Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

se vota este martes 

Compromís impugnará la moción de Agres: considera al futuro alcalde "no adscrito y tendrá beneficios políticos"

11/01/2021 - 

ALCOY. Mañana martes 12 de enero se vota en el Ayuntamiento de Agres la segunda moción de censura que se da en la provincia de Alicante. En la primera, dos ediles no adscritos se aliaron con el PP y le arrebataron la Alcaldía al PSOE. Esta vez, tres ediles del PP y uno que se presentó con las siglas del PSPV formalizaron el pasado 24 de diciembre un voto de censura para relevar al alcalde, esta vez, de Compromís, Josep Manuel Francés. Además de los reproches políticos, que se han generado en las últimas semanas, los valencianistas sostienen que el voto de censura puede ser nulo y para ello han presentado un recurso contencioso-administrativo contra el relevo en la Alcaldía.

El recurso se basa en que el futuro alcalde, Rafael Sanjuan Fernández, elegido bajo la candidatura del PSPV, tiene la condición de no adscrito. Según ese recurso, Sanjuan se dio de baja en el PSPV el 23 de diciembre, una día antes de presentar el voto de censura, y posteriormente, la organización socialista, la dirección del PSPV, lo expulsó del grupo municipal, en concreto, el pasado 4 de enero. “Que se tenga por acreditada la baja del edil Rafael Sanjuan Fernández del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con el consecuente traslado al Pleno de la condición de no adscrito del referido edil", refleja el escrito remitido al registro del Ayuntamiento de Agres.

Por tanto, Compromís, y el PSPV, consideran Sanjuan Fernández tiene la consideración de edil no adscrito y, según su interpretación de los hechos, su voto en la moción de censura quedaría invalidado. Es decir, se necesitarían 5 votos, en vez de cuatro, para posibilidad el cambio de alcalde.

Y como segundo argumento, los valencianistas sostienen que el hecho de que Sanjuan asuma la Alcaldía supone mejorar sus derechos políticos respecto a su grupo de procedencia. "Los derechos económicos y políticos de los miembros no adscritos no podrán ser superiores a los que les hubiesen correspondido de permanecer en el grupo de procedencia, y se ejercerán en la forma que determine el reglamento orgánico de cada corporación", refleja el artículo 73 de la Ley de Bases de Régimen Local que esgrime Compromís.

Por ello, según el partido que ahora ostenta la Alcaldía, se dan dos impedimentos legales que harían nula la moción de censura: la condición de no adscrito de Sanjuan Fernández, lo que invalidaría la suma de los votos necesarios, y el hecho de que el concejal que asume la Alcaldía, Sanjuan Fernández, mejora su condición al pasar de concejal a alcalde después de haber abandonado el grupo político por el que se presentó.

Por todo ello, Compromís pide que se paralice la tramitación de la moción de censura hasta que los juzgados diriman los argumentos expuestos en el recurso-contencioso administrativo contra el acuerdo suscrito y registrado por los tres ediles del PP y el no adscrito -procedente del PSPV. Hay que recordar que la secretaria de la corporación validó el acuerdo el día 24 de diciembre. La expulsión de Sanjuan se registró el 4 de enero.

Noticias relacionadas

next
x