se pregunta el PP, quien sostiene que "había una estrategia definida para que esa parcela pasara del consistorio a Pimesa con el fin de eludir la normativa de la subasta". 

Desde ese momento, añade la denuncia, el consejo de administración debatió la propuesta; aceptó la propuesta de HospiElche y posteriormente, el Ayuntamiento de Elche inició el proceso para transferir, entre otras, esa parcela en cuestión. El PP insiste en que la transferencia de la parcela, al ser patrimonio municipal del suelo, quedaba vinculada las obligaciones impuestas por la legislación urbanística. "Esta transmisión, además de suponer un claro fraude de ley dado que trata de evitar la tramitación de un procedimiento administrativo (transmitiendo primero el bien desde el Ayuntamiento de Elche a una sociedad mercantil), también supuso la infracción de la normativa urbanística valenciana que impone que concurran una serie de circunstancias cuando se vende Patrimonio Público de Suelo. Lo dispuesto en la normativa urbanística valenciana sí resultaba de aplicación a Pimesa", matiza el documento presentado ante el juzgado. 

El precio de la parcela

Además de las dudas que el PP plantea en cuanto a la transmisión de la parcela, está el precio del suelo, que a juicio de los denunciantes, estuvo por debajo del mercado. Explica la querella que el precio de venta se fijó por parte del Consejo de Administración en la sesión celebrada el 2 de diciembre de 2008, con base en un estudio realizado por Pimesa. Este estudio detalla el precio de venta de una serie de parcelas, con precios que oscilan entre los 200 euros por metro cuadrado a los 300 euros el metro cuadrado. Sostiene que el PP que "resulta tremendamente llamativo que dicho estudio atribuyó a la parcela sanitaria un precio de 200 euros el metro cuadrado (esto es, el precio más bajo dentro del referido rango). Sorprende, por otra parte, que el precio fijado para la parcela contigua sea de 300 euros el metro cuadrado (el precio más alto del rango), cuando esta parcela es colindante a la 72.1A, procediendo ambas de la originaria parcela 72.1, que era de titularidad municipal", insisten los populares.

Además, los denunciantes reiteran que "la parcela enajenada a HospiElche cuenta con una de las mejores ubicaciones del polígono en el que se encuentra". "Existen indicios suficientes para investigar si el precio al que Pimesa enajenó la parcela a favor de HospiElche se corresponde con el precio de mercado o éste es más bajo", se pregunta el PP.

Financiación irregular del PSPV

Por último, el PP sostiene que hay relación entre esta operación y la posible financiación irregular del PSPV, por la aparición de la empresa matriz de HospiElche, Hospimar, dentro de la causa que se investiga en un juzgado de Benidorm por el pago de una factura de la campaña de los socialistas de esa ciudad. "Pues bien, la presente querella se enmarca como parte de este segundo conjunto de hechos presuntamente delictivos que no estarían prescritos, a pesar de que lo aquí narrado sí se vincularía con la financiación irregular de formaciones políticas", concluye la denuncia del PPCV.

Noticias relacionadas

next